Bre­ve his­to­ria del Ar­ca­de

Clarin - Spot - - Vida Digital -

Hu­bo un tiem­po en los años ‘80 en que los sa­lo­nes de vi­deo­jue­gos de la ciu­dad de Bue­nos Ai­res so­lían es­tar en te­rre­nos del fe­rro­ca­rril, por una res­tric­ción le­gal que los prohi­bía en el dis­tri­to. En los ‘90 pro­li­fe­ra­ron y apa­re­cie­ron gran­des lo­ca­les ilu­mi­na­dos con neón y cien­tos de me­lo­días 8bit su­per­pues­tas.en la cos­ta atlán­ti­ca el en­tre­te­ni­mien­to in­fan­til fa­vo­ri­to cuan­do caía el sol era per­fec­cio­nar ha­bi­li­da­des ju­gan­do o mi­rar a los ex­per­tos. Du­ran­te ca­si 20 años el rei­na­do de los arcades fue in­dispu­table. Las compu­tado­ras per­so­na­les to­da­vía no te­nían la po­ten­cia pa­ra pro­po­ner un en­tre­te­ni­mien­to si­mi­lar a ni­vel grá­fi­co. Con la lle­ga­da de las con­so­las ho­ga­re­ñas y las PCS de grá­fi­cos avan­za­dos y jue­gos en red, los sa­lo­nes de en­tre­te­ni­mien­to fue­ron per­dien­do te­rreno has­ta des­apa­re­cer. Ya no era ne­go­cio com­prar los nue­vos jue­gos que sa­lían en Es­ta­dos Uni­dos, que ca­da vez eran me­nos.

So­lo en Ja­pón si­guen sien­do un éxi­to, en don­de se fa­bri­can nue­vas má­qui­nas con nue­vas tec­no­lo­gías ca­da año: allá los sa­lo­nes de vi­deo­jue­gos tie­nen 8 pi­sos, es la ca­pi­tal mun­dial del Ar­ca­de. Mien­tras tan­to en Ar­gen­ti­na que­da­ron los jue­gos de en­ton­ces, que em­pe­za­ron a ser bus­ca­dos por co­lec­cio­nis­tas y hobbys­tas ama­teur, y res­tau­ra­dos a nue­vo. Hoy tie­nen una se­gun­da opor­tu­ni­dad pa­ra re­en­con­trar­se con sus ju­ga­do­res ori­gi­na­les y con los nue­vos que se atre­ven al desafío. Ga­me not over.

Lo­go. El clá­si­co Pac­man, la ins­pi­ra­ción es­té­ti­ca de un vie­jo anun­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.