Una pa­sión a los 10 años

Clarin - Spot - - Raros Oficios -

A los 10 años des­cu­brió su in­te­rés por la mi­to­lo­gía grie­ga, a los 13 em­pe­zó a co­lec­cio­nar mo­ne­das -des­lum­bra­do por las orien­ta­les mo­der­nas- y a los 15 ya te­nía sus pri­me­ras pie­zas an­ti­guas. En cin­co años, Pa­tri­cio Demucho Suá­rez re­co­rrió un fruc­tí­fe­ro ca­mino que lo po­si­cio­nó rá­pi­do en el mun­do nu­mis­má­ti­co, pri­me­ro co­mo co­lec­cio­nis­ta y -lue­go- co­mo co­mer­cian­te.

Sí, por­que a di­fe­ren­cia de los otros en­tre­vis­ta­dos, es­te ex pro­fe­sor de his­to­ria de es­cue­la se­cun­da­ria vi­ve de la com­pra-ven­ta de mo­ne­das, tan­to an­ti­guas co­mo mo­der­nas. Y con só­lo 28 años, ar­ma ca­da do­min­go por la ma­ña­na (des­de ha­ce 10 años) su pues­to en la Fe­ria del Om­bú en Par­que Ri­va­da­via. “Me ini­cié en es­to guia­do por Car­los Cos­ta y Cris­tian Ca­mino, quie­nes me in­cen­ti­va­ron y die­ron ma­te­rial de lectura pa­ra po­der me­ter­me en lo ar­queo­ló­gi­co”, agre­ga so­bre es­te pun­to de reunión obli­ga­to­rio.

Demucho Suá­rez ex­trae de una gran ca­ja fuer­te va­rias de las pie­zas que ex­hi­bi­rá pa­ra es­ta no­ta. Las ana­li­za y ob­ser­va con or­gu­llo y emo­ción, pe­ro ¿có­mo ha­rá pa­ra se­pa­rar su la­do co­lec­cio­nis­ta de la ve­ta co­mer­cial? Pa­ra él fue di­fí­cil en­con­trar el pun­to jus­to en­tre lo que ven­de y lo que con­ser­va con res­pec­to a pie­zas an­ti­guas. “Lo que gas­to es va­ria­do. Pe­ro con es­tas pie­zas an­ti­guas me con­sien­to mu­cho”.

-¿Cuán­to hay que in­ver­tir pa­ra com­prar mo­ne­das an­ti­guas?

-El ran­go de pre­cios es enor­me y no só­lo pa­ra mi­llo­na­rios, es ac­ce­si­ble. Ob­vio que hay pie­zas que ja­más ten­dré, pe­ro tam­bién po­dés com­prar­te unas bue­nas mo­ne­das por lo que cues­ta, por ejem­plo, un par de za­pa­ti­llas.

-¿Có­mo con­vie­ne em­pe­zar a es­tu­diar numismática an­ti­gua?

-Es di­fí­cil, es un mun­do inaca­ba­ble con tan­tos si­glos de acu­ña­cio­nes. Hay pie­zas más sen­ci­llas, que es­tán en la­tin o grie­go, pe­ro cuan­do pa­sa­mos a mo­ne­das orien­ta­les, se com­pli­ca más. Si uno di­ce “me voy a pre­pa­rar an­tes de em­pe­zar”, no lo ha­rá nun­ca. Hu­bo aca­dé­mi­cos que de­di­ca­ron su vi­da al es­tu­dio de un rei­na­do o ceca (el lu­gar de acu­ña­ción) es­pe­cí­fi­co.

-¿En qué te es­pe­cia­li­zás?

-Por años, en las is­lá­mi­cas, pe­ro des­de 2016, cuan­do hi­ce el cur­so de Sal­ga­do (es­pe­cia­li­za­do en mo­ne­da grie­ga), me me­tí con el pe­río­do he­lé­ni­co, so­bre to­do el ar­cai­co, en don­de se di­fi­cul­ta más po­der en­con­trar pie­zas.

-¿Cual­quie­ra pue­de me­ter­se en es­to en forma pro­fe­sio­nal?

-No, hay que es­tu­diar mu­cho, leer, ac­ce­der a gru­pos de dis­cu­sión. Son po­cos los que sa­ben de es­to. Ade­más, a ni­vel ins­ti­tu­cio­nal lo­cal, no hay mu­cho in­te­rés con la numismática an­ti­gua.

¿Un ca­so? La co­lec­ción de mo­ne­das an­ti­guas del Mu­seo His­tó­ri­co Na­cio­nal es­tá guar­da­da en un só­tano y ve­da­da al pú­bli­co, sea no­va­to o es­pe­cia­li­za­do.

Los dos la­dos del mos­tra­dor. Pa­tri­cio em­pe­zó des­de muy chi­co, y hoy, ade­más, la numismática es su me­dio de vi­da.

JUAN MA­NUEL FOGLIA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.