Las ce­le­bri­ties que tie­nen su pro­pio se­llo

Tie­nen sus mar­cas de “beauty” Rhian­na, Gwy­neth Pal­trow y An­drea Fri­ge­rio. Ne­go­cios y fa­ma.

Clarin - Spot - - Emprendedoras - Da­nie­la Gutierrez dgu­tie­rrez@cla­rin.com

Apro­ve­char la fa­ma y la ex­po­si­ción pa­ra ge­ne­rar in­gre­sos no es un re­cur­so nue­vo. En al­gu­nos ca­sos, las mar­cas ya es­ta­ble­ci­das bus­can mo­de­los, can­tan­tes o ac­tri­ces pa­ra crear una co­lec­ción cáp­su­la que lle­ve su im­pron­ta. Pe­ro al­gu­nas fa­mo­sas van por más y de­ci­den arries­gar­se y crear sus pro­pias mar­cas. El ru­bro de la be­lle­za es uno de los más ele­gi­dos a la ho­ra de ha­cer ne­go­cios.

¿Y quié­nes me­jor que ellas, que co­no­cen a la per­fec­ción las vir­tu­des de es­te ti­po de pro­duc­tos? Tie­nen ex­pe­rien­cia y vi­ven ma­qui­lla­das pa­ra man­te­ner su ima­gen bien cui­da­da, a lo que se su­ma que cuentan con la ayu­da de las re­des so­cia­les, que las acer­can a un pú­bli­co de­ter­mi­na­do pa­ra que el pro­yec­to re­sul­te exi­to­so.

Es­te mo­de­lo de ne­go­cio, bau­ti­za­do emer­gent brands (mar­cas emer­gen­tes), se ca­rac­te­ri­za por te­ner me­nos de cin­co años en el mer­ca­do, tie­ne una dis­tri­bu­ción muy pe­que­ña y, en su ma­yo­ría, re­sul­ta ser más po­ten­te en la ven­ta on­li­ne que en la dis­tri­bu­ción fí­si­ca.

La can­tan­te Rihan­na es un cla­ro ejem­plo y una de las úl­ti­mas en arri­var al ne­go­cio de la lí­nea beauty pro­pia con su mar­ca Fenty. Pre­via­men­te ha­bía lan­za­do una co­lec­ción de la­bia­les pa­ra la gi­gan­te de los cos­mé­ti­cos MAC, con éxi­to ro­tun­do. La es­tre­lla pop eli­gió in­cur­sio­nar en el mun­do de los cos­mé­ti­cos bus­can­do ven­der pro­duc­tos que fun­cio­nen pa­ra to­dos los ti­pos y co­lo­res de piel.

La lis­ta de es­tre­llas in­ter­na­cio­na­les es muy ex­ten­sa: Gwy­neth Pal­trow y su lí­nea de be­lle­za or­gá­ni­ca y a ba­se de plan­tas. Las me­diá­ti­cas Kar­das­hian y su her­ma­na me­nor Ky­lie Jen­ner, que con 20 años y gra­cias a su co­lec­ción de pro­duc­tos de ma­qui­lla­je, se con­vir­tió en la mi­llo­na­ria más jo­ven de los Es­ta­dos Uni­dos, se­gún la revista For­bes.

Las ar­gen­ti­nas, en cam­bio, pre­fie­ren apos­tar al ru­bro de la mo­da. La Chi­na Suá­rez, Ve­ró­ni­ca Lo­zano, Zai­ra Na­ra y Do­lo­res Ba­rrei­ro sir­ven co­mo ejem­plo.

To­das cuentan con mar­ca pro­pia de in­du­men­ta­ria. “Las fa­mo­sas ar­gen­ti­nas se abo­can mu­cho más a sa­car su pro­pia lí­nea de ro­pa que de ma­qui­lla­je, por­que las mu­je­res de nues­tro país no se ma­qui­llan tan­to co­mo las ame­ri­ca­nas o las cen­troa­me­ri­ca­nas. Com­pran mu­cha más ro­pa que ma­ke up. Por eso el mer­ca­do tex­til es más ren­ta­ble en la Ar­gen­ti­na”, ex­pli­ca Ro­na Suk, ase­so­ra de ima­gen y di­rec­to­ra de la Aca­de­mia Ase­so­res. “Por otro la­do, la in­dus­tria de in­du­men­ta­ria es­tá mu­cho más desa­rro­lla­da que la cos­mé­ti­ca. Es­to ha­ce que sea mu­cho más fá­cil y pro­ve­cho­so di­se­ñar ro­pa que pro­du­cir una lí­nea de be­lle­za”, agre­ga.

Sin em­bar­go, la mo­de­lo, ac­triz y aho­ra em­pren­de­do­ra An­drea Fri­ge­rio, se di­fe­ren­cia del res­to. Fun­dó ha­ce años Ro­ses are Ro­ses, su em­pre­sa de fra­gan­cias, ve­las y ja­bo­nes. Su fir­ma ya cuen­ta con más de cin­co lo­ca­les en Bue­nos Ai­res y el in­te­rior del país, y has­ta se ani­mó a di­se­ñar una fragancia ex­clu­si­va pa­ra la rei­na Má­xi­ma Zo­rre­guie­ta.

Fa­mo­sas y em­pren­de­do­ras que apues­tan al ru­bro fe­me­nino.

Fri­ge­rio. Su lí­nea es la fa­vo­ri­ta del seg­men­to al­to de con­su­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.