Rob­bie Williams fue de nue­vo pa­pá

El can­tan­te y su es­po­sa Ay­da anun­cia­ron la lle­ga­da de Co­let­te. Fue a tra­vés del mé­to­do de su­bro­ga­ción de vien­tre.

Clarin - Spot - - Spot | Telones Y Pantallas -

no­viem­bre can­ta­rá en Bue­nos Ai­res -en el Club Ciu­dad, en el Per­so­nal Fest, el sá­ba­do 10-. Pa­ra ese en­ton­ces ya es­ta­rá más adap­ta­do a la idea de una fa­mi­lia nu­me­ro­sa.

Rob­bie Williams y Ay­da Field anun­cia­ron que fue­ron padres -vía mé­to­do de ges­ta­ción su­bro­ga­da- y así se con­vir­tie­ron en un fa­mi­lión, ya que la lle­ga­da de Co­let­te Jo­sep­hi­ne Williams los con­vier­te en padres por ter­ce­ra vez.

La no­ti­cia sor­pren­dió a los me­dios e in­clu­so a mu­chos fans, ya que no te­nían co­no­ci­mien­to de que Rob­bie, de 44 años, ha­bía op­ta­do por esa for­ma de pa­ter­ni­dad (pro­ce­di­mien­to mal lla­ma­do “vien­tre de al­qui­ler”).

“Ha si­do un ca­mino muy lar­go y di­fí­cil pa­ra lle­gar aquí y por eso lo he­mos man­te­ni­do en se­cre­to. La fa­mi­lia vie­ne en to­das sus for­mas, y es­ta pe­que­ña da­ma, que es bio­ló­gi­ca­men­te nuestra, fue ges­ta­da por una in­creí­ble ma­dre sus­ti­tu­ta, a quien es­ta­re­mos eter­na­men­te agra­de­ci­dos”, es­cri­bió Ay­da.

“Es­ta­mos en­can­ta­dos de te­ner a es­ta her­mo­sa be­bé en nues­tras vi­das y agra­de­ci­dos de vi­vir en un mun­do que ha­ce es­to po­si­ble. Al igual que con Teddy y Char­lie, pe­di­mos que se res­pe­te la pri­va­ci­dad de Co­co y se nos per­mi­ta cre­cer en nues­tro nue­vo equi­po de 5. #Team­wi­lliams”, fi­na­li­za el tex­to.

La fa­mi­lia no di­fun­dió ni la fe­cha ni el lu­gar de na­ci­mien­to de la pe­que­ña Co­let­te Jo­sep­hi­ne, pe­ro ya de­jó en cla­ro que el apo­do es Co­co.

La tris­te­za pa­re­ce ha­ber que­da­do atrás pa­ra Rob­bie: en ju­nio ha­bía heen cho una dra­má­ti­ca con­fe­sión. “Creo pa­de­cer una en­fer­me­dad que me di­fi­cul­ta las ha­bi­li­da­des so­cia­les”, ad­mi­tió el can­tan­te.

Williams re­ve­ló en una en­tre­vis­ta en Ra­dio 2, de la ca­de­na pú­bli­ca BBC, que “hay al­go” que le fal­ta y que “es un tra­ba­jo real­men­te du­ro” es­tar en su ca­be­za. “Me pa­re­ce que su­fro el sín­dro­me de As­per­ger. Pue­de que ten­ga As­per­ger o au­tis­mo. No sé en qué es­pec­tro me en­cuen­tro, pe­ro sé que es al­guno de los dos”, de­cla­ró, al tiem­po que apun­tó que tie­ne “una in­tere­san­te com­pul­sión, adic­ción, en­fer­me­dad men­tal”.

En 2014 un vi­deo de Rob­bie “re­ven­tó” las re­des so­cia­les: en él, el can­tan­te in­ten­ta­ba en­tre­te­ner a su mu­jer en el par­to bai­lan­do una can­ción su­ya. Mien­tras su es­po­sa se re­tor­cía por las con­trac­cio­nes, el ex Ta­ke That se pu­so a can­tar y a bai­lar. Y lo com­par­tió en las re­des so­cia­les . Las crí­ti­cas fue­ron de­mo­le­do­ras.

Una bue­na pa­ra Rob­bie.

Alegría. Des­pués del pro­ble­ma de sa­lud, la no­ti­cia le cam­bió la vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.