Po­lí­ti­ca­men­te in­co­rrec­to

El cantautor as­tu­riano habla de su nue­vo ál­bum , “Vio­lé­ti­ca”, ins­pi­ra­do en la chi­le­na Violeta Pa­rra.

Clarin - Spot - - Música - Juan To­más Er­bi­ti jter­bi­ti@cla­rin.com

Hay ar­tis­tas que na­cie­ron pa­ra ser in­de­pen­dien­tes. Por in­co­rrec­ción política, por no se­guir los es­tán­da­res que pro­po­ne la in­dus­tria mains­tream o por me­ra con­vic­ción. Na­cho Ve­gas (43) es uno de ellos. Re­cién ate­rri­za­do de Mé­xi­co, el cantautor es­pa­ñol de folk-rock pa­só por Ar­gen­ti­na pa­ra pro­mo­cio­nar Vio­lé­ti­ca, su nue­vo dis­co que pla­nea pre­sen­tar en oc­tu­bre en Bue­nos Aires.

No es la pri­me­ra vez que Ve­gas ate­rri­za en sue­lo por­te­ño: ha ve­ni­do en cin­co oca­sio­nes des­de 2007. La úl­ti­ma vez se pre­sen­tó en la Ciu­dad Cul­tu­ral Ko­nex, en 2016. A es­ta al­tu­ra, el as­tu­riano po­dría pa­sar por un la­tino- ame­ri­cano más. De he­cho, el tí­tu­lo de es­te sép­ti­mo ál­bum so­lis­ta -tie­ne cer­ca de otros diez edi­ta­dos en­tre Man­ta Ray y Eli­mi­na­tor Jr., las dos ban­das que in­te­gró- es un gui­ño a Violeta Pa­rra y a la téc­ni­ca de con­ver­tir to­das las pa­la­bras en es­drú­ju­las, que la can­tau­to­ra chi­le­na apli­có en la can­ción Ma­zúr­qui­ca Mo­dér­ni­ca.

“El tí­tu­lo no iba a ser ése, pe­ro lo ter­mi­né de­jan­do por­que es un ho­me­na­je a al­go que me gus­ta de ella: có­mo ma­ne­ja­ba el idio­ma es­pa­ñol”.

Está cla­ro que Ve­gas es un ad­mi­ra­dor de poe­tas can­tau­to­res que, co­mo Pa­rra –o Bob Dy­lan, otra de sus cla­ras in­fluen­cias-, res­ca­ta­ron rit­mos tra­di­cio­na­les de su tie­rra y los ag­gior­na­ron a su épo­ca. El dis­co tie­ne un po­co de eso: las can­cio­nes mi­ran al folk por un la­do y al rock por otro; y las le­tras com­bi­nan lo ín­ti­mo con una di­men­sión más so­cial. -¿Y sen­tís que es­tás res­ca­tan­do al­go de la tra­di­ción de la mú­si­ca es­pa­ño­la?

-Hay una mi­ra­da al fol­clo­re as­tu­riano. Di­ga­mos que hay dos can­cio­nes: una que abre el dis­co (El co­ra­zón he­la­do) y la an­te­rior a la que cie­rra, que es Ai­da, que habla de Ai­da La­fuen­te, una gue­rri­lle­ra as­tu­ria­na que a los 16 años se unió a la re­vo­lu­ción mi­ne­ra de oc­tu­bre del '34 y la ase­si­na­ron los fas­cis­tas. Es un ícono re­vo­lu­cio­na­rio y de em­po­de­ra­mien­to fe­mi­nis­ta.

-¿Có­mo des­cri­bi­rías a la es­ce­na ac­tual de rock es­pa­ñol y dón­de te ubi­ca­rías vos en ese mar­co? -No sé. Yo soy un au­tor de can­cio­nes. Ven­go de la es­ce­na in­die, que se fra­guó un po­co en los '90 en Es­pa­ña. Hoy es muy di­fí­cil ubi­car a los ar­tis­tas, por­que aho­ra el in­die es un gé­ne­ro en sí mismo, un gé­ne­ro al­go va­cío de con­te­ni­do, más es­te­ti­cis­ta que otra co­sa.

-Te ubi­cas en la es­ce­na in­die, y has­ta te­nés tu pro­pio se­llo. ¿Có­mo te de­fi­ni­rías den­tro de la in­dus­tria? -Bueno, la pa­la­bra in­dus­tria no me gus­ta­del to­do, por­que mu­chas ve­ces ha­blan de la in­dus­tria co­mo si no­so­tros for­má­ra­mos par­te de ella. Y no es así. Yo y la gen­te que tra­ba­ja con­mi­go sen­ti­mos que so­mos tra­ba­ja­do­res de esa in­dus­tria, pe­ro no so­mos tra­ba­ja­do­res asa­la­ria­dos, por suer­te. Te­ne­mos es­te gra­do de au­to­ges­tión. Me veo más co­mo un tra­ba­ja­dor de la can­ción.

- ¿Creés en la mú­si­ca co­mo una he­rra­mien­ta trans­for­ma­do­ra?

-Es una pre­gun­ta que me ha­go mu­chas ve­ces. En prin­ci­pio, no creo en el po­der trans­for­ma­dor de la mú­si­ca. Por­que las trans­for­ma­cio­nes vie­nen de la mano de las lu­chas co­lec­ti­vas, co­mo hoy en día, el fe­mi­nis­mo. Creo que la mú­si­ca pue­de acom­pa­ñar esos procesos so­cia­les y ayu­dar a vi­si­bi­li­zar­los.

JUAN FOGLIA

Ve­gas. “No creo en el po­der trans­for­ma­dor de la mú­si­ca”, desafía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.