Una ini­cia­ti­va con sa­bor por­te­ño

El con­tra­ba­jis­ta cuen­ta de qué tra­ta la co­lec­ción di­ri­gi­da por Pau­li­na Fain, que se lan­za es­te fin de se­ma­na en el CCK.

Clarin - Spot - - Música -

“La es­ce­na del tan­go evi­den­cia un per­ma­nen­te cre­ci­mien­to, de­ci­si­vo pa­ra man­te­ner­lo vi­vo y ale­jar­lo de la po­si­bi­li­dad de que se con­vier­ta en una pie­za de mu­seo”, re­fle­xio­na el con­tra­ba­jis­ta Ignacio Var­chausky, fun­da­dor de El Arran­que y de la Or­ques­ta Es­cue­la de Tan­go Emi­lio Bal­car­ce.

El mú­si­co for­ma par­te del pro­yec­to Método Tan­go, di­ri­gi­do por la flau­tis­ta y do­cen­te Pau­li­na Fain, que se­rá pre­sen­ta­do hoy y mañana en el CCK. “Es­ta ini­cia­ti­va tie­ne un po­der trans­for­ma­dor pa­ra el tan­go”, afir­ma.

Con pro­duc­ción de Tan­go Sin Fin y di­rec­ción de Fain, se aca­ba de edi­tar una co­lec­ción de seis mé­to­dos (flau­ta, con­tra­ba­jo, piano, vio­lín, ban­do­neón y gui­ta­rra) de­di­ca­dos al gé­ne­ro, en los que se desa­rro­lla de for­ma me­to­do­ló­gi­ca y di­dác­ti­ca el len­gua­je del tan­go. Un lan­za­mien­to que va acom­pa­ña­do de un con­cier­to de sex­te­to, co­mo cie­rre de dos jor­na­das de cla­ses ma­gis­tra­les.

El mú­si­co con­si­de­ra que el ma­yor in­te­rés por el tan­go tie­ne un com­po­nen­te ge­ne­ra­cio­nal. “Una ge­ne­ra­ción tien­de a re­cha­zar a la an­te­rior, y a res­ca­tar la an­te­rior de la an­te­rior", ex­pli­ca. Y si­gue: "Siem­pre son los nie­tos los que rescatan la fi­gu­ra del abue­lo. A los jó­ve­nes de los '90 nos to­có res­ca­tar par­te del le­ga­do cul­tu­ral de los años '40 y '50. Por otra par­te, la cri­sis de 2001 nos obli­gó a mi­rar ha­cia den­tro. Inevi­ta­ble­men­te el tan­go va de la mano con la idea de identidad en es­ta ciu­dad, y la idea de identidad vie­ne acom­pa­ña­da por la memoria cul­tu­ral”, se­ña­la el ar­tis­ta.

Y agre­ga: “El Método de Tan­go se tra­ta de una co­lec­ción que es, esen­cial­men­te, la vi­sión de Fain, que co­men­zó con su pro­pio método de flau­ta, en el que lo­gró plas­mar una cier­ta me­to­do­lo­gía que se fue am­plian­do con los cri­te­rios que tra­ji­mos los diferentes au­to­res. Siem­pre, a par­tir de un tra­ba­jo de in­ves­ti­ga­ción se­rio y amo­ro­so”.

-¿La idea del con­ser­va­to­rio no le qui­ta al­go de esen­cia del tan­go?

-No, en ab­so­lu­to. To­me­mos co­mo ejem­plo el jazz, que es una mú­si­ca po­pu­lar ela­bo­ra­da, y con sistemas de co­di­fi­ca­ción que ya te­nía en los años '40. La ex­pe­rien­cia de los con­ser­va­to­rios en los Es­ta­dos Uni­dos mues­tra que se han desa­rro­lla­do diferentes me­to­do­lo­gías de en­se­ñan­za que mul­ti­pli­ca­ron el in­te­rés y las po­si­bi­li­da­des a alum­nos de todo el mun­do pa­ra acer­car­se al gé­ne­ro, y que sin esas he­rra­mien­tas só­lo es po­si­ble a ni­vel local. El método está pen­san­do de ma­ne­ra prác­ti­ca. Es de­cir, que per­mi­ta a mú­si­cos de cual­quier lu­gar del mun­do apren­der a tocar tan­go.

-¿Có­mo pen­sas­te la rea­li­za­ción del tu­yo, en par­ti­cu­lar?

-Soy un profundo aman­te de es­ta mú­si­ca. Si me pre­gun­tás por nom­bres en los que abre­vé, ten­go que ha­blar de Ki­cho Díaz, fi­gu­ra central y gran de­cano del con­tra­ba­jo mo­derno en el tan­go. De Fernando Ca­bar­cos y de su hi­jo, Ho­ra­cio, que es mi má­xi­mo re­fe­ren­te. De Ra­fael del Bagno y de otros me­nos co­no­ci­dos co­mo Do­min­go Ca­pu­rro y Alfredo Scia­rre­ta, hé­roes anó­ni­mos del ins­tru­men­to. El método es tam­bién una his­to­ria de 100 años de con­tra­ba­jo en el tan­go, que se es­tán cum­plien­do aho­ra, con Leo­pol­do Thom­pson, pio­ne­ro del ins­tru­men­to en el gé­ne­ro. Es un tra­ba­jo que me de­man­dó ca­si diez años, y el cri­te­rio fue el de ha­cer un método prác­ti­co.

-¿Es di­fe­ren­te la función del con­tra­ba­jo res­pec­to de otros gé­ne­ros?

-A di­fe­ren­cia de otros gé­ne­ros en don­de tie­ne un pa­pel ar­mó­ni­co, en el tan­go el con­tra­ba­jo es el líder rít­mi­co jun­to con el piano por­que, sal­vo ra­ras ex­cep­cio­nes, no hay ba­te­ría ni per­cu­sión.

Var­chausky ade­lan­ta que Tan­go Sin Fin do­na­rá 50 co­lec­cio­nes a diferentes con­ser­va­to­rios de la Argentina, y des­ta­có la la­bor edi­to­ra de Fain. “Fue el alma ma­ter de es­ta ini­cia­ti­va. Su fi­gu­ra es central pa­ra no perder el nor­te en tér­mi­nos de prac­ti­ci­dad y cla­ri­dad”, di­ce.

En cuan­to al con­cier­to del do­min­go, ade­lan­te que se desa­rro­lla­rá en diferentes for­ma­tos: dúos, tríos y sex­te­to. “Ha­brá cru­ces, te­mas ori­gi­na­les tocados en dis­tin­tas for­ma­cio­nes, re­pre­sen­ta­ti­vas del tra­ba­jo que se hi­zo”, con­clu­ye.w

BAR­BA­RA LANATA

Var­chausky. Tan­gue­ro di­dác­ti­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.