Una asam­blea cla­ve del pon­ti­fi­ca­do de Fran­cis­co

Las de­li­be­ra­cio­nes que se ini­cia­ron es­ta se­ma­na en el Va­ti­cano des­per­ta­ron una gran ex­pec­ta­ti­va por los ai­res re­no­va­do­res del ac­tual pon­ti­fi­ca­do. La co­mu­nión a los di­vor­cia­dos es el te­ma más sen­si­ble.

Clarin - Valores Religiosos - - News - Ma­ría Mon­te­ro Es­pe­cial pa­ra Cla­rín

Nun­ca un Sí­no­do de obis­pos pro­vo­có tan­to in­te­rés, no só­lo en­tre los ca­tó­li­cos sino en la sociedad en ge­ne­ral, co­mo el que de­li­be­ra es­tos días en el Va­ti­cano, so­bre la reali­dad fa­mi­liar. Ya el Con­ci­lio Va­ti­cano II de­cía que “pa­ra bus­car lo que el Se­ñor pi­de hoy, a to­da su Igle­sia, de­be­mos pres­tar oí­dos a los la­ti­dos de es­te tiem­po”. Y con ese es­pí­ri­tu el Pa­pa Fran­cis­co de­ci­dió con­vo­car a es­te sí­no­do ex­tra­or­di­na­rio que tie­ne co­mo pro­pó­si­to eva­luar “los desafíos pas­to­ra­les so­bre la fa­mi­lia en el con­tex­to de la Evan­ge­li­za­ción”, co­mo pre­go­na su le­ma.

Con un es­pí­ri­tu de cer­ca­nía ha­cia quie­nes su­fren si­tua­cio­nes ma­tri­mo­nia­les y fa­mi­lia­res trau­má­ti­cas o, sim­ple­men­te, vi­ven nue­vas reali­da­des, pe­ro sin trai­cio­nar la doc­tri­na, aca­so el te­ma más po­lé­mi­co que abor­da­ran los par­ti­ci­pan­tes sea la prohi­bi­ción de co­mul­gar que pe­sa so­bre los ca­tó­li­cos di­vor­cia­dos en nue­va unión. En nues­tro país, los úl­ti­mos re­le­va­mien­tos in­di­can que en la úl­ti­ma dé­ca­da los di­vor­cios al­can­za­ron el me­dio mi­llón, mien­tras que la cuar­ta par­te de los di­vor­cia­dos for­ma­ron nue­vas pa­re­jas au­men­tan­do, así, el nú­me­ro tam­bién de fa­mi­lias en­sam­bla­das. Pe­ro tam­bién se ana­li­za­rá el ca­da vez más ex­ten­di­do fe­nó­meno de coha­bi­tar sin pa­sar por el re­gis­tro ci­vil -y mu­cho me­nos por la ce­re­mo­nia re­li­gio­sa-, ade­más de los ma­tri­mo­nios en­tre per­so­nas del mis­mo se­xo, la adop­ción ex­tra­ma­tri­mo­nial y las téc­ni­cas de fertilización. Por la Ar­gen­ti­na par­ti­ci­pa el ti­tu­lar de la Con­fe­ren­cia Epis­co­pal, mon­se­ñor Jo­sé Ma­ría Aran­ce­do. Ade­más, fue­ron con­vo­ca­dos el rec­tor de la UCA, mon­se­ñor Víc­tor Fer­nán­dez -es el vi­ce­pre­si­den­te de la co­mi­sión pa­ra la redacción del men­sa­je fi­nal- y Zel­mi­ra Bot­ti­ni de Rey, del Ins­ti­tu­to pa­ra el Ma­tri­mo­nio y la Fa­mi­lia de la UCA y se­cre­ta­ria de la Red de Ins­ti­tu­tos Uni­ver­si­ta­rios La­ti­noa­me­ri­ca­nos de Fa­mi­lia, co­mo au­di­to­ra.

Ya el año pa­sa­do Fran­cis­co en­vió un cues­tio­na­rio a to­das las con­fe­ren­cias epis­co­pa­les pa­ra co­no­cer cuá­les eran los prin­ci­pa­les desafíos a los que se en­fren­tan las fa­mi­lias. Es­to sir­vió de do­cu­men­to in­tro­duc­to­rio al de­ba­te que es­tos días es­tán te­nien­do los obis­pos. A los que, ade­más, ins­tó a en­ca­rar un diá­lo­go “abier­to y se­reno” so­bre ca­da pun­to.

Cla­ro que di­fe­ren­te es la his­to­ria que se vi­ve en el ám­bi­to de las re­des so­cia­les y otros me­dios de co­mu­ni­ca­ción. Ahí po­le­mi­zan ca­tó­li­cos que quie­ren un “ag­gior­na­mien­to” de la Igle­sia fren­te a la nue­va reali­dad fa­mi­liar y otros ca­tó­li­cos que te­men que cual­quier cam­bio pue­da de­bi­li­tar la ins­ti­tu­ción ma­tri­mo­nial. Pe­ro no só­lo de­ba­ten los lai­cos.

De es­to da­ba cuen­ta ha­ce unos días el car­de­nal Wal­ter Kas­per en una en­tre­vis­ta a un me­dio ar­gen­tino. El pres­ti­gio­so teó­lo­go ale­mán, cer­cano al Pa­pa de­cía: “Al­gu­nos car­de­na­les te­men que to­do co­lap­se si se cam­bia al­go”. Ade­más, se­ña­la­ba que el Evan­ge­lio no es un có­di­go pe­nal, sino “una reali­dad vi­vien­te en la Igle­sia y no­so­tros te­ne­mos que ca­mi­nar con to­do el pue­blo de Dios y ver cuá­les son sus ne­ce­si­da­des”.

Es cierto que no se tra­ta aquí de debatir asun­tos de doc­tri­na ya ex­pli­ca­dos por el ma­gis­te­rio de la Igle­sia. Los sí­no­dos son con­sul­ti­vos: el ob­je­ti­vo es es­cu­char los pro­ble­mas y ex­pec­ta­ti­vas so­bre una pro­ble­má­ti­ca, en es­te ca­so la fa­mi­liar, y dar una res­pues­ta pas­to­ral. Pe­ro no de­be ol­vi­dar­se que el Pa­pa tie­ne la úl­ti­ma pa­la­bra.

En­cuen­tro.

AR­CHI­VO

Con­vo­ca­dos por el Pa­pa, 300 obis­pos y pe­ri­tos de­ba­ten so­bre la fa­mi­lia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.