Arran­có la sa­ga de pe­lí­cu­las so­bre la vida del Papa

Mien­tras se aguar­dan dos rea­li­za­cio­nes que son fic­cio­na­das, un do­cu­men­tal con pro­duc­ción ar­gen­tino- ita­lia­na ya es­tá en car­tel.

Clarin - Valores Religiosos - - News - Ri­car­do Ríos Es­pe­cial pa­ra Cla­rín

Se­rá un re­co­rri­do con pun­to de par­ti­da en un va­lle fu­rio­sa­men­te verde de la cam­pi­ña ita­lia­na. La cá­ma­ra con­du­ci­rá ha­cia al­gún lu­gar es­con­di­do en la pen­dien­te del bos­que ma­jes­tuo­so que bro­ta en la la­de­ra de una mon­ta­ña ro­sa­da. La per­fec­ta ar­mo­nía en­tre co­lo­res, ve­ge­ta­ción y pie­dra in­vi­ta­rá al mis­te­rio y al re­co­gi­mien­to an­te to­do. La cue­va na­tu­ral del as­ce­ta no de­be­ría es­tar le­jos de allí. Ca­si que se la adi­vi­na. Pa­re­ce un ca­mino ha­cia una ma­yor pro­xi­mi­dad con Dios.

Es en ver­dad la gruta de San Francisco de Asís en su es­plen­dor. Es tam­bién el co­mien­zo de Fran-

cis­co de Bue­nos Ai­res, el do­cu­men­tal de re­cien­te es­treno que re­tra­ta en imá­ge­nes y tes­ti­mo­nios la trans­for­ma­ción de Jor­ge Ber­go­glio en Francisco, el primer Papa la­ti­noa­me­ri­cano de la his­to­ria.

Con la pre­sen­ta­ción de es­ta co­pro­duc­ción ar­gen­tino-ita­lia­na, di­ri­gi­da por Mi­guel Ro­drí­guez Arias, se inau­gu­ra una sa­ga de rea­li­za­cio­nes ci­ne­ma­to­grá­fi­cas que abor­dan vida y obra del hom­bre na­ci­do en la Ar­gen­ti­na que lle­gó al pues­to más em­pi­na­do de la Igle­sia.

Mi­sión de al­to ries­go pa­ra Ro­drí­guez Arias –y pa­ra cual­quie­ra– la cons­truc­ción de un re­la­to vi­sual y ar­gu­men­tal del sa­cer­do­te que, ya ca­si oc­to­ge­na­rio, pa­só del inexo­ra­ble os­tra­cis­mo que le im­po­nía el ca­len­da­rio, a con­ver­tir­se en uno de los gran­des lí­de­res mun­dia­les de es­tos tiem­pos glo­ba­li­za­dos.

¿Có­mo ex­pli­car el fe­nó­meno?, ¿quién es y ha­cia dón­de va es­te hom­bre has­ta ayer vir­tual­men­te ol­vi­da­do en su pa­tria y hoy con­ver­ti­do en lí­der de mul­ti­tu­des mag­ne­ti­za­das por su pre­sen­cia y su es­ti­lo des­con­trac­tu­ra­do?, ¿quién es Ber­go­glio?, ¿quién es Francisco? El rea­li­za­dor de Francisco de Bue

nos Ai­res de­ja las res­pues­tas en bo­ca de aque­llos que más po­drían pre­su­mir de co­no­cer al Papa: sa­cer­do­tes, pe­rio­dis­tas es­pe­cia­li­za­dos, es­cri­to­res, fun­cio­na­rios, di­ri­gen­tes so­cia­les y re­li­gio­sos de otros cul­tos, ami­gos de los años mo­zos y has­ta su her­ma­na Ma­ría Ele­na.

Con el co­rrer del do­cu­men­tal de po­co más de una ho­ra, como si fue­ra un rom­pe­ca­be­zas, el es­pec­ta­dor po­drá ir ar­man­do al per­so­na­je a tra­vés de las di­fe­ren­tes pie­zas que ofre­cen quie­nes tes­ti­fi­ca­ron so­bre lo que ven en él. Así, se con­fi­gu­ra una lí­nea ar­gu­men­tal ne­ta­men­te bio­grá­fi­ca, aun­que no ajus­ta­da a los ri­go­res de una cro­no­lo­gía for­mal. Se pro­po­ne una di­ná­mi­ca de sal­tar y vol­ver en el tiem­po.

Tal vez en es­te ren­glón apa­rez­ca la ma­yor fla­que­za. Por va­lio­sas que re­sul­ten, hay una so­bre­abun­dan­cia de de­fi­ni­cio­nes y anéc­do­tas que re­quie­ren de­ma­sia­da con­cen­tra­ción. No hu­bie­ra es­ta­do mal re­cor­tar­las pa­ra pri­vi­le­giar imá­ge­nes que ha­blen por sí so­las, es­ta­ble­cien­do de pa­so ne­ce­sa­rias pau­sas pa­ra que el es­pec­ta­dor ela­bo­re una me­jor in­ter­pre­ta­ción de lo que le es­tán con­tan­do. Tam­bién se ex­tra­ña a un na­rra­dor en off que jue­gue el pa­pel de mo­de­ra­dor. Esa ca­ren­cia se ad­ver­ti­rá es­pe­cial­men­te cuan­do el do­cu­men­tal plantea po­si­bles pa­ra­le­los en­tre las fi­gu­ras de San Francisco de Asís y la de Juan XXIII (“El Papa Bueno”) con la de Ber­go­glio. El plan­teo, que pa­re­ce cer­te­ro, al fin que­da in­con­clu­so.

El pun­to fuer­te: la po­ten­cia de las imá­ge­nes de Francisco Papa, que no por vis­tas de­jan de con­mo­ver. Su lle­ga­da al si­llón de Pe­dro, la pri­me­ra gi­ra en Bra­sil o pa­sa­jes de sus ho­mi­lías más cé­le­bres. Tam­bién sa­cu­de el res­ca­te de sus in­ter­ven­cio­nes, como ar­zo­bis­po por­te­ño, en una des­po­bla­da Pla­za Cons­ti­tu­ción, con­tra la tra­ta de per­so­nas y el tra­ba­jo in­fan­til.

Se con­fi­gu­ra una lí­nea ar­gu­men­tal ne­ta­men­te bio­grá­fi­ca, aun­que no ajus­ta­da a los ri­go­res de una cro­no­lo­gía for­mal.

GEN­TI­LE­ZA PRO­DUC­TO­RA

Backstage. El di­rec­tor Ro­drí­guez Arias de­par­te con Ali­cia Oli­vie­ri, ami­ga de Ber­go­glio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.