El va­lor re­li­gio­so de la in­no­va­ción

Clarin - Valores Religiosos - - Transformar Desde Adentro - Prof. San­tia­go Fra­ga Dtor. Ej. Vi­ca­ría de Edu­ca­ción.

Fre­cuen­te­men­te ol­vi­da­da, de­be exis­tir una sa­na ten­sión en­tre tra­di­ción e in­no­va­ción. La Fe no es só­lo tra­di­ción; es­ta­mos in­vi­ta­dos a co­crear. Traer a no­so­tros el Reino, mi- rar al Maes­tro pa­ra “ha­cer nue­vas to­das las co­sas” e ir por el mun­do en­se­ñan­do, son man­da­tos ex­plí­ci­tos. Na­die pue­de que­dar afue­ra en es­tos es­fuer­zos.

Por es­ta mis­ma ra­zón, es nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad ge­ne­rar ca­mi­nos de diá­lo­go que pro­mue­van las pre­gun­tas que no nos he­mos he­cho, pa­ra en­fren­tar pro­ble­mas sin so­lu­ción. Y ese ca­mino, es co­mu­ni­ta­rio. Ne­ce­si­ta la voz y par­ti­ci­pa­ción de to­dos.

Los chi­cos se de­sin­te­re­san por­que an­tes la es­cue­la se­cun­da­ria –co­mo sis­te­ma- se de­sin­te­re­só por sus an­he­los, sus ne­ce­si­da­des y sus po­ten­cia­li­da­des. Se­rá im­po­si­ble lle­gar a la me­ta sin una ac­ti­tud po­si­ti­va en el apren­di­za­je, for­ma­tos nue­vos, más elec­ción, au­men­to de los es­pa­cios de jue­gos pa­ra apren­der, etc. Es­to no quie­re de­cir que los chi­cos de­ci­dan la pro­pues­ta, pe­ro to­do se­gui­rá igual si no lo­gra­mos que va­lo­ren la es­cue­la.

La es­cue­la no pue­de ofre­cer mil va­rian­tes, pe­ro se­gu­ro pue­de ofre­cer 3 ó 4 y só­lo es­te cam­bio pue­de fa­vo­re­cer una nue­va cul­tu­ra edu­ca­ti­va.

Eu­to­pía pre­sen­ta una va­lio­sa opor­tu­ni­dad por­que apun­ta al co­ra­zón de la en­se­ñan­za: los ras­gos cul­tu­ra­les en los que apren­de­mos, en­se­ña­mos, nos re­la­cio­na­mos, da­mos sen­ti­do a lo que ha­ce­mos y con­vi­vi­mos. Des­pués de mu­chas ini­cia­ti­vas de to­do ti­po y co­lor a lo lar­go de los años, las es­cue­las nos pro­po­ne­mos al­go nue­vo: la in­no­va­ción in­te­gral des­de la es­cue­la ha­cia el sis­te­ma. ¿Pa­re­ce di­fí- cil? Sin em­bar­go, vie­ne ocu­rrien­do con mu­chos pro­yec­tos es­pe­cí­fi­cos: las tu­to­rías, la in­for­má­ti­ca en la es­cue­la (ha­ce 25 años), las ex­pe­rien­cias so­li­da­rias, la pro­pues­ta de in­glés, las au­las vir­tua­les, la for­ma­ción en ser­vi­cio y tan­to más. El sal­to de­ci­si­vo de Eu­to­pía es que­rer cam­biar to­da la cul­tu­ra, no una ac­ción o dos o tres por va­lio­sas que sean. Es rein­ven­tar la es­cue­la con iden­ti­dad e in­no­va­ción. Di­go iden­ti­dad por­que la in­no­va­ción re­quie­re de lo pro­pio y es pa­ra ca­da es­cue­la. No exis­te una úni­ca ma­ne­ra de in­no­var, ni to­da in­no­va­ción es igual, ni to­das son pa­ra to­dos. Oja­lá en­con­tre­mos mu­chas for­mar de in­no­var, tan va­lio­sas co­mo la di­ver­si­dad de las co­mu­ni­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.