TECNO A ME­DI­DA

Lo úl­ti­mo pa­ra la ca­ra. Equi­pos y pro­ce­di­mien­tos mí­ni­ma­men­te in­va­si­vos que pro­men­ten rejuvenecer la piel y me­jo­rar su as­pec­to. ¿El de­no­mi­na­dor co­mún? Com­ba­tir arru­gas y to­ni­fi­car. Téc­ni­cas de van­guar­dia que pa­re­cen ins­pi­ra­das en una pe­lí­cu­la de cien­cia fi

Clarin - Viva - - Viva En Italia - POR JIMENA BA­RRIO­NUE­VO

La me­di­ci­na es­té­ti­ca ofre­ce di­fe­ren­tes al­ter­na­ti­vas pa­ra me­jo­rar la es­truc­tu­ra y ca­li­dad de la piel del ros­tro, se­gún las ne­ce­si­da­des y po­si­bi­li­da­des per­so­na­les. Aquí, los tra­ta­mien­tos más no­ve­do­sos.

Ener­jet. Se pre­sen­tó en el mar­co del 47º Con­gre­so Ar­gen­tino de Ci­ru­gía Plás­ti­ca, Es­té­ti­ca y Re­pa­ra­do­ra, que se reali­zó es­te año en Bue­nos Ai­res. Es una pla­ta­for­ma que tra­ba­ja me­dian­te la apli­ca­ción de di­fe­ren­tes pro­duc­tos ac­ti­vos –áci­do hia­lu­ró­ni­co y vi­ta­mi­nas– y que los su­mi­nis­tra, co­mo su nom­bre in­di­ca, a tra­vés de un jet de al­ta pre­sión de ai­re. Es­te cho­rro ha­ce po­si­ble dar un “re­fresh” a la piel con un ten­sa­do fa­cial, me­jo­rar el as­pec­to de las lí­neas de ex­pre­sión, de las es­trías y has­ta de las ci­ca­tri­ces. Lo “no­ve­do­so” del sis­te­ma es que com­bi­na dos al­ter­na­ti­vas de la es­té­ti­ca en un mis­mo pro­ce­di­mien­to: los in­yec­ta­bles (pe­ro sin re­cu­rrir a las agu­jas) y las tec­no­lo­gías de ra­dio­fre­cuen­cia y lá­ser.

¿Có­mo funciona? El equi­po se pro­gra­ma pa­ra ha­cer una se­rie de dis­pa­ros de ai­re en for­ma sec­to­ri­za­da y así se in­tro­du­cen los ma­te­ria­les de re­lleno di­rec­ta­men­te en la piel. “A di­fe­ren­cia del uso de agu­jas, con es­te equi­po lo­gra­mos en ca­da apli­ca­ción que el com­po­nen­te apli­ca­do se ex­pan­da me­jor”, ase­gu­ra la doc­to­ra Gri­sel­da Se­le­me, mé­di­ca es­pe­cia­lis­ta en Ci­ru­gía Plás­ti­ca y Es­té­ti­ca y Di- rec­to­ra de Se­le­me, Me­di­cal Beauty Ex­pert. Es­to quie­re de­cir que una vez que in­gre­sa a la piel, el cho­rro se dis­per­sa en la zo­na ob­je­ti­vo pa­ra cu­brir 100 ve­ces el área que se lo­gra al­can­zar con una agu­ja y sin de­jar prác­ti­ca­men­te nin­gu­na mar­ca en la ca­pa ex­te­rior. En pro­me­dio se re­co­mien­dan de una a tres se­sio­nes pa­ra lo­grar re­sul­ta­dos du­ra­de­ros. Ca­da se­sión du­ra en­tre 15 y 30 mi­nu­tos.

Ult­he­rapy. Em­plea ener­gía de ul­tra­so­ni­do pa­ra lle­gar a las ca­pas pro­fun­das de la piel sin al­te­rar la su­per­fi­cie y de­ja un efec­to de lif­ting na­tu­ral en el ros­tro. Es in­no­va­dor por­que ac­ti­va un pro­ce­so na­tu­ral que pro­du­ce co­lá­geno nue­vo a fin de con­tra­rres­tar los efec­tos del tiem­po y de la

gra­ve­dad en la piel.

¿Có­mo funciona? De­po­si­ta ener­gía de ul­tra­so­ni­do o ca­lor con­cen­tra­do muy por de­ba­jo de la piel pa­ra es­ti­mu­lar la re­ge­ne­ra­ción de co­lá­geno. Ade­más, el pro­fe­sio­nal dis­po­ne de una he­rra­mien­ta adi­cio­nal si­mi­lar a una eco­gra­fía. “Du­ran­te el tra­ta­mien­to, el mé­di­co usa imá­ge­nes por ul­tra­so­ni­do pa­ra iden­ti­fi­car las ca­pas de te­ji­do óp­ti­mas pa­ra la re­ge­ne­ra­ción de co­lá­geno. Es­to ase­gu­ra que la ener­gía se apli­que en el lu­gar más be­ne­fi­cio­so”, acla­ra el doc­tor Sergio Kor­zín, ci­ru­jano plás­ti­co, di­rec­tor de La­ser­med Cli­nic Beauty High Tech y del Cen­tro Mé­di­co Uri­bu­ru. El equi­po es­tá apro­ba­do por la FDA pa­ra le­van­tar la piel del cue­llo, la de de­ba­jo del men­tón y la fren­te, y pa­ra me­jo­rar el as­pec­to de las lí­neas y las arru­gas del es­co­te. Tam­bién cuen­ta con la mar­ca CE eu­ro­pea pa­ra el re­mo­de­la­mien­to y el lif­ting no in­va­si­vo de la par­te su- pe­rior/in­fe­rior del ros­tro, el cue­llo y el es­co­te. Pe­ro eso no es to­do. Lo par­ti­cu­lar de Ult­he­rapy es que for­ma par­te de los tra­ta­mien­tos ca­ta­lo­ga­dos co­mo “de lu­jo” ya que re­quie­re una so­la se­sión que pue­de du­rar en­tre una y dos ho­ras.

Vec­tus. Es uno de los equi­pos que me­jo­res re­sul­ta­dos es­tá ofre­cien­do pa­ra la de­pi­la­ción per­ma­nen­te. “Su sis­te­ma de en­fria­mien­to in­cor­po­ra­do al ca­be­zal de de­pi­la­ción ha­ce el tra­ta­mien­to mu­cho más con­for­ta­ble pa­ra el pa­cien- te y en ese sen­ti­do tam­po­co re­quie­re co­lo­car gel anes­té­si­co en la zo­na”, ex­pli­ca Ma­rie­la Mas, del Cen­tro de Es­té­ti­ca Es­pa­cio Pi­sa­nu. Ade­más Vec­tus lo­gra eli­mi­nar en for­ma du­ra­de­ra el ve­llo del área fa­cial, de­ja la piel más sua­ve y es muy útil en ca­sos de fo­li­cu­li­tis.

¿ Có­mo funciona? Una pis­to­la efec­túa dis­pa­ros a tra­vés de un am­plio spot que ase­gu­ra una am­plia área de co­ber­tu­ra. Por eso los tra­ta­mien­tos du­ran la cuar­ta par­te o me­nos que con otros equi­pos. Por ejem­plo, una se­sión de pier­nas, in­gle o axi­las se rea­li­za en 10 mi­nu­tos.

En­ligh­ten. Se tra­ta de una tec­no­lo­gía que funciona por me­dio de más­ca­ras po­ten­cia­das con lu­ces led y oxí­geno.

¿ Có­mo funciona? En Ba­ce Spa el pro­ce­di­mien­to tie­ne tres pa­sos: co­mien­za con un diag­nós­ti­co per­so­na­li­za­do don­de el pro­fe­sio­nal de­ter­mi­na la más­ca­ra ade­cua­da al pa­cien­te –pue- de ser an­ti-age, pa­ra el ac­né, pa­ra la re­ge­ne­ra­ción ce­lu­lar, pa­ra las ro­je­ces o pa­ra una hi­dra­ta­ción pro­fun­da–. Lue­go si­gue la apli­ca­ción de la más­ca­ra pro­pia­men­te di­cha. Ahí, la si­ner­gia de los ac­ti­vos más las lu­ces LED ac­ti­van la res­pues­ta epi­dér­mi­ca y ge­ne­ran que los ac­ti­vos pe­ne­tren y ac­túen en pro­fun­di­dad. Pa­ra fi­na­li­zar, el pa­cien­te re­ci­be unos mi­nu­tos de oxi­ge­no­te­ra­pia pa­ra fi­jar los re­sul­ta­dos y po­ten­ciar la lu­mi­no­si­dad. Se re­co­mien­da rea­li­zar 5 se­sio­nes.

LOS TRA­TA­MIEN­TOS SE ADAPTAN A TO­DAS LAS NE­CE­SI­DA­DES. RESTABLECEN EL COLAGENO, HIDRATAN Y TIE­NEN EFEC­TO LIF­TING. PA­RA RE­NO­VAR­SE AN­TES DEL VE­RANO.

JUSTINA BUSTOS. Una de las pro­ta­go­nis­tas de la te­le­no­ve­la Las Es­tre­llas, ima­gen de cam­pa­ña de Ba­ce Spa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.