SINTONIA ROJA

Frutillas. In­va­den las fru­te­rías y tien­tan con su sa­bor. Blanca Cotta pro­po­ne ser­vir­las so­bre tulipas de ma­sa “frá­gil”.

Clarin - Viva - - Cocina -

Desde que era así de chi­ca ( desde siem­pre, ¡ bah!) las frutillas fue­ron mi per­di­ción, has­ta que una in­di­ges­tión de frutillas con cre­ma me sir­vió para en­ten­der ca­bal­men­te el sig­ni­fi­ca­do de la pa­la­bra “gu­la”. Pe­se a mi “historia clí­ni­ca”, la pa­sión por ellas no ha de­caí- do. Esta vez de­ci­dí ves­tir­las con un en­va­se especial: tulipas de una ma­sa frá­gil, pe­ro de­li­cio­sa. ¿El re­lleno? Frutillas lim­pias y azu­ca­ra­das y bo­chas de he­la­do de cre­ma. Con una ma­sa si­mi­lar se pre­pa­ran las tui­les (a la ma­sa se le agre­ga al­men­dras mo­li­das). Tui­le sig­ni­fi­ca “te­ja” en fran­cés, y en gas­tro­no­mía se de­no­mi­na así a unas ga­lle­tas fi­ni­tas con for­ma de te­jas, si­mi­la­res a las uti­li­za­das en los te­ja­dos de las ca­sas de cam­po fran­ce­sas, es­pe­cial­men­te las de la re­gión de Pro­ven­za. Si quie­re ha­cer tui­les en vez de tulipas, bas­ta­rá con en­ro­llar los dis­cos de ma­sa en un pa­lo­te de ama­sar para cur­var­los. Us­ted eli­ge.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.