Por qué nos arru­ga­mos

Clarin - Viva - - Belleza - POR CRIS­TI­NA PASCUTTO * -

Los fe­nó­me­nos que jue­gan en el en­ve­je­ci­mien­to cu­tá­neo de­pen­den de fac­to­res ge­né­ti­cos, vas­cu­la­res , hor­mo­na­les y me­dioam­bien­ta­les, es­pe­cial­men­te la ex­po­si­ción lu­mí­ni­ca y el ta­ba­co que en ma­yor o me­nor me­di­da lle­va­rán a mo­di­fi­ca­cio­nes fun­cio­na­les y es­truc­tu­ra­les. Pa­rá­me­tros como tex­tu­ra, tono y vo­lu­men se van mo­di­fi­can­do con el pa­so de los años. Las arru­gas son la pri­me­ra evi­den­cia tan­gi­ble de di­cho en­ve­je­ci­mien­to, pe­ro no to­das las arru­gas son igua­les, po­de­mos men­cio­nar aque­llas que se ge­ne­ran por mo­vi­mien­tos mus­cu­la­res, las lla­ma­das arru­gas ges­tua­les: son las pri­me­ras en apa­re­cer a ve­ces en for­ma pre­ma­tu­ra, las ob­ser­va­mos en la fren­te, al­re­de­dor de los ojos y bo­ca. Te­ne­mos arru­gas fi­nas que van sur­gien­do gra­dual­men­te re­sul­ta­do del en­ve­je­ci­mien­to fi­sio­ló­gi­co, es­tas co­mien­zan a evi­den­ciar­se al­re­de­dor de los 35 años, con el tiem­po se su­ma la pér­di­da de tono con la apa­ri­ción de la­xi­tud, así como la pér­di­da de vo­lu­men con apla­na­mien­to de pó­mu­los y acen­tua­ción del sur­co na­so­ge­niano, y por úl­ti­mo arru­gas que no de­pen­den tan­to de la edad sino del da­ño so­lar, mu­cho más mar­ca­das so­bre to­do en me­ji­llas, acom­pa­ña­da de una piel grue­sa y la apa­ri­ción de man­chas pigmentarias cas­ta­ñas y vas­cu­la­res. La pri­me­ra lí­nea de cui­da­dos que te­ne­mos que te­ner pre­sen­te pa­ra me­jo­rar o re­ver­tir al­gu­nos as­pec­tos del en­ve­je­ci­mien­to cu­tá­neo son los que rea­li­za­mos en for­ma tó­pi­ca como la hi­gie­ne, la hi­dra­ta­ción, la re­es­truc­tu­ra­ción y la fo­to­pro­tec­ción. Hoy, los la­bo­ra­to­rios que tra­ba­jan den­tro del seg­men­to orien­ta­do a la der­mo­cos­mé­ti­ca po­nen sus es­fuer­zos en desa­rro­llar ac­ti­vos pa­ten­ta­dos, con ba­ses se­rias de in­ves­ti­ga­ción y re­cur­sos tec­no­ló­gi­cos uti­li­zan­do el mis­mo ri­gor cien­tí­fi­co que el em­plea­do en los me­di­ca­men­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.