CON NUE­VA CA­SA

Co­ci­na de Sue­cia. Una de­li­ca­da pro­pues­ta pa­ra co­no­cer los sa­bo­res de una gas­tro­no­mía no tan di­fun­di­da en es­tas la­ti­tu­des.

Clarin - Viva - - Gourment -

Des­pués de una lar­ga vi­da en el edi­fi­cio de la ca­lle Ta­cua­rí que hos­pe­da­ba al con­su­la­do ge­ne­ral de Sue­cia en Bue­nos Ai­res, el res­tau­ran­te del club sue­co re­ci­bió la no­ti­cia de que esa prós­pe­ra his­to­ria ha­bía lle­ga­do a su fi­nal. Por suer­te, al po­co tiem­po, ha­bía en­con­tra­do una nue­va cu­na. Có­mo­da y cohe­ren­te. Era uno de los sa­lo­nes de la Igle­sia Sue­ca ubi­ca­da en la cer­ca­nía de la par­te sur de Puer­to Ma­de­ro. Un lu­gar muy la­gom (per­fec­to y sim­ple a la vez) co­mo di­cen en Sue­cia. Nancy Sitt­man­ne y Mar­tín Varela (los con­ce­sio­na­rios) em­pe­za­ron nue­va­men­te a pre­pa­rar, en su nue­va co­ci­na, los pla­tos que los hi­cie­ron co­no­cer al pú­bli­co por­te­ño. La la­chas (re­em­pla­zan­tes ar­gen­ti­nas de los aren­ques) son ri­cas y fres­cas. Es re­co­men­da­ble su pla­to de de­gus­ta­ción. Los fi­le­tes sa­len en 4 va­rian­tes: com­bi­na­dos con cre­ma sua­ve acom­pa­ña­dos por pe­pi­ni­llos agri­dul­ces o con una mos­ta­za de­li­ca­da y ho­jas de enel­do o con una sal­sa de to­ma­te su­til y la clá­si­ca ma­ri­na­da nór­di­ca de vi­na­gre y azú­car, pun­zan­te y sa­bro­sa. La Jans­sons fres­tel­se pre­sen­ta unas pa- pas tier­nas, mi­ma­das por la cre­ma de le­che, la dul­zu­ra de la ce­bo­lla, la fuer­za sa­la­da de las an­choas y la tex­tu­ra cro­can­te del pan ra­lla­do. El Biff à la Linds­tröm es ten­ta­dor. La ham­bur­gue­sa in­ter­ca­la su car­ne va­cu­na con cu­bi­tos de re­mo­la­cha y al­ca­pa­rra. El sa­bor es in­ten­so y de­li­ca­do. Atrac­ti­vo. La acom­pa­ñan pe­que­ñas pa­pas do­ra­das y ho­jas ver­des que re­fres­can el pa­la­dar. La dul­zu­ra del arroz con le­che es no­ta­ble. Su tex­tu­ra es­pe­sa y cre­mo­sa tam­bién. Acep­ta só­lo la com­pa­ñía de la ca­ne­la, que lo per­fu­ma y lo real­za pa­ra que el co­men­sal lo dis­fru­te. Los vier­nes por la no­che hay Smör­gas­bord, el tí­pi­co gran buf­fet sue­co (frío y ca­lien­te) que pre­sen­ta de­ce­nas de op­cio­nes.

CA­SA NUE­VA.

El am­plio y cá­li­do sa­lón del Club Sue­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.