Con apo­yo mi­li­tar, Ma­du­ro anun­cia una ca­ce­ría de “cons­pi­ra­do­res”

El ge­ne­ral Pa­drino Ló­pez, mi­nis­tro de De­fen­sa, res­pal­dó la con­vo­ca­to­ria de Ma­du­ro a la Cons­ti­tu­yen­te. El presidente di­jo que su plan ju­di­cial bus­ca de­fen­der el “de­co­ro” del país.

Clarin - - TAPA - CA­RA­CAS. EFE, DPA, AFP Y AP

El ge­ne­ral Pa­drino Ló­pez, mi­nis­tro de De­fen­sa, res­pal­dó la con­vo­ca­to­ria de Ma­du­ro a la Cons­ti­tu­yen­te pa­ra den­tro de 10 días. Allí, el presidente ve­ne­zo­lano bus­ca­rá re­for­mar la Cons­ti­tu­ción pa­ra se­guir en el po­der. Se in­ter­pre­tó como un cla­ro res­pal­do de la cú­pu­la mi­li­tar. En­va­len­to­na­do por el apo­yo, Ma­du­ro afir­mó que sal­drá “a la bús­que­da y cap­tu­ra de cons­pi­ra­do­res” pa­ra que ten­gan “un cas­ti­go ejem­plar”. La opo­si­ción ar­ma una es­truc­tu­ra y se com­pro­me­te a res­pal­dar a un can­di­da­to úni­co pa­ra mos­trar que pue­den su­ce­der a Ma­du­ro.

Con el fuer­te apo­yo ex­pre­so de la cú­pu­la de las Fuer­zas Ar­ma­das, el presidente Ni­co­lás Ma­du­ro en­du­re­ció su po­lí­ti­ca in­ter­na tras el éxi­to que tu­vo la opo­si­ción al con­vo­car a un ple­bis­ci­to con­tra la Cons­ti­tu­yen­te. El man­da­ta­rio pu­so en mar­cha un “plan es­pe­cial de jus­ti­cia de emer­gen­cia” pa­ra cap­tu­rar a su­pues­tos “cons­pi­ra­do­res”, que -se­gún ase­gu­ra- ac­túan en el país con­tra su go­bierno.

La ini­cia­ti­va, se­ña­ló, fue pre­sen­ta­da por el Tri­bu­nal Su­pre­mo de Jus­ti­cia (TSJ), que ac­túa como un po­der pa­ra­le­lo al Par­la­men­to. El je­fe de Es­ta­do hi­zo el anun­cio des­de el pa­la­cio pre­si­den­cial de Mi­ra­flo­res, don­de lan­zó el Con­se­jo de De­fen­sa de la Na­ción (Co­de­na), com­pues­to por to­dos los po­de­res del Es­ta­do. Las Fuer­zas Ar­ma­das con­fir­ma­ron ayer su ali­nea­mien­to con el go­bierno de Ma­du­ro a tra­vés del mi­nis­tro de De­fen­sa, Vla­di­mir Pa­drino. El je­fe mi­li­tar di­jo que la Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te con­vo­ca­da por el man­da­ta­rio tie­ne un “ca­rác­ter le­gí­ti­mo”, y anun­ció que el 30 de ju­lio, cuan­do se ele­gi­rán a los 545 in­te­gran­tes, las fuer­zas de se­gu­ri­dad se­rán “des­ple­ga­das” en to­do el país pa­ra ga­ran­ti­zar que los ve­ne­zo­la­nos pue­dan par­ti­ci­par en es­tos co­mi­cios.

“La ins­ti­tu­ción cas­tren­se ra­ti­fi­ca su ca­rác­ter an­ti­im­pe­ria­lis­ta y lla­ma a sus hom­bres y mu­je­res a ce­rrar fi­las y per­ma­ne­cer fir­mes en nues­tras con­vic­cio­nes pa­trió­ti­cas”, sos­tu­vo Pa­drino al leer un co­mu­ni­ca­do de la ins­ti­tu­ción.

En la mis­ma lí­nea, el je­fe mi­li­tar sa­lió a ata­car al presidente es­ta­dou­ni­den­se Do­nald Trump por ame­na­zar con apli­car san­cio­nes eco­nó­mi­cas a Ve­ne­zue­la si el go­bierno con­ti­nua­ba con la Cons­ti­tu­yen­te.

Después de ca­li­fi­car como “co­bar­de y vil” la de­cla­ra­ción de Trump, di­jo que el man­da­ta­rio es­ta­dou­ni­den­se “ha osa­do ame­na­zar de mo­do vil y des­me­su­ra­do al pue­blo ve­ne­zo­lano”. “Es una des­ca­ra­da in­tro­mi­sión en los asun­tos in­ter­nos del país con lo cual se vio­la el de­re­cho in­ter­na­cio­nal y el prin­ci­pio de au­to­de­ter­mi­na­ción de los pue­blos, como es cos­tum­bre por par­te del im­pe­ria­lis­mo nor­te­ame­ri­cano”, agre­gó.

La opo­si­ción le vie­ne re­cla­man­do a las fuer­zas mi­li­ta­res que se des­pe­guen de Ma­du­ro y res­pal­den la vo­lun­tad del pue­blo de rea­li­zar elec­cio­nes li­bres en Ve­ne­zue­la. Lo ha­cen to­man­do como ba­se que hay des­con­ten­to en un sec­tor de las Fuer­zas Ar­ma­das, es­pe­cial­men­te en el ám­bi­to de su­bo­fi­cia­les y sol­da­dos, por la re­pre­sión des­me­di­da y por la gra­ve cri­sis eco­nó­mi­ca que so­por­ta el país.

In­clu­si­ve en la con­sul­ta del do­min­go pa­sa­do, que vo­ta­ron afir­ma­ti­va­men­te 7,6 mi­llo­nes de ve­ne­zo­la­nos, la opo­si­ción in­clu­yó una pre­gun­ta pun­tual so­bre los or­ga­nis­mos mi­li­ta­res. “¿De­man­da a la Fuer­za Ar­ma­da Na­cio­nal Bo­li­va­ria­na obe­de­cer y de­fen­der la Cons­ti­tu­ción del año 1999 y res­pal­dar las de­ci­sio­nes de la Asam­blea Na­cio­nal (Par­la­men­to)?”, era el in­te­rro­gan­te, al que to­dos res­pon­die­ron afir­ma­ti­va­men­te. La de­cla­ra­ción de Pa­drino de­mues- tra que la cú­pu­la cas­tren­se es­tá dis­pues­ta a man­te­ner el ali­nea­mien­to con el go­bierno en un mo­men­to tan cru­cial como el ac­tual, don­de una ola de pro­tes­tas sin pre­ce­den­tes es­tá cer­can­do a Ma­du­ro. La re­pre­sión ya de­jó ca­si un cen­te­nar de muer­tos y más de 4.000 de­te­ni­dos, se­gún las re­cien­tes ci­fras de la ONG de de­fen­sa de los de­re­chos hu­ma­nos Fo­ro Pe­nal Ve­ne­zo­lano (FPV).

Ma­du­ro, en tan­to, anun­ció que el plan pa­ra de­te­ner “cons­pi­ra­do­res” se­rá un tra­ba­jo “com­bi­na­do con el Tri­bu­nal Su­pre­mo de Jus­ti­cia, la jus­ti­cia mi­li­tar, los ór­ga­nos po­li­cia­les, el mi­nis­tro de In­te­rior, Nés­tor Re­ve­rol, y la vi­ce­fis­cal ge­ne­ral Kat­he­ri­ne Ha­rring­ton.

“La ins­ti­tu­ción cas­tren­se ra­ti­fi­ca su ca­rác­ter an­ti­im­pe­ria­lis­ta”.

No dio pre­ci­sio­nes so­bre ba­jo qué con­cep­tos de­lic­ti­vos se con­si­de­ra­rá a al­guien “cons­pi­ra­dor”. Só­lo ase­gu­ró que la ini­cia­ti­va arran­ca­rá de in­me­dia­to pa­ra la “bús­que­da y cap­tu­ra de to­dos es­tos cons­pi­ra­do­res y pa­ra el cas­ti­go ejem­plar”.

Lue­go, con el estilo de­cla­ma­to­rio que uti­li­za en sus dis­cur­sos, Ma­du­ro afir­mó que bus­ca “de­fen­der el de­co­ro” del país an­te una su­pues­ta “ame­na­za im­pe­rial”, en re­fe­ren­cia a la ad­ver­ten­cia lan­za­da por Es­ta­dos Uni­dos de apli­car san­cio­nes eco­nó­mi­cas a Ve­ne­zue­la.

Es­te plan de Ma­du­ro pro­vo­có te­mor en la opo­si­ción y en or­ga­nis­mos de de­re­chos hu­ma­nos. Una de las pri­me­ras en re­fe­rir­se al te­ma fue “Ve­ne­zue­la Awa­re­ness” (VA), quien se­ña­ló que va a dar lu­gar a “una atroz per­se­cu­ción de la opo­si­ción”.

La ini­cia­ti­va, apun­tó VA, es­con­de la crea­ción de un “sis­te­ma de jus­ti­cia pa­ra­le­lo” que pon­drá a la opo­si­ción ve­ne­zo­la­na en “to­tal in­de­fen­sión ju­rí­di­ca”, por­que se tra­ta de “tri­bu­na­les es­pe­cia­les a la me­di­da del dic­ta­dor”. Con es­te pro­yec­to, denunció, Ve­ne­zue­la “se po­ne de es­pal­das al sis­te­ma le­gal” y el Go­bierno tum­ba las “li­ber­ta­des fun­da­men­ta­les y las ga­ran­tías del de­bi­do pro­ce­so con­sa­gra­das en la Cons­ti­tu­ción”.

En de­fi­ni­ti­va, pun­tua­li­zó la or­ga­ni­za­ción de de­re­chos hu­ma­nos, se tra­ta de un plan de “jus­ti­cia pa­ra­le­la” que tie­ne como ob­je­ti­vo “per­se­guir, cap­tu­rar, pro­ce­sar, con­de­nar y ani­qui­lar a los que se opo­nen al ac­tual ré­gi­men de Ma­du­ro”.

REUTERS

Fir­me. El mi­nis­tro de De­fen­sa, Pa­drino Ló­pez (an­te el mi­cró­fono), jun­to con la cú­pu­la de las Fuer­zas Ar­ma­das Bo­li­va­ria­nas, ayer, en una con­fe­ren­cia de pren­sa en Ca­ra­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.