Más de 3 ho­ras de co­la pa­ra ir a ha­cer com­pras a En­car­na­ción

Clarin - - SOCIEDAD - Er­nes­to Azar­ke­vich (Mi­sio­nes)

El ini­cio de las va­ca­cio­nes de in­vierno po­ten­ció un fe­nó­meno que se ve­nía dan­do en las úl­ti­mas se­ma­nas: gran can­ti­dad de tu­ris­tas cru­zan a la ciu­dad pa­ra­gua­ya de En­car­na­ción ten­ta­dos por los ba

jos pre­cios. Ni las tem­pe­ra­tu­ras ex­tre­ma­da­men­te ba­jas que se re­gis­tra­ron en Po­sa­das en los úl­ti­mos dos días -con mí­ni­mas de dos gra­dos- al­can­za­ron pa­ra fre­nar el éxo­do dia­rio de com­pra­do­res, que de­ben es­pe­rar más de tres ho­ras pa­ra po­der com­ple­tar los trá­mi­tes mi­gra­to­rios en el puen­te in­ter- na­cio­nal “San Ro­que Gon­zá­lez de San­ta Cruz”. A par­tir del me­dio­día, la ex­ten­sa fi­la de vehícu­los -de cin­co ki­ló­me­tros- se re­pli­ca en la ca­be­ce­ra pa­ra­gua­ya del via­duc­to. En pro­me­dio, unas 40.000 per­so

nas uti­li­zan dia­ria­men­te el via­duc­to que fue inau­gu­ra­do en 1989 y se con­vir­tió en el úni­co víncu­lo fí­si­co en­tre la pro­vin­cia de Mi­sio­nes y Pa­ra­guay.

Los tu­ris­tas que cru­zan en sus au­tos apro­ve­chan pa­ra cam­biar los neu­má­ti­cos, ins­ta­lar cen­tra­les mul­ti­me­dias o es­té­reos más ba­ra­tos que en el mer­ca­do ar­gen­tino.

Ce­lu­la­res, ta­blets y net­books tam­bién tie­nen una al­ta de­man­da por par­te de los ar­gen­ti­nos. Lo mis­mo ocu­rre con la in­du­men­ta­ria, cos­mé­ti­cos, ju­gue­tes y ar­tícu­los de ba­zar.

El in­cre­men­to de com­pra­do­res tam­bién se no­ta en la ma­yor de­man­da de los trans­por­tes pú­bli­cos que unen am­bas ciu­da­des: el tren y los óm­ni­bus, me­dios que per­mi­ten re­du­cir el tiem­po de via­je. Otra op­ción, más pe­li­gro­sa, es la de los mo­to­ta­xis pa­ra­gua­yos, que traen a los pa­sa­je­ros des­de En­car­na­ción cir­cu­lan­do de con­tra­mano o en zig zag.

El ex go­ber­na­dor de Mi­sio­nes y dipu­tado na­cio­nal, Mau­ri­ce Closs, ad­vir­tió que el éxo­do de com­pra­do­res “va a lle­var a una pos­tal de Po­sa­das que no que­re­mos ver, con los co­mer­cios ce­rra­dos, con de­socu­pa­ción, fra­ca­so y una ciu­dad tan lin­da con co­mer­cios ce­rra­dos per­de­rá ese per­fil de pu­jan­za que se ga­nó en los úl­ti­mos tiem­pos”.

El le­gis­la­dor re­cla­mó que el Go­bierno Na­cio­nal to­me me­di­das pa­ra re­du­cir las asi­me­trías fron­te­ri­zas. Sin em­bar­go, el mi­nis­tro de Ha­cien­da Ni­co­lás Du­jov­ne sos­tu­vo que son si­tua­cio­nes co­yun­tu­ra­les y des­car­tó al­gún ré­gi­men im­po­si­ti­vo es­pe­cial pa­ra las ciu­da­des de fron­te­ra.

A la ma­si­va pre­sen­cia de tu­ris­tas en au­tos par­ti­cu­la­res se de­be su­mar la lle­ga­da de tours de com­pras des­de For­mo­sa, Cha­co, Co­rrien­tes, En­tre Ríos, San­ta Fe, En­tre Ríos, San­tia­go del Es­te­ro y Cór­do­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.