Úl­ti­mo re­duc­to kirch­ne­ris­ta en la Jus­ti­cia

Clarin - - SUMARIO - Ri­car­do Roa rroa@cla­rin.com

No sa­be­mos si Cris­ti­na Kirch­ner pon­drá por Gils Carbó las ma­nos en el fue­go que di­jo ya no pon­drá por De Vi­do. Y eso que Gils Carbó ha si­do y si­gue sien­do el pa­ra­guas que más usa pa­ra pro­te­ger­se en la Jus­ti­cia y pa­ra ata­car des­de la Jus­ti­cia.

El juez Er­co­li­ni pro­ce­só a la je­fa de los fis­ca­les por la com­pra frau­du­len­ta del nue­vo edi­fi­cio de la Pro­cu­ra­ción en Pe­rón al 600. Y des­ba­ra­tó lo que la pro­cu­ra­do­ra pro­cu­ra­ba: de­sen­ten­der­se del ne­go­cia­do car­gán­do­se­lo a su mano de­re­cha Gui­ller­mo Be­llin­gi.

Er­co­li­ni y el fis­cal Taiano en­con­tra­ron prue­bas con­tun­den­tes de que Gils Carbó par­ti­ci­pó o al me­nos co­no­cía la ma­nio­bra. Lla­ma­das y men­sa­jes que in­ter­cam­bió con Ar­fin­sa, la fir­ma ven­de­do­ra del edi­fi­cio, des­de mu­cho an­tes de que se lla­ma­ra a li­ci­ta­ción. Gils Carbó ha­bía di­cho que no co­no­cía a la em­pre­sa.

Pa­ra que se en­tien­da me­jor, un pa­so a pa­so de có­mo se mon­tó el en­tra­ma­do:

- A fi­nes de di­ciem­bre del 2012 Gils Carbó dio de ba­ja sor­pre­si­va­men­te la com­pra acor­da­da de otro edi­fi­cio, en Al­si­na 872. Lla­mó a una nue­va li­ci­ta­ción, a me­di­da del edi­fi­cio de Pe­rón al 600. Ha­bía si­do se­de del Gru­po Bem­berg y cal­za­ba jus­to con las con­di­cio­nes de un plie­go di­fe­ren­te: pro­xi­mi­dad con la an­te­rior se­de, au­di­to­rio y bó­ve­da.

- Un mes an­tes de que la li­ci­ta­ción se pu­bli­ca­ra en el Bo­le­tín Ofi­cial del 14 de mar­zo, Gils Carbó vi­si­tó el edi­fi­cio. Fue el úni­co edi­fi­cio que vi­si­tó aun­que se su­po­ne que era una li­ci­ta­ción abier­ta.

- No só­lo lo vi­si­tó: Er­co­li­ni y Taiano pro­ba­ron que en oc­tu­bre se in­ter­cam­bia­ron men­sa­jes de tex­to des­de el te­lé­fono 1164620372 a nom­bre de Gils Carbó con el 1136078008 a nom­bre de Ar­fin­sa. Gils Carbó di­jo que su te­lé­fono ha­bía si­do usa­do por su hi­ja y que des­co­no­cía a quién per­te­ne­cía el otro número.

- El juez y el fis­cal pro­ba­ron al­go más: que la pro­cu­ra­do­ra man­te­nía con­tac­tos con Ar­fin­sa in­clu­so an­tes de asu­mir el car­go. Hay men­sa­jes en ju­lio del 2012, ocho me­ses an­tes de la li­ci­ta­ción. Y va­rias de esas co­mu­ni­ca­cio­nes fue­ron a me­dia­no­che, a una ho­ra que re­ve­la una re­la­ción por lo me­nos de cer­ca­nía.

- Otra de las re­ve­la­cio­nes del fa­llo: al­gu­nos de esos con­tac­tos de Gils Carbó con Ar­fin­sa fue­ron simultáneos con de­ci­sio­nes cla­ve de la Pro­cu­ra­ción vin­cu­la­das a la li­ci­ta­ción.

- Tam­bién, que la in­mo­bi­lia­ria de Bár­ba­ra Jau­re­gui­berry que Ar­fin­sa uti­li­zó pa­ra la ven­ta tru­cha se ha­bía cons­ti­tui­do y le­ga­li­za­do en

La pro­cu­ra­do­ra que di­jo que no sa­bía na­da de la com­pra tru­cha ha­bla­ba con el com­pra­dor.

tiem­po ré­cord.

- Otros lla­ma­dos de­tec­ta­dos des­de el ce­lu­lar de Gils Carbó fue­ron a Car­los Liuz­zi, fa­mi­liar y número dos de Car­los Zan­ni­ni y que tu­vo sus diez mi­nu­tos de fa­ma cuan­do le pi­dió al juez Oyar­bi­de que fre­na­ra el alla­na­mien­to de una cue­va fi­nan­cie­ra del kirch­ne­ris­mo. Era pro­pie­dad de Gui­ller­mo Grep­pi y con nom­bre de re­me­dio: Propy­me. Liuz­zi y Grep­pi fue­ron de­nun­cia­dos y los so­bre­se­yó el juez Ro­drí­guez a pe­di­do de Zan­ni­ni. Ob­vio, el fis­cal no ape­ló los so­bre­sei­mien­tos.

- La es­tre­cha re­la­ción de Gils Carbó con Liuz­zi y con Zan­ni­ni ex­pli­ca, en­tre otras, la lle­ga­da y el po­der de Be­llin­gi en la Pro­cu­ra­ción. Be­llin­gi ar­mó la li­ci­ta­ción si­mu­la­da. Su her­mano Juan Car­los Thill co­bró la coima pa­ga­da por Adrián Gon­zá­lez Fis­cher, el ge­ren­te de Ar­fin­sa, a tra­vés de Jau­re­gui­berry.

La je­fa de los que pi­den a los jue­ces pro­ce­sa­mien­tos ha si­do pro­ce­sa­da. Y se hun­dió la teo­ría de que ha­bía si­do trai­cio­na­da por Be­llin­gi, el sub­di­rec­tor in­fiel. La fun­da­do­ra de la red de im­pu­ni­dad K Jus­ti­cia Le­gí­ti­ma pu­do ha­ber fun­da­do Jus­ti­cia Des­le­gí­ti­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.