El Go­bierno pre­sio­na a la pro­cu­ra­do­ra y Ga­ra­vano pi­dió “que se to­me li­cen­cia ya”

El mi­nis­tro de Jus­ti­cia di­jo que “no es bueno” que si­ga en el car­go. Pa­ra Ca­rrió se pro­bó que hi­zo “ne­go­cios”.

Clarin - - TEMA DEL DÍA - Gui­do Ca­re­lli Lynch gca­re­lli@cla­rin.com Gui­do Bras­lavsky gbras­lavsky@cla­rin.com

El Go­bierno re­ci­bió con be­ne­plá­ci­to el pro­ce­sa­mien­to de la pro­cu­ra­do­ra ge­ne­ral Ale­jan­dra Gils Carbó. Cons­cien­tes de que la ti­tu­lar del mi­nis­te­rio Pú­bli­co Fis­cal no re­nun­cia­rá de mo­tu pro­pio, el mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Ger­mán Ga­ra­vano, exi­gió que pi­die­ra li­cen­cia. “Es gra­ví­si­mo, de­be­ría pe­dir li­cen­cia ya, por­que es muy gra­ve que de­ba in­ves­ti­gar­la un fun­cio­na­rio de me­nor je­rar­quía y que de­pen­de de ella. Ella se­gu­ra­men­te ape­la­rá y la si­tua­ción no es bue­na pa­ra el país”, se­ña­ló el mi­nis­tro en diá­lo­go con Clarín.

En el Eje­cu­ti­vo apues­tan a la sa­li­da de­fi­ni­ti­va de Gils Carbó y a un nue­vo pro­yec­to de ley pa­ra li­mi­tar el po­der de su su­ce­sor en el car­go. El Eje­cu­ti­vo pro­po­ne un man­da­to de 5 años con un sis­te­ma ad­ver­sa­rial, pe­ro ad­mi­te que no se pue­de lle­var ade­lan­te mien­tras la pro­cu­ra­do­ra con­ti­núe en el car­go. Eli­sa Ca­rrió echó por tie­rra el con­sen­so en­tre di­fe­ren­tes blo­ques de la opo­si­ción en Dipu­tados y en el Se­na­do pa­ra avan­zar con la re­for­ma y obli­gar a Gils Carbó a re­nun­ciar. “El pro­yec­to -que ob­tu­vo dic­ta­men en co­mi­sión- tal co­mo es­tá re­dac­ta­do tie­ne nom­bre y ape­lli­do y es in­cons­ti­tu­cio­nal ya que plan­tea una in­tro­mi­sión del Eje­cu­ti­vo y el Le­gis­la­ti­vo en asun­tos del Po­der Ju­di­cial”, sen­ten­ció la je­fa de la Coa­li­ción Cí­vi­ca en su mo­men­to y obli­gó a la ad­mi­nis­tra­ción de Mau­ri­cio Ma­cri a re­tro­ce­der.

Con el pro­ce­sa­mien­to con­su­ma­do de la je­fa de los fis­ca­les, la alia­da más po­de­ro­sa del Pre­si­den­te vol­vió a ha­blar. “Des­pués de años de tra­ba­jo em­pe­za­mos a ver que se ha­ce jus­ti­cia y va­mos ca­mino, a en ba­se a de­re­cho, a re­mo­ver de su car­go a una mi­li­tan­te po­lí­ti­ca que fue pues­ta allí pa­ra ga­ran­ti­zar im­pu­ni­dad y ne­go­cios del po­der. Se es­tá pro­ban­do que Gils Carbó uso la Pro­cu­ra­ción pa­ra ha­cer ne­go­cios y pa­ra ga­ran­ti­zar­les la li­ber­tad a los la­dro­nes más gran­des de la Ar­gen­ti­na”, sen­ten­ció Ca­rrió an­te la con­sul­ta de es­te dia­rio.

En la Ca­sa Ro­sa­da se ba­ra­jó en su mo­men­to echar a Gils Carbó por de­cre­to, aun­que esa idea tam­bién cho­có con la dipu­tada por la Ciu­dad. “De­be res­pe­tar­se la Cons­ti­tu­ción, aún an­te de­lin­cuen­tes”, ex­pre­só el año pa­sa­do. Al­gu­nas de las espadas le­gis­la­ti­va y ju­di­cia­les le es­pe­tan a la je­fa de la Coa­li­ción Cí­vi­ca que pos­ter­ga­ra la des­ti­tu­ción de Gils Carbó. “Se tie­ne que dar cuen­ta de que se equi­vo­có en su mo­men­to, de­be­ría re­pen­sar la si­tua­ción con un pro­ce­sa­mien­to”, sos­tu­vo.

En la prác­ti­ca y con el se­llo del ca­si se­gu­ro con­tun­den­te triun­fo elec­to­ral de su bo­le­ta, no son po­cos quie­nes re­co­no­cen que en es­ta ma­te­ria el Go­bierno obra­rá se­gún el de­seo de Ca­rrió. No es ca­sual, en ese sen­ti­do, la de­sig­na­ción de Fer­nan­do Sán­chez en je­fa­tu­ra de Ga­bi­ne­te. El hi­jo di­lec­to de Ca­rrió su­per­vi­sa­rá la agen­da ins­ti­tu­cio­nal del Eje­cu­ti­vo y tra­ba­ja en un bo­rra­dor de un nue­vo pro­yec­to de ley.

Las espadas le­gis­la­ti­vas de Cam­bie­mos en el Con­gre­so re­co­no­cen que no es­pe­ran que se ace­le­ren ac­cio­nes contra la je­fa de los fis­ca­les y que la pre­sión se­rá emi­nen­te­men­te po­lí­ti­ca y me­diá­ti­ca. “Al­gu­nos ac­to­res que­da­rán con­di­cio­na­dos”, afir­man en el Eje­cu­ti­vo, cons­cien­tes de que no tie­nen los dos ter­cios ne­ce­sa­rios pa­ra avan­zar con la des­ti­tu­ción de la pro­cu­ra­do­ra. En Bal­car­ce 50 des­ta­can que es­pe­ran que la cau­sa avan- cen aun­que el re­sul­ta­do no for­ma par­te de la es­tra­te­gia ofi­cia­lis­ta.

Si bien Ca­rrió, Ma­rio Ne­gri y Sil­via Los­pen­na­to le pu­sie­ron la fir­ma al pe­di­do de jui­cio po­lí­ti­co contra Gils Carbó, la co­mi­sión de jui­cio po­lí­ti­co que pre­si­de el ma­cris­ta Ál­va­ro Gon­zá­lez ja­más se­sio­nó. Los cer­ca de 30 pe­di­dos de jui­cio -contra, en­tre otros, el Pre­si­den­te y el ti­tu­lar de la Cor­te Su­pre­ma Ri­car­do Lo­ren­zet­ti- ex­pli­can en par­te la iner­cia. En ese cuer­po afir­man que el pro­ce­sa­mien­to contra Gils Carbó tie­ne un pe­so ob­je­ti­vo que po­dría te­ner con­se­cuen­cias.

En el blo­que mas­sis­ta, en tan­to, hay es­cep­ti­cis­mo. Gra­cie­la Ca­ma­ño pre­si­de la bi­ca­me­ral de se­gui­mien­to y con­trol del mi­nis­te­rio pú­bli­co fis­cal, re­co­pi­ló 1000 fo­jas -sin di­gi­ta­li­zar- pa­ra cer­car a Gils Carbó, pe­ro no lo­gró con­vo­car­la al Con­gre­so por­que Cam­bie­mos le re­cla­mó a la je­fa de los fis­ca­les más do­cu­men­ta­ción. Ma­rio Ne­gri, el je­fe del in­ter­blo­que de Cam­bie­mos e in­te­gran­te de la co­mi­sión, ad­vir­tió que le so­li­ci­ta­rá a Ca­ma­ño que ci­te a Gils Carbó. “Pe­di­ré a la pre­si­den­cia de la mis­ma que so­li­ci­te a la Jus­ti­cia el au­to de pro­ce­sa­mien­to, de ma­ne­ra ur­gen­te, pa­ra po­der exa­mi­nar­lo”, se­ña­ló a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do. Por úl­ti­mo, Ne­gri -so­cio es­tra­té­gi­co de Ca­rrió- re­cla­mó que re­nun­cie. “El car­go que Gils Carbó os­ten­ta y es­te pro­ce­sa­mien­to son mé­ri­to su­fi­cien­te pa­ra que dé un pa­so al cos­ta­do”, sen­ten­ció. ■

En el Eje­cu­ti­vo apues­tan a un pro­yec­to de ley pa­ra li­mi­tar el po­der del pro­cu­ra­dor ge­ne­ral.

PE­DRO LÁ­ZA­RO FENÁNDEZ

Jus­ti­cia. El mi­nis­tro de la car­te­ra fue la voz ofi­cial que ayer sa­lió a cri­ti­car con du­re­za a la Pro­cu­ra­do­ra in­ves­ti­ga­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.