Des­pués de diez años de dis­cor­dia, se re­con­ci­lian las dos fac­cio­nes pa­les­ti­nas

Son Al Fa­tah en Cis­jor­da­nia y Ha­mas en Ga­za. Pac­ta­ron la paz en Egip­to y con la ve­nia de EE.UU.

Clarin - - EL MUNDO -

Luz eléc­tri­ca y un pa­so abier­to con el país ve­cino. Avan­ces que en el res­to del mun­do se dan por ga­ran­ti­za­dos, pa­ra dos mi­llo­nes de per­so­nas que vi­ven en la Fran­ja de Ga­za es­tán un po­co más cer­ca de ha­cer­se reali­dad gra­cias a la paz fir­ma­da ayer en­tre las or­ga­ni­za­cio­nes pa­les­ti­nas Al Fa­tah y Ha­mas.

Con la me­dia­ción de Egip­to y la ve­nia de Es­ta­dos Uni­dos, las has­ta aho­ra or­ga­ni­za­cio­nes po­lí­ti­cas ri­va­les fir­ma­ron en El Cairo un acuer­do que, si tie­ne éxi­to, pon­dría fin a un en­fren­ta­mien­to co­men­za­do en 2007 cuan­do Ha­mas ex­pul­só de la Fran­ja de Ga­za a Al Fa­tah, el prin­ci­pal par­ti­do de la Au­to­ri­dad Na­cio­nal Pa­les­ti­na (ANP), a car­go de los te­rri­to­rios en Cis­jor­da­nia.

La hoja de ru­ta in­clu­ye una se­gun­da reu­nión en­tre los lí­de­res pa­les­ti­nos el 21 de no­viem­bre pa­ra co­men­zar el go­bierno con­jun­to de Ga­za el 1 de di­ciem­bre. En lo con­cre­to tam­bién po­dría sig­ni­fi­car un fin al racionamiento de elec­tri­ci­dad, que hoy so­lo lle­ga

unas ho­ras al día, y la aper­tu­ra por par­te de Egip­to de su fron­te­ra en Ra­fah, un pa­so vi­tal pa­ra Ga­za que ade­más se­ría cus­to­dia­do por la guar­dia pre­si­den­cial de Mah­moud Ab­bas, pre­si­den­te de la ANP.

“Ce­le­bro el acuer­do”, di­jo Ab­bas. No se des­car­ta que otra de las po­si­bles con­se­cuen­cias del arre­glo sea su via­je en no­viem­bre a Ga­za, te­rri­to­rio que no ha pi­sa­do des­de que su or­ga­ni­za­ción fue ex­pul­sa­da por Ha­mas en 2007.

Que­da por es­cri­bir en el acuer­do có­mo en­fren­ta­rán las pró­xi­mas elec­cio­nes, la po­lí­ti­ca ofi­cial ha­cia Is­rael y el des­tino de los 25 mil mi­li­tan­tes del bra­zo ar­ma­do de Ha­mas, el pro­ble­ma que más preo­cu­pa a Is­rael y por el que con­si­de­ra una or­ga­ni­za­ción te- rro­ris­ta a Ha­mas, que ha re­ci­bi­do apo­yos y fi­nan­cia­ción por par­te de Qa­tar y de Irán.

Gran par­te de la po­bla­ción de Ga­za tam­bién se re­ser­va el op­ti­mis­mo por­que no es la pri­me­ra vez que las dos or­ga­ni­za­cio­nes pa­les­ti­nas al­can­zan un acuer­do: el que tam­bién fir­ma­ron en El Cairo en 2011 ter­mi­nó en agua de bo­rra­jas. De acuer­do con el dia­rio The New York Ti­mes, el fir­ma­do ayer por el en­via­do de Al Fa­tah, Az­zam al Ah­mad; y por el vi­ce­pre­si­den­te del bu­ró po­lí­ti­co de Ha­mas, Sa­leh al Arou­ri; es más só­li­do por­que ade­más del egip­cio tie­ne el res­pal­do de Es­ta­dos Uni­dos, de Ara­bia Sau­dí y de los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos.

Que Ha­mas ha­ya acep­ta­do ha­cer las pa­ces aho­ra es una mues­tra de su de­bi­li­dad, tras años de ais­la­mien­to y em­po­bre­ci­mien­to pro­gre­si­vo pa­ra la po­bla­ción de Ga­za.

A Egip­to, cu­yos ser­vi­cios de in­te­li­gen­cia ofi­cia­ron ayer de an­fi­trio­nes, el acuer­do en­tre pa­les­ti­nos le ayu­da en un pro­ble­ma do­més­ti­co: el go­bierno de Ab­del Fat­tah al-Si­si es­tá tra­tan­do de ter­mi­nar con un mo­vi­mien­to in­sur­gen­te is­la­mis­ta en la pe­nín­su­la del Si­naí que, se­gún di­cen en El Cairo, bus­ca re­fu­gio mé­di­co en Ga­za ca­da vez que tie­ne he­ri­dos.

Pa­ra Egip­to, Emi­ra­tos y Ara­bia Sau­dí, so­ca­var la he­ge­mo­nía de Ha­mas en Ga­za es tam­bién una for­ma de ter­mi­nar con la in­fluen­cia de Qa­tar en la zo­na, el país del Gol­fo Pér­si­co contra el que im­pu­sie­ron en ju­nio un blo­queo ba­jo acu­sa­cio­nes de pa­tro­ci­nar al te­rro­ris­mo. ■

AFP

Ne­go­cia­do­res. Azam al-Ah­mad de Al Fa­tah (der.) y Sa­leh al-Aru­ri de Ha­mas se sa­lu­dan tras el acuer­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.