Ré­cord de pú­bli­co en la Fies­ta Na­cio­nal es­pa­ño­la, mar­ca­da por la cri­sis ca­ta­la­na

El rey Fe­li­pe VI en­ca­be­zó los ac­tos, en me­dio de un par­ti­cu­lar fervor na­cio­na­lis­ta an­te el desafío se­pa­ra­tis­ta.

Clarin - - EL MUNDO - Juan Car­los Al­ga­ña­raz jcal­ga­na­raz@cla­rin.com

Una enor­me mul­ti­tud, cu­ya pre­sen­cia ba­tió el re­cord absoluto en re­la­ción a ac­tos si­mi­la­res, fes­te­jó ayer con gran fervor la Fies­ta Na­cio­nal de Es­pa­ña. Es­te acon­te­ci­mien­to es­tá ín- ti­ma­men­te vin­cu­la­do a la cri­sis ca­ta­la­na, ya que ha exa­cer­ba­do la ex­pre­sio­nes de pa­trio­tis­mo y uni­dad .

Una gran can­ti­dad de ban­de­ras y to­do ti­po de en­se­ñas ro­jas y gual­das, se mul­ti­pli­ca­ron en el lu­gar del des­fi­le en el Pa­seo de la Cas­te­lla­na. Era tan ele­va­da la can­ti­dad de gen­te, que co­men­zó a lle­gar des­de las 8.30 de la ma­ña­na cuan­do el ac­to co­men­zó a las 12, que la ex­ten­sión de la pa­ra­da mi­li­tar tu­vo que ser ex­ten­di­da dos ve­ces y ni así se lo­gró aco­mo­dar a la mul­ti­tud que de­bió mi­rar des­de le­jos.

Es­ta fue la evi­den­cia de que el acon­te­ci­mien­to es­ta­ba di­rec­ta­men­te vin­cu­la­do al fuer­te im­pac­to so­bre to­do emo­cio­nal pe­ro tam­bién po­lí­ti- co e his­tó­ri­co de la peor cri­sis ins­ti­tu­cio­nal que ha vi­vi­do la de­mo­cra­cia es­pa­ño­la. Pla­ga­do de in­cer­ti­dum­bres, in­dig­na­ción y pre­sen­ti­mien­tos.

No hu­bo in­ci­den­tes, ni pan­car­tas agre­si­vas tal co­mo ha­bían re­cla­ma­do las au­to­ri­da­des. Los gru­pos fran­quis­tas de ul­tra­de­re­cha que siem­pre hi­cie­ron sen­tir su pre­sen­cia con ac­tos pro­vo­ca­do­res se eva­po­ra­ron por­que se les ad­vir­tió que no se­rían bien re­ci­bi­dos. NI si­quie­ra apa­re­cie­ron las ban­de­ras no cons­ti­tu­cio­na­les con la “ga­lli­na”, el águi­la del im­pe­rio que ex­hi­bía el ré­gi­men de Fran­co.

La pé­si­ma no­ti­cia, que ha su­mi­do a Es­pa­ña en un pro­fun­do do­lor, es que uno de los pi­lo­tos que par­ti­ci­pó en el des­fi­le, fa­lle­ció al es­tre­llar­se en una ma­nio­bra de apro­xi­ma­ción a su ba­se aé­rea cuan­do re­gre­sa­ba de Ma­drid.

El te­ma ca­ta­lán es­tu­vo pre­sen­te por de­cla­ra­cio­nes de la per­so­na­li­dad más im­por­tan­te en el te­ma, Ma­ría Do­lo­res de Cos­pe­dal, mi­nis­tra de De­fen­sa. Di­jo que que tie­ne “la ca­si com­ple­ta se­gu­ri­dad de que no va a ser ne­ce­sa­ria” la in­ter­ven­ción de las Fuer­zas Ar­ma­das en la cri­sis ca­ta­la­na, aun­que és­tas tie­nen la obli­ga­ción de “es­tar pre­pa­ra­das” pa­ra de­fen­der su país den­tro y fue­ra de sus fron­te­ras.

Los ac­tos, co­mo siem­pre se mul­ti­pli­ca­ron en to­da Es­pa­ña. El más im­por­tan­te en Ca­ta­lu­ña, don­de tu­vo lu­gar una mar­cha con mi­les de per­so- nas on­dean­do ban­de­ras es­pa­ño­las .

La lle­ga­da de los Re­yes, las per­so­na­li­da­des más po­pu­la­res se­gún los son­deos, mar­có en Ma­drid el co­mien­zo de los nu­me­ro­sos ac­tos. Los acom­pa­ña­ban la Prin­ce­sa de As­tu­rias, Leo­nor, y la In­fan­ta So­fía.

Un he­cho po­co usual se pro­du­jo cuan­do lle­gó el pre­si­den­te Ma­riano Ra­joy, que siem­pre ha co­se­cha­do sil­bi­dos y abu­cheos y es­ca­sos aplau­sos que es­ta vez se pro­di­ga­ron con en­tu­sias­mo. El con­flic­to en Ca­ta­lu­ña le ha he­cho ga­nar pres­ti­gio al ti­tu­lar del Eje­cu­ti­vo y vo­tos en los son­deos.

Es­ta­ban pre­sen­tes to­da la es­ca­la de au­to­ri­da­des de las prin­ci­pa­les en­ti­da­des del Es­ta­do, los di­ri­gen­tes po­lí­ti­cos al com­ple­to y los pre­si­den­tes de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas me­nos Car­les Puig­de­mont (Ca­ta­lu­ña), del Pa­rís Vas­co y de Na­va­rra.

Por pri­me­ra vez se unió al des­fi­le la Po­li­cía Na­cio­nal que, con la Guar­dia Ci­vil, co­se­cha­ron los más nu­tri­dos aplau­sos y ova­cio­nes po­pu­la­res des­pués de los mo­nar­cas. Los acon­te­ci­mien­tos en Ca­ta­lu­ña ha pro­por­cio­na­do un pres­ti­gio ex­tra­or­di­na­rio a am­bas fuer­zas de se­gu­ri­dad. ■

DPA

Jú­bi­lo. Una mul­ti­tud par­ti­ci­pa en Barcelona de las ce­le­bra­cio­nes por la Fies­ta de la Uni­dad es­pa­ño­la. El ac­to cen­tral tu­vo lu­gar en Ma­drid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.