Atlé­ti­co Tu­cu­mán

Tres go­les del “Pul­ga” y la pun­ta

Clarin - - TAPA - Juan Ma­nuel Ro­vi­ra tu­cu­man@cla­rin.com

Di­cen que pe­que­ñas ac­cio­nes pue­den crear gran­des mo­vi­mien­tos. Y eso fue lo que lo­gró Luis Mi­guel Ro­drí­guez en el Mo­nu­men­tal Jo­sé Fie­rro. Siem­pre aten­to, el de­lan­te­ro rom­pió una vez más to­dos los pro­nós­ti­cos con su jue­go. El Pul­ga mar­có un tri­ple­te en la go­lea­da por 3 a 0 de Atlé­ti­co Tu­cu­mán so­bre Ti­gre, de­jó al De­cano en lo más al­to de la Superliga y con el áni­mo por las nu­bes pa­ra el jue­go de ida del mar­tes an­te Gre­mio por los cuar­tos de fi­nal de la Co­pa Li­ber­ta­do­res.

¿Hay al­go que le fal­te ha­cer a Luis Ro­drí­guez? Con 125 fes­te­jos con la ca­mi­se­ta al­bi­ce­les­te, ya es­tá ter­ce­ro en la his­to­ria, igua­ló a Do­na­to Pe­ne­lla (1920-28 y 1934-38) y que­dó a uno de Raúl Vi­llal­ba (1951-57 y 63-64), aun­que es­tá le­jos de San­tia­go Mi­chal (209 go­les en­tre 1934 y 1943). El Pul­ga jue­ga con la tran­qui­li­dad de al­guien que hi­zo al me­nos un gol en el vie­jo Ar­gen­tino A, en la B Na­cio­nal, en la Superliga, en la Co­pa Ar­gen­ti­na, en la Li­ber­ta­do­res y en la Su­da­me­ri­ca­na. Un ver­da­de­ro crack.

La ilu­sión de pe­lear am­bas com­pe­ten­cias de­jó de ser un sue­ño pa­ra Atlé­ti­co y se con­vir­tió en reali­dad. El triun­fo an­te el Ma­ta­dor fue un signo más del fan­tás­ti­co mo­men­to que es­tá vi­vien­do el con­jun­to de Ri­car­do Zie­lins­ki y que ha­ce pen­sar en que to­do es po­si­ble.

Por­que el De­cano tu­cu­mano que­dó tran­si­to­ria­men­te co­mo lí­der del tor­neo, des­pla­zan­do por un pun­to de ese si­tial de pri­vi­le­gio a Ra­cing, que ma­ña­na en­fren­ta­rá a La­nús, y lle­ga en­to­na­do pa­ra en­fren­tar al vi­gen­te cam­peón con­ti­nen­tal.

Los tres tan­tos de Luis Ro­drí­guez (el úl­ti­mo, un go­la­zo) y el pe­nal ata­ja­do por Cris­tian Luc­chet­ti fue­ron claves an­te Ti­gre. Por­que no só­lo per­mi­tie­ron lo­grar lo men­cio­na­do, sino tam­bién acre­cen­tar su pro­me­dio y ale­jar­se de la zo­na ro­ja del des­cen­so (su­peró a Vé­lez y a Ne­well’s, que­dó a uno de Unión y de La­nús, y a dos de Hu­ra­cán). To­do per­fec­to.

Los 90 mi­nu­tos en el Mo­nu­men­tal fue­ron con mu­cha di­ná­mi­ca, un buen fút­bol y buen to­que. Atlé­ti­co fue quien se trans­for­mó en pro­ta­go­nis­ta: ma­ne­jó la pe­lo­ta, la pu­so con­tra el pi­so y siem­pre bus­có los es­pa­cios. Dis­tin­to fue Ti­gre, que no le tra­jo ma­yo­res con­se­cuen­cias a la úl­ti­ma lí­nea del lo­cal, sal­vo en al­gu­nos pa­sa­jes del com­ple­men­to.

Por eso Atlé­ti­co lo ter­mi­nó ga­nan­do. Siem­pre fue el que más las­ti­mó y, cla­ro, mar­có la di­fe­ren­cia des­de los pies de su ído­lo, el Pul­ga. De­se­qui­li­bran­te, dis­tin­to, Luis Mi­guel la rom­pió y vol­vió a ha­cer can­tar con sus go­les a to­do el Mo­nu­men­tal. ■

FOTOREPORTER

Crack. Ro­drí­guez hi­zo can­tar con sus go­les a los hin­chas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.