Bo­na­dio ya tie­ne lis­to el pe­di­do de desafue­ro y de­ten­ción de Cris­ti­na

La acu­sa­rá de di­ri­gir una aso­cia­ción ilí­ci­ta pa­ra­es­ta­tal or­ga­ni­za­da pa­ra co­brar so­bor­nos a con­tra­tis­tas del Es­ta­do.

Clarin - - EL PAÍS - Lu­cía Sa­li­nas lsa­li­nas@cla­rin.com

Tras una in­ves­ti­ga­ción de cin­co me­ses ini­cia­da con los cua­der­nos del cho­fer Os­car Cen­teno y ali­men­ta­da por de­cla­ra­cio­nes, con­fe­sio­nes y me­di­das de prue­ba re­fle­ja­das en un ex­pe­dien­te de 35 cuer­pos , el juez Clau­dio Bo­na­dio es­tá ul­ti­man­do los de­ta­lles del pro­ce­sa­mien­to de Cris­ti­na Kirch­ner por ser je­fa de una aso­cia­ción ilí­ci­ta, res­pon­sa­ble de co­man­dar una es­truc­tu­ra des­de el Es­ta­do pa­ra la re­cau­da­ción de fon­dos ile­ga­les. Co­mo ha­bía he­cho en di­ciem­bre con la cau­sa por el su­pues­to en­cu­bri­mien­to del aten­ta­do a la AMIA, Bo­na­dio tam­bién pi­dió el desafue­ro y la de­ten­ción de la ex Pre­si­den­ta.

Se­gún el in­for­me que di­vul­gó el juez ha­ce unas se­ma­nas, la in­ves­ti­ga­ción re­ve­ló “una or­ga­ni­za­ción de­lic­ti­va con­for­ma­da por fun­cio­na­rios pú­bli­cos, quie­nes va­lién­do­se de me­dios ofi­cia­les (in­clu­yen­do vehícu­los, em­plea­dos, equi­pos de te­le­fo­nía ce­lu­lar, et­cé­te­ra) y co­man­da­dos por quie­nes fue­ran ti­tu­la­res del Po­der Eje­cu­ti­vo Na­cio­nal (Nés­tor Car­los Kirch­ner y Cris­ti­na Elisabet Fernán- dez) y del Mi­nis­te­rio de Pla­ni­fi­ca­ción Fe­de­ral, In­ver­sión Pú­bli­ca y Ser­vi­cios (Ju­lio Mi­guel De Vi­do), ac­tuó en­tre los años 2003 y 2015”.

El ob­je­ti­vo fue “pro­cu­rar la per­cep­ción de su­mas de di­ne­ro ile­gí­ti­mas por par­te de di­ver­sos par­ti­cu­la­res, mu­chos de ellos em­pre­sa­rios con­tra­tis­tas de la obra pú­bli­ca del Es­ta­do Na­cio­nal”, in­di­có Bo­na­dio.

Ha­ce vein­te días, el fis­cal Stor­ne­lli am­plió el ob­je­to de la in­ves­ti­ga­ción y de­li­mi­tó que la ma­nio­bra de­lic­ti­va ini­ció en 2003 y se pro­lon­gó has­ta 2015. Ade­más, en cuan­to a la or­ga­ni­za­ción de la cau­sa, a raíz de las de­cla­ra­cio­nes de los impu­tados co­la­bo­ra­do­res se ge­ne­ra­ron tres nue­vos ex­pe­dien­tes se­gún las áreas en las que el go­bierno kirch­ne­ris­ta re­cau­da­ba los pa­gos ile­ga­les: el sec­tor ener­gé­ti­co, la obra pú­bli­ca ci­vil y el trans­por­te. Mien­tras la cau­sa cen­tral de los cua­der­nos se en­cuen­tra al bor­de de los pri­me­ros pro­ce­sa­mien­tos, el juez en­ten­dió que co­rres­pon­de “pro­fun­di­zar la in­ves­ti­ga­ción res­pec­to a es­tos sis­te­mas”, pa­ra que no se en­tor­pez­ca la cau­sa cen­tral co­no­ci­da co­mo los “cua­der­nos de las coimas”.

En ese ex­pe­dien­te prin­ci­pal, el ma­gis­tra­do de­ter­mi­nó que “du­ran­te un lap­so cer­cano a los ocho años -cuan­to me­nos-, Roberto Ba­rat­ta (sub­se­cre­ta­rio de Coor­di­na­ción y Con­trol de Ges­tión del Mi­nis­te­rio de Pla­ni­fi­ca­ción Fe­de­ral), Nel­son Ja­vier La­zar­te (se­cre­ta­rio pri­va­do de Ba­rat­ta), Her­nán Camilo Gó­mez (fun­cio­na­rio de la sub­se­cre­ta­ría de Coor­di­na­ción y Con­trol de Ges­tión del Mi­nis­te­rio de Pla­ni­fi­ca­ción Fe­de­ral), Fa­bián Eze­quiel Gar­cía Ra­món (Di­rec­tor Na­cio­nal de Ener­gías Re­no­va­bles y Efi­cien­cia Ener­gé­ti­ca del Mi­nis­te­rio de Pla­ni­fi­ca­ción Fe­de­ral), Ra­fael Enrique Llo­rens (sub­se­cre­ta­rio Le­gal del Mi­nis­te­rio de Pla­ni­fi­ca­ción Fe­de­ral) y Wal­ter Fag­yas (pre­si­den­te de ENARSA), efec­tua­ron las co­bran­zas a dis­tin­tos par­ti­cu­la­res, ha­bien­do si­do tras­la­da­dos, en la ma­yo­ría de las opor­tu­ni­da­des, en vehícu­los con­du­ci­dos por Os­car Ber­nar­do Cen­teno”, siem­pre se­gún el in­for­me so­bre el avan­ce de la in­ves­ti­ga­ción que Bo­na­dio pu­bli­có en la pá­gi­na web del Cen­tro de In­for­ma­ción Ju­di­cial (CIJ).

So­bre el fun­cio­na­mien­to de la ope­ra­ción, el juz­ga­do in­di­có: “Pre­vio per­ci­bir el por­cen­ta­je que co­rres­pon­die­ra a sus ta­reas, pro­ce­dían a en­tre­gar los fon­dos re­cau­da­dos a otros fun­cio­na­rios, ta­les co­mo Jo­sé Ma­ría Ola­za- gas­ti (se­cre­ta­rio pri­va­do de Ju­lio Mi­guel De Vi­do), Hu­go Mar­tín La­rra­bu­ru (coordinador de la Uni­dad Mi­nis­tro del Je­fe de Ga­bi­ne­te de Mi­nis­tros), Juan Ma­nuel Abal Me­di­na (Je­fe de Ga­bi­ne­te de Mi­nis­tros) y Héc­tor Da­niel Muñoz (se­cre­ta­rio pri­va­do de la Pre­si­den­cia de la Na­ción)”.

La si­guien­te ins­tan­cia y fi­nal era “de­ri­var -el di­ne­ro- a ma­nos de los ver­da­de­ros be­ne­fi­cia­rios de la ma­nio­bra ilí­ci­ta: Nés­tor Kirch­ner, Cris­ti­na Fer­nán­dez y Ju­lio De Vi­do”.

La des­crip­ción de Bo­na­dio en aquel tra­ba­jo an­ti­ci­pa los tér­mi­nos del pro­ce­sa­mien­to que es­tá a pun­to de fir­mar en las pró­xi­mas ho­ras.

El ex­pe­dien­te, que cuen­ta con me­dio cen­te­nar de impu­tados, ini­ció con 15 cuer­pos y con el trans­cur­so de los me­ses se du­pli­có con de­cla­ra­cio­nes, do­cu­men­ta­ción y el re­sul­ta­do de de­ce­nas de me­di­das de prue­ba. En ese mar­co se rea­li­za­ron 70 alla­na­mien­tos -36 en la ciudad de Bue­nos Ai­res, 24 en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res, 7 en Mi­sio­nes, 2 en San­ta Cruz y 1 en Men­do­za-, so­bre ofi­ci­nas de em­pre­sas a ni­vel na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal, co­mo tam­bién so­bre los do­mi­ci­lios de los ex fun­cio­na­rios pú­bli­cos in­vo­lu­cra­dos en la in­ves­ti­ga­ción. ■

Cris­ti­na ya tie­ne un pe­di­do de desafue­ro y de­ten­ción, en la cau­sa por la de­nun­cia de Nis­man

ROLANDO AN­DRA­DE.

En problemas. Cris­ti­na Kirch­ner, sa­lien­do ayer de la ca­sa de su hi­ja Flo­ren­cia en Cons­ti­tu­ción. Bo­na­dio vol­ve­rá a pro­ce­sar­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.