“El mu­cha­cho del po­llo”, de enemigo a pro­vee­dor fa­vo­ri­to

Impu­tado. Die­go Cue­llo es uno de los 39 acusados que ten­drá el de­ba­te.

Clarin - - POLICIALES - Mau­ro Agui­lar

Lo des­cri­ben co­mo “El mu­cha­cho del po­llo” o “ami­go”, aun­que esa pa­la­bra no pa­re­ce vin­cu­la­da con el afec­to: en las es­cu­chas se ad­vier­te có­mo uti­li­zan el mis­mo tér­mino pa­ra re­fe­rir­se a otras per­so­nas. A ve­ces sim­ple­men­te lo nom­bran por su ape­lli­do. “Cue­llo”, a se­cas. Se tra­ta de Die­go Cue­llo, uno de los pro­vee­do­res de dro­ga de “Los Mo­nos”, la ban­da co­man­da­da por Ariel “Gui­lle” Can­te­ro, Jor­ge “Ema” Cha­mo­rro y sus pa­re­jas. Aun­que tie­ne 41 años, su vi­da ya acu­mu­la al­gu­nos epi­so­dios que po­drían con­ver­tir­lo en pro­ta­go­nis­ta de al­gu­na fic­ción nar­co.

En abril de 2013 lo de­tu­vie­ron en una “nar­co­cha­cra” de la lo­ca­li­dad de Al­vear, pe­ro el pro­ce­di­mien­to es­tu­vo car­ga­do de vi­cios, por lo que fue ab­suel­to. La Jus­ti­cia ter­mi­nó in­ves­ti­gan­do a los po­li­cías que par­ti­ci­pa­ron del ope­ra­ti­vo y ob­ser­van­do el ac­cio­nar del juez Juan Car­los Vien­na.

En la an­te­rior cau­sa pe­nal con­tra “Los Mo­nos”, que ter­mi­nó con du­ras con­de­nas con­tra sus miembros, Cue­llo fir­mó una de­cla­ra­ción de­ta­llan­do el rol de los Can­te­ro. Cul­pó al clan por la muer­te de Mar­tín “Fan­tas­ma” Paz, cri­men que per­mi­tió ini­ciar la in­ves­ti­ga­ción con­tra la ban­da. Sin em­bar­go, du­ran­te el jui­cio des­min­tió to­do. Los in­ves­ti­ga­do­res lo mar­ca­ban co­mo un enemigo de “Los Mo­nos”, aun­que al­gu­nos epi­so­dios fue­ron des­min­tien­do ese ró­tu­lo.

Otra vez en abril, pe­ro de 2015, 15 dis­pa­ros im­pac­ta­ron con­tra su au­to. Se sal­vó de milagro. Sus hi­jas, de 2 y 7 años, tam­bién so­bre­vi­vie­ron, pe­ro su­frie­ron he­ri­das en las pier­nas al ser al­can­za­das por las ba­las. Los epi­so­dios pa­re­cen par­te de una fic­ción, pe­ro son reales. Un año des­pués un ope­ra­ti­vo per­mi­tió de­te­ner a sie­te in­te­gran­tes de un gru­po nar­co. Cua­tro eran po­li­cías. Uno de ellos te­nía una ca­mio­ne­ta Volks­wa­gen Ama­rok re­gis­tra­da a nom­bre de Cue­llo.

Se­gún fi­gu­ra en la cau­sa “Los Pa­tro­nes”, en la que se en­jui­cia­rá por pri­me­ra vez al clan Can­te­ro por nar­co­trá­fi­co, Cue­llo pro­veía dro­gas y te­nía “un rol im­por­tan­te” en la or­ga­ni­za­ción. El hom­bre man­te­nía con­tac­to con los ca­be­ci­llas. “Ya­ma­lo (sic) al mu­cha­cho del po­llo lo más an­tes po­si­ble”, le in­di­ca Cha­mo­rro a tra­vés de un men­sa­je de tex­to a Jé­si­ca Lloan, su pa­re­ja, el 4 de sep­tiem­bre de 2015.

Los in­ves­ti­ga­do­res de­ter­mi­na­ron que Lloan se en­con­tró con Cue­llo en la ca­lle y le en­tre­gó una bol­sa de ny­lon. Con Gla­dis Ba­rrios, otra pie­za de la ban­da, se vio el 8 de oc­tu­bre de 2015. Re­ci­bió un pa­que­te que, de acuer­do a la in­ter­pre­ta­ción po­li­cial, con­te­nía di­ne­ro. El 29 de sep­tiem­bre de 2015, Ariel “Gui­lle” Can­te­ro le pi­de a su pa­re­ja, Va­ne­sa Ba­rrios, “el nú­me­ro de Cue­llo”.

En los alla­na­mien­tos que se rea­li­za­ron en no­viem­bre de 2015, y que terminaron con su de­ten­ción, le en­con­tra­ron co­caí­na en un de­par­ta­men­to ubi­ca­do en una de las zo­nas más ex­clu­si­vas de Ro­sa­rio, fren­te al río Pa­ra­ná. La pro­pie­dad que­da­ba a só­lo a cien me­tros de una dependencia po­li­cial an­ti­nar­có­ti­cos. ■

Ope­ra­ti­vo. Uno de los pro­ce­di­mien­tos de la cau­sa “Los Pa­tro­nes”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.