El prin­ci­pal in­te­rés en la UE es que Bra­sil no va­ya a rom­per con el Mer­co­sur

Clarin - - EL MUNDO -

cu­ti­va en ne­go­cios de bie­nes raí­ces, Bol­so­na­ro ha si­do dipu­tado y nun­ca ha di­ri­gi­do na­da”.

So­bre có­mo cree que se­ría una fu­tu­ra re­la­ción en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Bra­sil si Bol­so­na­ro re­sul­ta ele­gi­do pre­si­den­te, Shif­ter cree que el go­bierno de Trump ha si­do “no­ta­ble­men­te in­di­fe­ren­te” ha­cia Amé­ri­ca La­ti­na y Bra­sil no es la ex­cep­ción. “Du­do de que Bra­sil es­té en el ra­dar de la ad­mi­nis­tra­ción Trump en es­te mo­men­to”.

Shif­ter se­ña­la que “re­tó­ri­ca­men­te, pue­de ha­ber con­ver­gen­cia en­tre Bol­so­na­ro y Trump en la lu­cha con­tra el cri­men y ser du­ro con Ve­ne­zue­la. Pe­ro cual­quier co­la­bo­ra­ción sig­ni­fi­ca­ti­va se­rá li­mi­ta­da si Bol­so­na­ro pre­si­de un go­bierno dé­bil en Bra­sil, lo cual es una po­si­bi­li­dad real”. Ade­más, el ex­per­to ha­ce una ad­ver­ten­cia: “Si Bol­so­na­ro con­ti­núa con su en­fo­que pa­ra com­ba­tir el cri­men y co­me­te vio­la­cio­nes de de­re­chos hu­ma­nos, no to­dos los miem­bros de la ad­mi­nis­tra­ción de Trump lo acla­ma­rán y, de­pen­dien­do de los re­sul­ta­dos de las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas de no­viem­bre, po­de­mos es­pe­rar más vo­ces crí­ti­cas des­de el Con­gre­so de los Es­ta­dos Uni­dos”.

Roett re­sal­ta la bue­na quí­mi­ca en­tre am­bos mandatarios. “A la ad­mi­nis­tra­ción de Trump le gus­ta­rá la po­si­ción du­ra de Bol­so­na­ro so­bre se­gu­ri­dad y cri­men. Trump ad­mi­ra a los ‘hom­bres fuer­tes’ y a los lí­de­res au­to­ri­ta­rios y Bol­so­na­ro se ajus­ta a esa des­crip­ción. A Trump le gus­ta­rá el he­cho de que Bol­so­na­ro lo ad­mi­re y lo vea co­mo un mo­de­lo pa­ra im­po­ner la ley y el or­den y lu­char con­tra el es­ta­blish­ment por­que Trump ama ser

ha­la­ga­do”. “En prin­ci­pio, am­bas ad­mi­nis­tra­cio­nes po­drían ser bas­tan­te com­pa­ti­bles, pe­ro ve­re­mos có­mo la re­la­ción evo­lu­cio­na con el tiem­po”.

El ex­per­to agre­ga que, más allá de to­do, “el prin­ci­pal desafío en Bra­sil es abor­dar los des­equi­li­brios fis­ca­les, la de­sigual­dad so­cial y la co­rrup­ción co­rro­si­va en el sec­tor pú­bli­co. Es­tas no son me­tas prio­ri­ta­rias en los EE.UU., pe­ro son los desafíos lo­ca­les de Bra­sil pa­ra el nue­vo go­bierno, sin im­por­tar quién ga­ne la se­gun­da vuel­ta”. ■ Las ins­ti­tu­cio­nes eu­ro­peas guar­dan si­len­cio tras la pri­me­ra vuel­ta de las pre­si­den­cia­les bra­si­le­ñas y la po­si­bi­li­dad de que Jair Bol­so- na­ro lle­gue al po­der. Ni la Co­mi­sión Eu­ro­pea ni el Con­se­jo Eu­ro­peo –la ins­ti­tu­ción que re­pre­sen­ta a los go­bier­nos del blo­que- hi­cie­ron por el mo­men­to de­cla­ra­ción al­gu­na.

En la agen­da eu­ro­pea sigue la po­si­bi­li­dad de acor­dar con Mer­co­sur un tra­ta­do de li­bre comercio que se ha­ce es­pe­rar des­de ha­ce 18 años. La hi­po­té­ti­ca vic­to­ria de Bol­so­na­ro no ten­dría que sus­pen­der las ne­go­cia­cio­nes, es­ti­man fuen­tes de la UE, que mi­ran con más aprehen­sión las me­di­das que pu­die­ra to­mar en po­lí­ti­ca in­ter­na, so­bre to­do las re­la­ti­vas a li­ber­ta­des ci­vi­les. Eu­ro­pa se ma­ne­ja bien con de­mo­cra­cias y con dic­ta­du­ras, pe­ro co­mo de­mos­tró el ca­so ve­ne­zo­lano, no du­da en rom­per con de­mo­cra­cias que se de­ge­ne­ran.

Bol­so­na­ro tam­bién tie­ne ad­mi­ra­do­res en Eu­ro­pa. Son los di­ri­gen­tes ul­tra­de­re­chis­tas co­mo el ita­liano Mat­teo Sal­vi­ni o la fran­ce­sa Ma­ri­ne Le Pen, quie­nes ven en la hi­po­té­ti­ca vic­to­ria del bra­si­le­ño una con­fir­ma­ción más de que mo­vi­mien­tos co­mo los su­yos –na­cio­na­lis­tas y xe­nó­fo­bos­son el fu­tu­ro. Los ana­lis­tas son más elo­cuen­tes. Car­los Ma­la­mud, in­ves­ti­ga­dor prin­ci­pal so­bre Amé­ri­ca La­ti­na del Real Ins­ti­tu­to El­cano de Ma- drid, ex­pli­có a Cla­rín que “en lí­neas ge­ne­ra­les, Bol­so­na­ro no es com­pa­ra­ble a los ul­tra­de­re­chis­tas eu­ro­peos. Com­par­te al­gu­nas no­tas xe­nó­fo­bas y na­cio­na­lis­tas, pe­ro Bol­so­na­ro no tie­ne una po­lí­ti­ca de­fi­ni­da ha­cia la UE mien­tras Le Pen o Sal­vi­ni son abier­ta­men­te eu­ró­fo­bos. En el dis­cur­so de Bol­so­na­ro –al con­tra­rio que en el de Do­nald Trump- no apa­re­ce nin­gu­na crí­ti­ca a la UE”.

El pro­ble­ma de Bol­so­na­ro pa­ra Eu­ro­pa, di­ce, “es su in­de­fi­ni­ción. El mul­ti­la­te­ra­lis­mo no le gus­ta mu­cho. En ma­te­ria eco­nó­mi­ca em­pie­za a ro­dear­se de per­so­na­jes tran­qui­li­za­do­res pa­ra los mer­ca­dos y ha­brá que ver qué lí­nea sigue en re­la­cio­nes ex­te­rio­res y quién se­rá el can­ci­ller”. Ma­la­mud no cree que las re­la­cio­nes eu­ro­peas con Bra­sil se da­ñen. Con­si­de­ra que “si la eco­no­mía va bien, otras va­ria­bles van a ir re­la­ti­va­men­te bien, in­clui­das las re­la­cio­nes ex­te­rio­res”. Tam­bién des­ta­ca que Bol­so­na­ro “ha­bla de abrir la eco­no­mía de Bra­sil al mun­do, de in­ser­tar­la en un mun­do más abier­to, re­du­cir el ta­ma­ño del Es­ta­do, pri­va­ti­zar em­pre­sas y abrir una eco­no­mía muy ce­rra­da”. Eso ha­ría, se­gún es­te ex­per­to, que las re­la­cio­nes se man­tu­vie­ran.

“Otro fac­tor que in­ter­ven­drá, que no pa­sa di­rec­ta­men­te por la UE, es la pro­pues­ta del Bra­sil de Bol­so­na­ro con Mer­co­sur. No es tan­to que pue­da te­ner una po­lí­ti­ca es­pe­cí­fi­ca pa­ra la UE, sino que si in­ten­ta ir en con­tra de Mer­co­sur eso sí pue­de re­sen­tir la re­la­ción por­que a Eu­ro­pa no le gus­ta­ría que Bra­sil se sa­lie­ra de Mer­co­sur. Eu­ro­pa no va a de­fen­der a ul­tran­za la ne­ce­si­dad de Mer­co­sur, pe­ro se­ría una ma­la no­ti­cia”. En cuan­to al fu­tu­ro del acuer­do co­mer­cial, Ma­la­mud cree que “Bru­se­las, co­mo mu­chas otras di­plo­ma­cias, va a es­pe­rar y ver. La in­cer­ti­dum­bre es enor­me. Si los pro­nós­ti­cos en torno a la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca se cum­plen no ha­bría obs­tácu­lo. Si por el con­tra­rio se lan­za a una po­lí­ti­ca abier­ta­men­te an­ti­de­mo­crá­ti­ca que ava­sa­lle las li­ber­ta­des in­di­vi­dua­les pon­dría a Bru­se­las en un com­pro­mi­so y ha­ría que to­ma­ra cier­ta dis­tan­cia del ré­gi­men”. ■

“Si los pro­nós­ti­cos en torno a la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca se cum­plen, no ha­bría obs­tácu­los”. BRU­SE­LAS. ES­PE­CIAL Mar­tin Ida­fe

Cum­bres. Di­plo­má­ti­cos del Mer­co­sur y de la Unón Eu­ro­pea du­ran­te uno de los en­cuen­tros en Bru­se­las.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.