Pa­ler­mo se pa­ra­li­za por una prue­ba de ciclismo

Jue­gos Olím­pi­cos de la Ju­ven­tud. Blo­quea­ron las ave­ni­das Do­rre­go y Fi­gue­roa Al­cor­ta y na­die sa­be por dón­de des­viar­se.

Clarin - - LA CIUDAD -

“Ten­go que pa­sar. ¿Por dón­de en­tro?”, pre­gun­ta un hom­bre con re­me­ra del Go­bierno de la Ciu­dad a una agen­te de Trán­si­to, cuan­do ve que no pue­de in­gre­sar por Irao­la. “Me en­can­ta La­rre­ta. Qué ideas que tie­ne”, le di­ce enoja­do un au­to­mo­vi­lis­ta a otra agen­te. Una ne­na que via­ja en el asien­to de atrás de un co­che se ta­pa los oí­dos pa­ra pro­te­ger­los del con­cier­to de bo­ci­nas y sil­ba­tos que tie­ne lu­gar una cá­li­da tar­de de sá­ba­do en el cru­ce de ave­ni­da Sar­mien­to y Li­ber­ta­dor.

Es que, por la ca­rre­ra de ciclismo de los Jue­gos Olím­pi­cos de la Ju­ven­tud, es­te fin de se­ma­na el trán­si­to en los al­re­de­do­res de los Bos­ques de Pa­ler­mo es un caos. Las ave­ni­das Do­rre­go y Fi­gue­roa Al­cor­ta es­tán to­tal­men­te blo­quea­das, mien­tras que en Sar­mien­to y Li­ber­ta­dor hay cor­tes par­cia­les. Tam­bién per­ma­ne­cen ce­rra­das to­das las ca­lles in­ter­nas del Ro­se­dal. Y es­tán in­ha­bi­li­ta­das las ba­ja­das de la ave­ni­da de los Om­búes y de Do­rre­go de la au­to­pis­ta Lu­go­nes, con ac­ce­so só­lo a los fren­tis­tas.

Es así co­mo por Li­ber­ta­dor, el trán­si­to vehi­cu­lar va a rit­mo peatonal -y a ve­ces se que­da de­te­ni­do- des­de Bus­chiaz­zo has­ta Do­rre­go, en di­rec­ción a Ba­rran­cas de Bel­grano. Al­cor­ta y Sar­mien­to es otro pun­to pro­ble­má­ti­co: allí se es­tre­cha es­ta úl­ti­ma ave­ni­da y la cir­cu­la­ción se tra­ba aún más.

Aun­que hay car­te­les que in­di­can “des­víos”, es­tos no fue­ron se­ña­li­za­dos. Es por eso que en­tre los au­to­mo­vi­lis­tas que no sa­bían de es­tas in­te­rrup­cio­nes la sor­pre­sa se mez­cla con el har­taz­go y la des­orien­ta­ción.

Los pea­to­nes no la tie­nen mu­cho más fá­cil: in­ten­tar cru­zar por Sar­mien­to a la al­tu­ra del Pla­ne­ta­rio im­pli­ca una es­pe­ra de al me­nos tres mi­nu­tos. Pa­ra ha­cer­lo por esa ave­ni­da pe­ro pa­san­do la ca­lle Berro, ese pla­zo de es­pe­ra se du­pli­ca.

La si­tua­ción se re­pi­te hoy, por una nue­va com­pe­ten­cia de ci­clis­tas. Has­ta las 24 hay cor­tes to­ta­les en las ca­lles In­fan­ta Isa­bel, Pe­dro Montt, De los Om­búes e Irao­la; y en los tra­mos com­pren­di­dos por Ken­nedy en­tre Li- ber­ta­dor y Montt, Mar­ce­lino Frey­re en­tre Do­rre­go e In­fan­ta Isa­bel, Fi­gue­roa Al­cor­ta en­tre Sar­mien­to y La Pam­pa, y Do­rre­go en­tre Lu­go­nes y Li­ber­ta­dor. Tam­bién has­ta las 24 es­tán cor­ta­das par­cial­men­te Sar­mien­to en­tre Al­cor­ta y Li­ber­ta­dor, y es­ta úl­ti­ma (con­tra­ca­rri­les sen­ti­do nor­te) en­tre Sar­mien­to y Do­rre­go, aun­que en­tre las 8.30 y las 16.30 esos mis­mos cor­tes se vuel­ven to­ta­les. A su vez, los in­gre­sos a Lu­go­nes de Do­rre­go y De Los Om­búes es­ta­rán cor­ta­dos has­ta las 20: la al­ter­na­ti­va es Udaon­do. ■

JOR­GE SÁN­CHEZ

Pandemonio. Au­to­mo­vi­lis­tas y pea­to­nes, des­orien­ta­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.