“Mi ma­ri­do es más fe­me­nino que yo: bus­ca la char­la, es ro­mán­ti­co, buen pa­pá, vi­ve aten­to al de­ta­lle. ¡Al la­do de él soy un desas­tre! Ojo, yo me ban­co su in­ten­si­dad...”

ELLE (Argentina) - - ENCUENTRA -

ELLE ¿LA VES SIGUIENDO TUS PA­SOS? V.L. Más bien ha­cien­do al­go ar­tís­ti­co, bai­lar, ac­tuar, can­tar, aun­que tam­bién di­ce que quie­re ser ve­te­ri­na­ria por­que ama los ani­ma­les. Es bas­tan­te no­ve­le­ra y afec­ta­da; va a ser de la nue­va ca­ma­da de Ce­bo­lli­tas 3.0. ELLE ¿CO­MO AFRON­TAS EL PA­SO DEL TIEM­PO? V.L. Es cier­to que una ga­na en sa­bi­du­ría, pe­ro los años tam­bién mo­les­tan. Ten­go que usar más co­rrec­tor, po­ner­me bó­tox... ¡es muy cruel! Hay que ha­cer un tra­ba­jo pa­ra acep­tar el cuer­po, hay que so­bre­lle­var­lo... Voy a cross fit tres ve­ces por se­ma­na y me cui­do mu­cho: me apli­co bó­tox ca­da seis me­ses, me pon­go un áci­do en la co­mi­su­ra de la bo­ca, uso to­das las cre­mas que lle­gan a mi po­der. Pe­ro en­tien­do que es una ba­ta­lla per­di­da, en cual­quier mo­men­to me con­vier­to en una pa­sa de uva. El pú­bli­co me ve her­mo­sa por­que mi ma­qui­lla­do­ra y pei­na­do­ra con­vier­ten a un Trans­for­mer en Cin­de­re­lla. ¿Mi con­se­jo pa­ra so­bre­lle­var el pa­so del tiem­po? Me­di­car­se, naaa, lo di­go en bro­ma; te­ner una vi­da ple­na en ac­ti­vi­da­des e his­to­rias pa­ra no es­tar an­cla­da al cuer­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.