Alberto Padilla “Se to­ma­ron medidas de sentido común”

El pe­rio­dis­ta, que du­ran­te años fue la ca­ra de las no­ti­cias de eco­no­mía de la CNN, pre­sen­tó su li­bro “El con­ti­nen­te dor­mi­do”, don­de plan­tea di­ver­sas medidas pa­ra la re­gión. Su aná­li­sis de las ges­tio­nes de Macri y Trump.

Fortuna - - Sumario - ALBERTO PADILLA

El pe­rio­dis­ta, que du­ran­te años fue con­duc­tor en la CNN, pre­sen­tó su li­bro “El con­ti­nen­te dor­mi­do”, don­de plan­tea el cam­bio ne­ce­sa­rio que de­be ha­cer la re­gión. Su aná­li­sis de la ges­tión de Macri y los co­mien­zos de Trump

Cuan­do se ha­bla de Amé­ri­ca La­ti­na las po­si­cio­nes or­to­do­xas de li­bre mer­ca­do y las pos­tu­ras he­te­ro­do­xas di­fie­ren en los mé­to­dos pero coin­ci­den en el diag­nós­ti­co: el sub­con­ti­nen­te es una po­ten­cia que di­la­pi­da sus re­cur­sos y mal­gas­ta opor­tu­ni­da­des. Un con­jun­to de paí­ses que siem­pre es­tán ca­rre­tean­do, pero nun­ca des­pe­gan.

De eso se tra­ta ‘El con­ti­nen­te dor­mi­do’, el li­bro que el pe­rio­dis­ta me­xi­cano Alberto Padilla vino a presentar a la Ar­gen­ti­na. Pero la obra del otro­ra pre­sen­ta­dor de la CNN en es­pa­ñol va más allá. Ur­ti­can­te, su­gie­re la trans­for­ma­ción de la ma­triz eco­nó­mi­ca so­bre po­lí­ti­cas de fran­ca aper­tu­ra co­mer­cial, y la com­ple­ta fle­xi­bi­li­za­ción del sis­te­ma la­bo­ral, eli­mi­na­ción de los sin­di­ca­dos in­clui­da.

FOR­TU­NA: ¿Qué le trans­mi­tie­ron los em­pre­sa­rios en su vi­si­ta a la Ar­gen­ti­na?

PADILLA: Lo que pue­do ob­ser­var en los em­pre­sa­rios es una gran ex­pec­ta­ti­va en es­te Go­bierno. Ya vino la in­ver­sión fi­nan­cie­ra y aho­ra se cree que ven­drá tam­bién la in­ver­sión pro­duc­ti­va que ne­ce­si­ta el país. El FMI ha pro­nos­ti­ca­do que la eco­no­mía cre­ce­rá 3,5%, lo cual es un buen ni­vel de cre­ci­mien­to.

FOR­TU­NA: ¿Macri lo es­tá ha­cien­do bien?

PADILLA: No voy a de­cir que co­noz­co al de­di­llo to­do lo que ha he­cho el Go­bierno de Macri, pero al me­nos pien­so que es un Go­bierno que ha tomado medidas de sentido común. Ya con eso so­lo Ar­gen­ti­na ha ga­na­do. Es un go­bierno que des­mon­tó el ce­po cam­bia­rio, al­go que ha­bía que ha­cer. Con­tra to­dos los pro­nós­ti­cos que pro­yec­ta­ban te­rri­bles con­se­cuen­cias, lo hi­cie­ron de una so­la vez y les sa­lió bár­ba­ro. Ten­go que fe­li­ci­tar­los por eso. Lue­go to­mó medidas de li­be­ra­ción del co­mer­cio y arre­gló con los hol­douts. Eso ha­bía que ha­cer­lo de una bue­na vez. No ha­bía otra al­ter­na­ti­va.

FOR­TU­NA: Vi­vien­do us­ted en los Es­ta­dos Uni­dos la pre­gun­ta es inevi­ta­ble: ¿cree que Donald Trump ja­quea­rá al li­bre co­mer­cio?

PADILLA: Creo que es más rui­do que otra co­sa. No ha he­cho has­ta el mo­men­to na­da de lo que ha­bía pro­me­ti­do en ma­te­ria co­mer­cial. El ha­ce de­cla­ra­cio­nes os­ten­to­sas y lue­go vie­nen los fun­cio­na­rios de un se­gun­do ni­vel y po­nen pa­ños fríos.

“El gran desafío de Amé­ri­ca La­ti­na es lo­grar in­te­grar más a la po­bla­ción al sis­te­ma fi­nan­cie­ro, que es fuer­te pero to­da­vía pe­que­ño”

FOR­TU­NA: La ten­sión con Mé­xi­co abri­gó es­pe­ran­zas de que ese país bus­que nue­vos so­cios. ¿Pue­de ha­ber una ma­yor in­te­gra­ción co­mer­cial con Ar­gen­ti­na?

PADILLA: Eso no va a ocu­rrir. Las eco­no­mías de Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos es­tán ple­na­men­te in­te­gra­das y cual­quier me­di­da en con­tra de Mé­xi­co ter­mi­na­rá re­per­cu­tien­do di­rec­ta­men­te en la eco­no­mía nor­te­ame­ri­ca­na. Los gran­des CEOS de las gran­des com­pa­ñías del sur de los Es­ta­dos Uni­dos, que son re­pu­bli­ca­nos y pu­jan por el li­bre co­mer­cio, no co­mo Trump que no es re­pu­bli­cano, se­gu­ra­men­te ha­cen lobby en Was­hing­ton pa­ra que no ocu­rra na­da de es­to. Na­die pue­de des­men­tir­me es­to. Só­lo Te­xas y Ca­li­for­nia re­pre­sen­tan la mi­tad de

“Si uno le die­ra li­ber­tad al em­pre­sa­rio, se­gu­ra­men­te con­tra­ta­ría más per­so­nal. Ha­bría más em­pleo pa­ra to­dos”.

la eco­no­mía de los Es­ta­dos Uni­dos. El pre­si­den­te Pe­ña Nie­to anu­ló la en­tre­vis­ta con Trump, es cier­to, pero al otro día ha­bla­ron una ho­ra por te­lé­fono, que es mu­cho tiem­po más de lo que du­ra un en­cuen­tro pro­to­co­lar. Y los fun­cio­na­rios de am­bos paí­ses ya han sos­te­ni­do múl­ti­ples reunio­nes.

FOR­TU­NA: ¿Qué de­be ha­cer Amé­ri­ca La­ti­na pa­ra aban­do­nar el le­tar­go?

PADILLA: Lo que tie­ne que ha­cer Amé­ri­ca La­ti­na es des­pren­der­se de es­ta idea de vi­vir só­lo de lo que da la tie­rra. Hay que pro­fun­di­zar la edu­ca­ción, que es un te­ma pen­dien­te en to­do el sub­con­ti­nen­te, pa­ra ir ha­cia la pro­duc­ción de ma­nu­fac­tu­ras. Tam­bién el sec­tor ser­vi­cios pue­de ser una sa­li­da. Pero pa­ra eso ha­ce fal­ta usar más la ca­be­za, es una cuen­ta pen­dien­te en to­dos los paí­ses.

FOR­TU­NA: ¿Por qué no ha cua­ja­do el li­be­ra­lis­mo en La­ti­noa­mé­ri­ca?

PADILLA: Por­que so­mos ro­mán­ti-

cos y nos gus­ta que ven­ga al­guien con fi­gu­ra pa­ter­nal a de­cir­nos que no de­be­mos preo­cu­par­nos. Nos di­cen qué­da­te tran­qui­lo, no ha­gas na­da, to­do lo voy a ha­cer yo por ti. Eso siem­pre nos se­du­ce. En cam­bio, cuan­do vie­ne al­guien que di­ce que hay que tra­ba­jar du­ro pa­ra ga­nar­se el pan, que hay que su­frir por­que el tra­ba­jo tam­bién es su­fri­mien­to, en­ton­ces ya no nos gus­ta na­da. Tam­bién ha­ce fal­ta una cla­se di­ri­gen­te que es­té a la al­tu­ra de las cir­cuns­tan­cias.

FOR­TU­NA: ¿La gen­te vo­ta con el bol­si­llo, im­pul­sa­da por có­mo es­té la eco­no­mía en el mo­men­to de las elec­cio­nes?

PADILLA: No lo creo tan­to, pero es ver­dad que res­pon­den a los ci­clos po­si­ti­vos de la eco­no­mía. Co­mo di­go, el vo­tan­te la­ti­noa­me­ri­cano es ro­mán­ti­co.

FOR­TU­NA: ¿El vo­tan­te nor­te­ame­ri­cano es más prag­má­ti­co?

PADILLA: Sí, cla­ro. Bueno, por lo me­nos lo era an­tes. Aho­ra me­jor me ca­llo. Donald Trump su­po leer lo que le es­ta­ba pa­san­do a par­te de la po­bla­ción, eso se lo re­co­noz­co. Pero es­tá dan­do res­pues­tas a pro­ble­mas que Es­ta­dos Uni­dos no te­nía. En Es­ta­dos Uni­dos hay un boom eco­nó­mi­co. Cla­ro, hay sec­to­res in­dus­tria­les que han per­di­do su pre­pon­de­ran­cia y han des­apa­re­ci­do pues­tos de tra­ba­jo, que ya no vol­ve­rán. Eso es así. Los más preo­cu­pa­dos con to­do es­to son los del Si­lli­con Va­lley, por­que ha­bi­tual­men­te traen mu­chos in­ge­nie­ros chi­nos e in­dios a tra­ba­jar. Y con las le­yes in­mi­gra­to­rias se les com­pli­ca, por eso es­tán pre­sio­nan- do en Was­hing­ton.

FOR­TU­NA: ¿Por qué no con­tra­tan in­ge­nie­ros lo­ca­les?

PADILLA: Por­que en la zo­na del me­dio oes­te no hay de bue­na ca­li­dad. Lo que hay es mano de obra me­nos ca­li­fi­ca­da. Son los em­plea­dos de las gran­des ca­de­nas de ali­men­tos, de ba­res, con mu­chos pro­ble­mas de dro­gas. Lo que ten­dría que ha­cer Es­ta­dos Uni­dos es for­mar más in­ge­nie­ros y man­dar­los a Ca­li­for­nia, y to­mar a los chi­nos pa­ra que ellos tra­ba­jen de ca­ma­re­ros.

FOR­TU­NA: En el jue­go del li­bre co­mer­cio se le pi­de a Amé­ri­ca La­ti­na abrir sus mer­ca­dos, pero lue­go la pro­duc­ción pri­ma­ria lo­cal ve blo­quea­do su in­gre­so a Es­ta­dos Uni­dos o la Unión Eu­ro­pea. ¿El men­sa­je no es uni­di­rec­cio­nal?

“Es­te Go­bierno des­mon­tó el ce­po cam­bia­rio. To­dos los pro­nós­ti­cos pro­yec­ta­ban te­rri­bles con­se­cuen­cias, pero les sa­lió bár­ba­ro”.

tiem­po al in­ter­cam­bio, pero los otros dos di­je­ron que de nin­gu­na ma­ne­ra. Igual­men­te, la úni­ca ma­ne­ra de sa­lir ade­lan­te y crear em­pleo es a tra­vés del li­bre co­mer­cio.

FOR­TU­NA: ¿Cuál es su vi­sión de los Tra­ta­dos de Li­bre Co­mer­cio?

PADILLA: Hay mu­chos pre­jui­cios en la re­gión con es­to. Na­die que­da peor pa­ra­do eco­nó­mi­ca­men­te lue­go de fir­mar un TLC, sea con Es­ta­dos Uni­dos o con cual­quier otro país. Mé­xi­co es­tá mu­cho me­jor desde que lo fir­mó. Cla­ro que el nor­te pros­pe­ró mu­cho más que el sur, pero el sur no pue­de de­cir que es­tá peor que an­tes, sino que es­tá peor que el nor­te.

FOR­TU­NA: La aper­tu­ra co­mer­cial trae apa­re­ja­da tam­bién la re­con­ver­sión de mu­chos sec­to­res. Esa pa­la­bra ge­ne­ra re­sis­ten­cia.

PADILLA: Eso sue­le ocu­rrir. Es co­mo cuan­do uno su­fre una en­fer­me­dad cró­ni­ca y de­be ope­rar­se. La ci­ru­gía y la re­cu­pe­ra­ción son do­lo­ro­sas, pero lo ha­ce­mos pa­ra es­tar me­jor lue­go. Las eco­no­mías de­ben ir me­jo­ran­do y com­ple­ji­zan­do su pro­duc­ción. Mé­xi­co aho­ra fa­bri­ca avio­nes. Ja­pón an­tes fa­bri­ca­ba bi­joute­rie, y aho­ra es lí­der en tec­no­lo­gía. Chi­na va en ese ca­mino. Es­ta­dos Uni­dos era lí­der tex­til en la dé­ca­da del ‘50, pero de eso ya no que­da na­da. Se tras­la­dó a Mé­xi­co a tra­vés de las ma­qui­la­do­ras. Aho­ra han pa­sa­do a Hon­du­ras y Gua­te­ma­la, van bus­can­do cos­tos me­no­res, y ya tam­po­co Mé­xi­co es un mer­ca­do tex­til po­de­ro­so. To­do va cam­bian­do.

FOR­TU­NA: ¿Los víncu­los co­mer­cia­les con las po­ten­cias ge­ne­ran de­pen­den­cia?

PADILLA: Los víncu­los co­mer­cia­les con las po­ten­cias ge­ne­ran de­pen­den­cia, pero no es lo mis­mo de­pen­der de los Es­ta­dos Uni­dos y ex­por­tar ma­nu­fac­tu­ras múl­ti­ples, co­mo ocu­rre con Mé­xi­co, que de­pen­der de Chi­na y vender só­lo so­ja. Ar­gen­ti­na no pue­de só­lo vi­vir de la so­ja. Y si no le com­pran la so­ji­ta, bueno, ¿qué pa­sa? Es­ta­mos en el si­glo XXI, con dro­nes que vue­lan por to­dos la­dos, y Ar­gen­ti­na si­gue pro­du­cien­do so­ja.

FOR­TU­NA: Us­ted re­co­mien­da se­guir po­lí­ti­cas li­be­ra­les co­mo úni­co ca­mino pa­ra el cre­ci­mien­to. Sin em­bar­go, los paí­ses de la re­gión sa­lie­ron de sus cri­sis con medidas he­te­ro­do­xas.

PADILLA: Las cri­sis su­fri­das por Mé­xi­co, co­mo el Te­qui­la, y lue­go la de Ar­gen­ti­na ter­mi­na­ron de sen­tar las ba­ses pa­ra que to­da La­ti­noa­mé­ri­ca re­fuer­ce su sis­te­ma fi­nan­cie­ro. Si eso no hu­bie­ra ocu- rri­do, el im­pac­to de la cri­sis del 2008 hu­bie­ra si­do muy al­to, co­mo ocu­rría an­tes cuan­do una cri­sis en cual­quier país dis­tan­te echa­ba por tie­rra con Amé­ri­ca La­ti­na. To­dos de­ja­ron flo­tar la mo­ne­da y rea­li­za­ron re­for­mas, me­nos Ar­gen­ti­na y Ve­ne­zue­la.

FOR­TU­NA: ¿Qué rol de­be­ría cum­plir el sis­te­ma fi­nan­cie­ro en el sub­con­ti­nen­te?

PADILLA: El gran desafío de La­ti­noa­mé­ri­ca es lo­grar in­te­grar más a la po­bla­ción al sis­te­ma fi­nan­cie­ro. El sis­te­ma fi­nan­cie­ro la­ti­noa­me­ri­cano es fuer­te, pero es pe­que­ño, re­du­ci­do, y no es­tá al al­can­ce de to­do el mundo. La gen­te, cuan­to más, tie­ne una cuen­ta de aho­rro. Pero son po­cos los que in­vier­ten en ins­tru­men­tos fi­nan­cie­ros.

FOR­TU­NA: En su li­bro plan­tea la ne­ce­si­dad de fle­xi­bi­li­zar el sis­te­ma la­bo­ral y eli­mi­nar las in­dem­ni­za­cio­nes. ¿No ge­ne­ra­ría un efec­to ad­ver­so en la eco­no­mía?

PADILLA: No es así. Si uno le die­ra esa li­ber­tad al em­pre­sa­rio, se­gu­ra­men­te con­tra­ta­ría más per­so­nal. Ha­bría más em­pleo pa­ra to­dos y se mo­ve­ría más la eco­no­mía. Cuan­do uno quie­re con­tra­tar un em­plea­do do­més­ti­co pien­sa qué ocu­rre si lue­go quie­re des­pe­dir­lo, y en­ton­ces hay pro­ble­mas con el fis­co y tal vez has­ta al­gu­na de­man­da ju­di­cial. En­ton­ces tal vez no la to­me. Las eco­no­mías que tie­nen es­te ti­po de po­lí­ti­ca son mu­cho m s prós­pe­ras.

“Lo de Trump es más rui­do que otra co­sa. Ha­ce de­cla­ra­cio­nes os­ten­to­sas, pero sus fun­cio­na­rios de se­gun­do ni­vel lue­go po­nen pa­ños fríos.”

VI­SIóN. En “El Con­ti­nen­te Dor­mi­do”, Alberto Padilla ase­gu­ra que la re­gión de­be ir ha­cia una com­ple­ta fle­xi­bi­li­za­ción la­bo­ral y eli­mi­nar los sin­di­ca­tos.

VI­SIóN. Si bien Alberto Padilla cree que Macri ha he­cho que la “Ar­gen­ti­na ya ga­ne”, cri­tí­ca la de­pen­den­cia que el país tie­ne con la so­ja. Ade­más, ase­gu­ra que Donald Trump no ha he­cho lo que ha­bía pro­me­ti­do en ma­te­ria co­mer­cial.

EN­TRE­VIS­TA. Alberto Padilla, ex pre­sen­ta­dor de la CNN, en su char­la con Gus­ta­vo García.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.