Por una ma­yor igual­dad en las em­pre­sas

Si bien to­da­vía hay di­fe­ren­cias en­tre los suel­dos y las con­di­cio­nes de tra­ba­jo de los hom­bres y las mu­je­res, és­tas ya re­pre­sen­tan un 30% de la economía for­mal mun­dial. Los de­sa­fíos pa­ra que ha­ya ma­yor igual­dad de gé­ne­ro.

Fortuna - - Sumario - RO­BER­TO MAIDANA

Si bien to­da­vía hay di­fe­ren­cias en­tre los suel­dos y las con­di­cio­nes de tra­ba­jo de los hom­bres y las mu­je­res, és­tas ya re­pre­sen­tan un 30% de la economía for­mal mun­dial. Los de­sa­fíos.

La di­fe­ren­cia en­tre los hom­bres y las mu­je­res en el ám­bi­to la­bo­ral es to­da­vía muy gran­de. Se­gún el úl­ti­mo es­tu­dio sa­la­rial del IN­DEC, du­ran­te el úl­ti­mo tri­mes­tre de 2016 se am­plió la bre­cha sa­la­rial en­tre am­bos se­xos: los va­ro­nes ga­na­ron un pro­me­dio de $ 17.492 mien­tras que las mu­je­res co­bra­ron $ 14.033, es de­cir un 20% me­nos.

Las mu­je­res, le­jos de que­dar­se de bra­zos cru­za­dos, bus­can que la igual­dad se con­vier­ta en una reali­dad. Así fue co­mo se or­ga­ni­zó, en la se­de de la Bol­sa de Co­mer­cio de Bue­nos Ai­res, el Seminario In­ter­na­cio­nal “Em­po­de­ra­mien­to Económico de la Mu­jer y de las Jó­ve­nes en Amé­ri­ca: Ac­cio­nes Es­tra­té­gi­cas y Com­pro­mi­so Po­lí­ti­co Em­pre­sa­rial”, or­ga­ni­za­do por la Fun­da­ción de Es­tu­dios Po­lí­ti­cos, So­cia­les y Eco­nó­mi­cos pa­ra la Nue­va Ar­gen­ti­na (FEPESNA). “El ob­je­ti­vo del even­to fue la de ser ar­ti­cu­la­do­res, de lo pú­bli­co y lo pri­va­do y ver có­mo em­po­de­rar a las mu­je­res en las em­pre­sas Py­MEs”, ase­gu­ró Lau­ra Ve­lás­quez, pre­si­den­ta de la or­ga­ni­za­ción.

En el con­tex­to del even­to, For­tu­na ha­bló con im­por­tan­tes re­fe­ren­tes del mun­do la­bo­ral fe­me­nino so­bre el rol de la mu­jer em­pre­sa­ria y los de­sa­fíos que to­da­vía exis­ten pa­ra la igual­dad de gé­ne­ro.

FOR­TU­NA: ¿Có­mo es­tá el rol de la mu­jer em­pre­sa­ria en re­la­ción con el hom­bre em­pre­sa­rio?

Lui­za Car­val­ho, Di­rec­to­ra Re­gio­nal de ONU Mu­je­res pa­ra las Amé­ri­cas y el Ca­ri­be: “En Amé­ri­ca La­ti­na se pro­du­jo una ma­yor in­clu­sión de la mu­jer en el mer­ca­do la­bo­ral. Si bien lle­gó a te­ner una par­ti­ci­pa­ción del 54%, to­da­vía es ba­ja com­pa­ra­da con la mas­cu­li­na, que es­tá en­torno al 80%. Ade­más, el tra­ba­jo de la mu­jer es mu­cho más in­for­mal al es­tar más vin­cu­la­das a pues­tos de me­nor re­mu­ne­ra­ción y ca­li­fi­ca­ción. Un ejem­plo muy in­tere­san­te son los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. Uno tien­de a creer que no de­be­ría ha­ber tan­ta dis­cri­mi­na­ción, sin em­bar­go exis­te. La par­ti­ci­pa­ción de la mu­jer en es­ta área es so­lo de un 30% a 35%”.

Fer­nan­da Vi­cen­te, Pre­si­den­ta y Co­fun­da­do­ra de Mu­je­res del Pa­cí­fi­co: “En ge­ne­ral ,a ni­vel de mi­cro em­pren­di­mien­to y en pues­tos de me­nor je­rar­quía, la mu­jer tie­ne una par­ti­ci­pa­ción muy ac­ti­va, pe­ro en con­di­cio­nes bas­tan­tes pre­ca­rias y de for­ma muy in­for­mal. De­sa­for­tu­na­da­men­te, a me­di­da que se va as­cen­dien­do en una em­pre­sa, la par­ti­ci­pa­ción de la mu­jer de­cre­ce. En la re­gión, no más del 9% de los lí­de­res de em­pre­sas gran­des son mu­je­res”.

An­drea Li­zar­za­bu­ru, Di­rec­to­ria Re­gio­nal pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be pa­ra WE Con­nect In­ter­na­tio­nal: “Tan­to en el sec­tor pú­bli­co co­mo pri­va­do, hay una es­pe­cie de sub­es­ti­ma­ción ha­cia la mu­jer. Es­to se no­ta en reunio­nes con hom­bres que ade­más ocu­pan po­si­cio­nes

más al­tas, lo cual siem­pre re­sul­ta un re­to. Por otro la­do, ca­be men­cio­nar que las mo­ti­va­cio­nes de las mu­je­res son di­fe­ren­tes a la de los hom­bres. El va­rón crea una em­pre­sa pa­ra que se trans­for­me una me­ga com­pa­ñía, pue­da ex­pan­dir­se y ex­por­tar. No siem­pre en la mu­jer son esas las mo­ti­va­cio­nes”.

Que­nia Abreu, Pre­si­den­ta y CEO de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Mu­je­res de Nue­va York: “En EE.UU. se ob­ser­van aún di­fe­ren­cias

en lo que se re­fie­re a equi­dad sa­la­rial y opor­tu­ni­da­des de ne­go­cio. Por ejem­plo, en Nue­va York por ca­da dó­lar que ga­na un hom­bre la mu­jer ape­nas ga­na 75 cen­ta­vos por el mis­mo tra­ba­jo”.

FOR­TU­NA: ¿Qué de­sa­fíos tie­ne la mu­jer en su rol de em­pre­sa­ria?

CAR­VAL­HO: “Lo pri­me­ro que ne­ce­si­ta es igual­dad sa­la­rial y de opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les. En al­gu­nos paí­ses lo­grar­lo fue tan di­fí­cil que de­bie­ron im­ple­men­tar­se le­yes. Es im­por­tan­te que las mu­je­res par­ti­ci­pen de los boards em­pre­sa­ria­les. Hoy so­lo un 6% tie­nen es­te po­der de de­ci­sión. De acuer­do con el Ban­co Mun­dial, es­tá pro­ba­do que la em­pre­sa con una ma­yor par­ti­ci­pa­ción fe­me­ni­na au­men­ta la pro­duc­ti­vi­dad. In­clu­si­ve, el FMI de­mos­tró que la mu­jer to­ma de­ci­sio­nes que van a fa­vor del cli­ma em­pre­sa­rial”.

VI­CEN­TE: “En char­las con hom­bres

em­pre­sa­rios cos­tó mu­cho con­ven­cer­los de la exis­ten­cia de una bre­cha de gé­ne­ro. Los hom­bres di­cen que no dis­cri­mi­nan a na­die y que real­men­te no hay ma­la in­ten­ción. Es so­lo que no lo vi­si­bi­li­zan. En cuan­to a las mu­je­res, ne­ce­si­tan sa­ber y sen­tir­se se­gu­ras. Hay que ha­cer un tra­ba­jo muy fuer­te, co­mo así tam­bién ge­ne­rar en la mu­jer ma­yor ge­ne­ro­si­dad unas con otras. Se ter­mi­nó el pre­jui­cio ar­cai­co de la mu­jer que no pue­de por­que ya se des­cu­brió que no es así”.

LI­ZAR­ZA­BU­RU: “Lo pri­me­ro que se ne­ce­si­ta es per­der el mie­do a ce­der el con­trol y to­mar ries­gos. Es un te­ma que se de­be tra­ba­jar des­de la in­fan­cia, ya sea con edu­ca­ción, jue­gos de rol, etc. Ya hay paí­ses co­mo Co­lom­bia o Cos­ta Ri­ca en don­de las mu­je­res es­tán al to­pe. Tie­nen una mo­ti­va­ción mu­cho más am­bi­cio­sa y quie­ren cre­cer. Sin em­bar­go, en otros paí­ses co­mo Pe­rú o Bra­sil ocu­rre lo con­tra­rio. Es im­por­tan­te que se le dé la opor­tu­ni­dad de cre­cer e in­no­var a la mu­jer ya que eso le da la po­si­bi­li­dad de re­pli­car su cre­ci­mien­to en su co­mu­ni­dad”.

ABREU: “Ade­más de la equi­dad sa­la­rial, tam­bién es cla­ve que la mu­jer in­cur­sio­ne en in­dus­trias y em­pre­sas que has­ta ha­ce po­co eran so­la­men­te mas­cu­li­nas. Es ne­ce­sa­rio la pro­mo­ción de la ley de con­tra­tos que es­ta­ble­ce cuán­tos de­ben ser des­ti­na­dos a la mu­jer, in­clu­si­ve en ca­da ra­ma de la in­dus­tria.

Lui­za Car­val­ho, Di­rec­to­ra Re­gio­nal de ONU Mu­je­res pa­ra

las Amé­ri­cas y el Ca­ri­be. “No hay nin­gún im­pe­di­men­to pa­ra po­der ha­blar de igual­dad de gé­ne­ro. So­lo bas­ta to­mar con­cien­cia, en to­dos los ni­ve­les so­cia­les, po­lí­ti­cos y em­pre­sa­ria­les de que exis­te es­ta igual­dad. Pe­ro to­da­vía hay que ha­cer mu­cho más”.

Fer­nan­da Vi­cen­te, Pre­si­den­ta y Co­fun­da­do­ra de Mu­je­res del Pa­cí­fi­co: “Ac­tual­men­te la bre­cha de gé­ne­ros aún es tan gran­de que la lí­nea es ca­si in­vi­si­ble. To­da­vía se si­gue pen­san­do en la mu­jer apar­te del hom­bre. No hay jus­ti­fi­ca­ción pa­ra que no ha­ya igual­dad de con­di­cio­nes”.

An­drea Li­zar­za­bu­ru, Di­rec­to­ria Re­gio­nal pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be pa­ra WE Con­nect In­ter­na­tio­nal: “To­da­vía hay un ca­mino muy lar­go por avan­zar pa­ra lle­gar a la igual­dad de gé­ne­ro. Hay estereotipos y pa­ra­dig­mas que de­rro­tar. Fal­tan va­rios años, pe­ro ca­da vez se dis­cu­te más del te­ma”.

EN­CUEN­TRO. Cien­tos de mu­je­res par­ti­ci­pa­ron de la jor­na­da de “Em­po­de­ra­mien­to Económico de la Mu­jer y Jó­ve­nes en Amé­ri­ca” en la Bol­sa de Co­mer­cio de Bs. As. Que­nia Abreu, Pre­si­den­ta de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Mu­je­res de Nue­va York: “Es cla­ve que la mu­jer in­cur­sio­ne en in­dus­trias y em­pre­sas que has­ta ha­ce po­co eran mas­cu­li­nas. Es ne­ce­sa­rio la pro­mo­ción de la ley de con­tra­tos que es­ta­ble­ce cuán­tos pues­tos de­ben ser des­ti­na­dos a la mu­jer en ca­da in­dus­tria”.

Lau­ra Ve­lás­quez, pre­si­den­ta de la Fun­da­ción de Es­tu­dios Po­lí­ti­cos, So­cia­les y Eco­nó­mi­cos pa­ra la Nue­va Ar­gen­ti­na: “A es­ca­la mun­dial, las mu­je­res han am­plia­do su pre­sen­cia en ca­li­dad de em­pre­sa­rias, due­ñas y ge­ren­tes de em­pre­sas, y re­pre­sen­tan un 30% de la economía mun­dial”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.