“2018 se­rá un año muy im­por­tan­te pa­ra el país”

El eco­no­mis­ta Juan Car­los De Pa­blo y el po­li­tó­lo­go Ro­sen­do Fraga ex­pli­ca­ron to­do lo que hay que sa­ber pa­ra to­mar las me­jo­res de­ci­sio­nes. Los tra­mos sa­lien­tes de la char­la en el mi­cro­ci­ne de Edi­to­rial Per­fil.

Fortuna - - Sumario - GUS­TA­VO GARCíA

El eco­no­mis­ta Juan Car­los de Pa­blo y el po­li­tó­lo­go Ro­sen­do Fraga, ex­pli­ca­ron to­do lo que hay que sa­ber pa­ra to­mar las me­jo­res de­ci­sio­nes en “Co­lo­quios de For­tu­na”.

Las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas son un mo­jón en el ca­mino de es­ta Ar­gen­ti­na in­cier­ta. Lo que ocu­rri­rá lue­go de oc­tu­bre es un al­bur, pe­ro se de­ja adi­vi­nar la con­ti­nui­dad del gra­dua­lis­mo en lo eco­nó­mi­co y la pre­do­mi­nan­cia de Cambiemos en la faz po­lí­ti­ca.

Leer la ho­ja de ru­ta de es­te país no es ta­rea sen­ci­lla, por eso es con­ve­nien­te el con­cur­so de es­pe­cia­lis­tas. A eso se abo­ca­ron, a des­en­tra­ñar el fu­tu­ro, el po­li­tó­lo­go Ro­sen­do Fraga y el eco­no­mis­ta Juan Car­los De Pa­blo, reuni­dos an­te una nu­tri­da con­cu­rren­cia en el mi­cro­ci­ne de Edi­to­rial Per­fil, mo­de­ra­dos por Ceferino Reato, edi­tor eje­cu­ti­vo de FOR­TU­NA.

“En po­lí­ti­ca na­da nun­ca hay na­da se­gu­ro, pe­ro el efec­to ga­na­dor de las PA­SO que­dó del la­do del gobierno –ex­pli­có Fraga. Más allá de lo que di­gan las en­cues­tas, la reali­dad es que hay un pe­ro­nis­mo di­vi­di­do, y ése es un te­ma cen­tral. Si Cris­ti­na hu­bie­ra acep­ta­do ir a las PA­SO con­tra Ran­daz­zo, el es­ce­na­rio hoy se­ría di­fe­ren­te”.

Se­gún re­mar­có el es­pe­cia­lis­ta, “hoy to­das las chan­ces es­tán del la­do del Gobierno. Pe­ro in­sis­to con dar­le una ca­te­go­ría re­la­ti­va a las en­cues­tas, que tie­nen un mar­gen de im­per­fec­ción”.

Y se aven­tu­ró a pen­sar en el año pró­xi­mo: “El 2018 se va a pa­re­cer bas­tan­te al 2016 en lo po­lí­ti­co, que fue el ma­yor éxi­to de Ma­cri. Ese año el Gobierno, con po­cos se­na­do­res y ape­nas cin­co go­ber­na­do­res, lo­gró 84 le­yes ne­go­cia­das con la opo­si­ción. Y no fue­ron le­yes de po­ca re­le­van­cia, en­tre ellas es­ta­ban la sa­li­da del li­ti­gio con los hol­douts y el blan­queo de ca­pi­ta­les. En cambio, en 2017 la pa­rá­li­sis del Con­gre­so fue to­tal. Ape­nas si sa­ca­ron una ley de em­pren­de­do­res”.

“Hay dos es­ce­na­rios di­fe­ren­tes. El 2018 se­rá un año po­lí­ti­co de mu­chas ne­go­cia­cio­nes, avan­zan­do, con­ce­dien­do. Pien­so que los go­ber­na­do­res se­rán el eje. Ma­cri vol­ve­rá a acor­dar y de­ja­rá de la­do la po­la­ri­za­ción”, con­je­tu­ró.

Con­sul­ta­do acer­ca del con­tra­pe- so que sig­ni­fi­ca­rá la pre­sen­cia de Cris­ti­na Fer­nán­dez en el re­cin­to del Con­gre­so co­mo se­na­do­ra, Fraga re­la­ti­vi­zó la si­tua­ción, ar­gu­men­tan­do que “Cris­ti­na Fer­nán­dez ten­drá en la pró­xi­ma con­fi­gu­ra­ción del Con­gre­so

“Los go­bier­nos en­ca­ran las de­ci­sio­nes di­fí­ci­les cuan­do exis­te la sen­sa­ción de que si no se ha­ce, mo­ri­mos. No sé si hoy exis­te esa sen­sa­ción”.

me­nos se­na­do­res que los que tie­ne aho­ra. No se­rán más de 15 en to­tal con los cua­les con­for­mar el blo­que kirch­ne­ris­ta”.

Por otra par­te, en­fa­ti­zó que “la grie­ta va a con­ti­nuar por­que Cambiemos la va a ex­plo­tar. Fue una es­tra­te­gia que fun­cio­nó pa­ra el Gobierno y por eso mis­mo no la aban­do­na­rá. Cla­ro que el pe­ro­nis­mo no es­tá ter­mi­na­do y pue­de re­or­ga­ni­zar­se y ser una al­ter­na­ti­va pa­ra 2019”.

El po­li­tó­lo­go tam­bién re­sal­tó que el rum­bo que to­me el Gobierno de­pen­de­rá en mu­cho del flu­jo de di­vi­sas que pro­ven­ga del ex­te­rior. “Mien­tras al Gobierno lo si­gan fi­nan­cian­do, no hay que es­pe­rar un ajus­te del gas­to pú­bli­co. No es ideo-

ló­gi­co, es fác­ti­co. Ten­de­rán a pos­ter­gar el ajus­te. No veo al Gobierno ajus­tan­do. Apli­ca­rá el gra­dua­lis­mo pa­ra la eco­no­mía y tam­bién pa­ra la po­lí­ti­ca”.

Y sen­ten­ció: “Ma­cri va por su re­elec­ción en 2019. Mien­tras ten­ga fi­nan­cia­mien­to, em­pu­ja­rá el ajus­te ha­cia ade­lan­te. No veo a Ma­cri ha­cien­do lo de Ma­cron en Fran­cia con la re­for­ma la­bo­ral. Es­to de to­mar to­das las de­ci­sio­nes do­lo­ro­sas al co­mien­zo, no lo veo”.

El re­sul­ta­do de las pre­si­den­cia­les y lo ocu­rri­do en las PA­SO ter­mi­na por con­fi­gu­rar un nue­vo ma­pa po­lí­ti­co en la Ar­gen­ti­na. “Cambiemos se con­so­li­da co­mo par­ti­do po­lí­ti­co. An­tes te­nía­mos un bi­par­tis­mo pro­ta­go­ni­za­do por el pe­ro­nis­mo y el ra­di­ca­lis­mo. Lo que ocu­rrió aho­ra en esa pu­ja fue una sus­ti­tu­ción po­lí­ti­ca en el eje no pe­ro­nis­ta”, acla­ró Ro­sen­do Fraga. “El pe­ro­nis­mo tie­ne una ba­se so­cial de sus­ten­ta­ción. Creo que, en cambio, el ra­di­ca­lis­mo es­tá com­pli­ca­do. El éxi­to de Cambiemos for­ta­le­ce al PRO. El ra­di­ca­lis­mo cum­pli­rá a fu­tu­ro el pa­pel de ter­cer par­ti­do pa­ra ar­mar coa­li­cio­nes de gobierno”. El ex­per­to re­sal­tó tam­bién que “por pri­me­ra vez la cen­tro­de­re­cha ga­na una elec­ción en Ar­gen­ti­na des­de que es­tá el pe­ro­nis­mo. Cambiemos es un par­ti­do que re­pre­sen­ta a la cla­se me­dia y me­dia al­ta de la so­cie­dad ar­gen­ti­na. Su sur­gi­mien­to es la gran novedad, al­go muy po­si­ti­vo. Aun­que por ra­zo­nes pu­bli­ci­ta­rias no quie­ran asu­mir que son la cen­tro­de­re­cha”.

Lue­go con­si­de­ró que, en cambio, “el PJ siem­pre tie­ne la ofer­ta pa­ra la de­man­da. Pue­de ser Duhal­de, Me­nem o Kirch­ner. El pe­ro­nis­mo siem­pre va a prio­ri­zar lo so­cial, man- tie­ne el vo­to de los sec­to­res po­pu­la­res”.

ECO­NO­MíA. De­ve­lar lo que ocu­rri­rá en ma­te­ria eco­nó­mi­ca, a par­tir de un es­ce­na­rio co­mo el ac­tual, tam­bién tie­ne sus be­mo­les. Due­ño de una téc­ni­ca sin­gu­lar, lo­cuaz y pro­fun­do al mis­mo tiem­po, Juan Car­los De Pa­blo ase­gu­ró que “hay que des­pe­jar al­gu­nas som­bras. Cla­ro que si las elec­cio­nes ter­mi­na­ran con un 40% a fa­vor de Cris­ti­na, con­tra 12% del Gobierno, en­ton­ces to­dos nos ti­ra­mos por la ven­ta­na. Pe­ro na­die es­pe­ra na­da co­mo eso”.

El pri­mer pun­to tu­vo que ver, ca­si de ma­ne­ra inevi­ta­ble, con los ya fa­mo­sos bro­tes ver­des. “La ma­yo­ría de las in­ver­sio­nes en la Ar­gen­ti­na las ha­cen los em­pre­sa­rios na­cio­na­les. Las ra­zo­nes por las cua­les no hay gran­des in­ver­sio­nes son va­rias. Pue­de ser por­que los ac­ti­vos son caros y las pers­pec­ti­vas no son bri­llan­tes”, acla­ró.

“Cuan­do los em­pre­sa­rios ha­blan de es­pe­rar, yo les di­go que se de­jen de ma­ca­nas. Cris­ti­na Kirch­ner no tie­ne chan­ces de vol­ver en el 2019. La reali­dad es que hay un pa­no­ra­ma de in­ver­sio­nes, pe­ro és­tas se ha­cen a los sal­tos; no es un pro­ce­so con­ti­nuo”.

El eco­no­mis­ta di­bu­jó la son­ri­sa de la pla­tea con anéc­do­tas co­mo és­ta: “Una vez en un re­por­ta­je di­je que si la gente supiera có­mo se ha­ce la po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca se sui­ci­da­ría en ma­sa. La po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca es una guerra de pa­re­ce­res. No exis­te na­da pa­re­ci­do a mo­de­los eco­no­mé­tri­cos con los nú­me­ros de la Ar­gen­ti­na y co­sas por el es­ti­lo. En eco­no­mía apli­ca­da, las ba­las son de ver­dad. Y los erro­res se pa­gan con quie­bras de em­pre­sas y pér­di­das de pues­tos de tra­ba­jo”.

Y agre­gó: “La tra­ge­dia en 2018 se­ría te­ner un acuer­do po­lí­ti­co sen­sa­to

en­tre las par­tes, pe­ro que la ma­te­ria pri­ma de lo que de­ben apro­bar es­té mal he­cha. Hay que vol­ver a va­lo­rar los sa­be­res es­pe­cí­fi­cos. Las dis­cu­sio­nes to­ta­li­za­do­ras, del ti­po ‘hay que ter­mi­nar con to­dos los sin­di­ca­tos’ no sir­ven pa­ra na­da, só­lo pa­ra dis­traer­nos”.

Pa­ra De Pa­blo, “la gran pre­gun­ta es: ¿quién ha­ce el pro­yec­to de re­for­ma im­po­si­ti­va? Eso se­rá una ba­ta­lla cam­pal. Los go­ber­na­do­res po­drán no sa­ber có­mo es la si­tua­ción mun­dial, pe­ro co­no­cen has­ta el úl­ti­mo cen­ta­vo de lo que ne­ce­si­ta su pro­vin­cia. Ape­nas el 30% de los gas­tos pro­vin­cia­les se fi­nan­cian con re­cur­sos pro­pios. Y eso es un pro­me­dio. En al­gu­nas provincias co­mo Cha­co y For­mo­sa, só­lo lle­gan al 10%”.

“No sé si el Gobierno es­tá con­ven­ci­do de lo que pue­de ha­cer con es­te ni­vel de dé­fi­cit fis­cal, pre­sión tri­bu­ta­ria y un en­deu­da­mien­to que pro­me­te pa­gar a ta­sas muy al­tas. Por eso di­go que el 2018 se­rá un año muy im­por­tan­te pa­ra el país. Tam­po­co sé si es­tá plan­tean­do la re­for­ma tri­bu­ta­ria. Uno en­ca­ra las de­ci­sio­nes di­fí­ci­les a ni­vel Gobierno cuan­do exis­te la sen­sa­ción de que si no se ha­ce, mo­ri­mos. Y no sé si es­tá esa sen­sa­ción”.

Con res­pec­to al pro­ce­so de en­deu­da­mien­to ex­terno, me­ca­nis­mo con el cual se fi­nan­cia el dé­fi­cit fis­cal, De Pa­blo fue ta­jan­te: “A ve­ces me di­cen que la re­la­ción deu­da-PBI es ba­ja, pe­ro eso es has­ta que de­ja de ser­lo. Los mu­cha­chos com­pran bo­nos, has- ta que de­jan de ha­cer­lo. Pe­ro igual exi­gen el pa­go del ca­pi­tal y los in­tere­ses con la pla­ta de los ju­bi­la­dos, los hos­pi­ta­les y las es­cue­las. Te­ne­mos un pro­ble­ma se­rio. Es­te es un país cu­yo PBI cae 8% y lue­go se re­cu­pe­ra 9%, y lue­go ha­blan de cre­ci­mien­to a ta­sas chi­nas”.

Con­sul­ta­do acer­ca del diag­nós­ti­co so­bre la eco­no­mía ar­gen­ti­na, De Pa­blo sub­ra­yó que “hay re­cu­pe­ra­ción de la eco­no­mía. Hay al­gu­nos bro­tes ver­des, pe­ro la reali­dad es he­te­ro­gé­nea, co­mo siem­pre. Hay al­gu­nos sec­to­res que ya lo es­tán vi­vien­do y otros que aún no”.

Y aña­dió: “Hay dé­fi­cit co­mer­cial por el ti­po de cambio. Si hoy ce­na­mos en Nue­va York y no se nos caen los dien­tes cuan­do nos traen la cuen­ta, es que al­go pa­sa. Cru­za­mos to­da la ciu­dad de Bue­nos Ai­res por ape­nas 6,50 pe­sos. No es­ta­mos en el 2002, pe­ro tam­po­co en el 2009. Es una me­lan­ge. Hay que cam­biar mu­chas co­sas. Ar­gen­ti­na es­tá em­pan­ta­na­da”.

A la ho­ra de los ejem­plos, sos­tu­vo que “cuan­do una em­pre­sa pa­ga los im­pues­tos y no le que­da pla­ta pa­ra rein­ver­tir en la com­pa­ñía, es­ta­mos jo­di­dos. En el mun­do las ex­pan­sio­nes em­pre­sa­ria­les son con fon­deo pro­pio, el fi­nan­cia­mien­to es ape­nas un pe­da­ci­to”.

Si el plan del Gobierno en lo eco­nó­mi­co pa­re­ce ser, jus­ta­men­te, no te­ner plan, se mul­ti­pli­ca la in­cer­ti­dum­bre. “Ha­cen po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca to­que­tean­do los sec­to­res. Los aranceles pa­ra el in­gre­so de ce­lu­la­res ba­ja­ron de 35% a 0. Aho­ra pa­re­ce que le toca el turno a los tex­ti­les y el cal­za­do. ¿Cuál es la se­ñal? Los em­pre­sa­rios se pre­gun­tan: ‘¿No co­no­cen a al­gún primo del pre­si­den­te?’

“La se­ñal de­be ser: Pón­gan­se a la­bu­rar. Pe­ro pa­ra eso las po­lí­ti­cas de­ben ser ge­ne­ra­les. Te­ne­mos 600 ta­ri­fas ener­gé­ti­cas. Na­die sa­be dón­de es­tá pa­ra­do. Es una cues­tión fi­lo­só­fi­ca. Con la ma­cro en la ca­be­za se unen to­dos los pe­da­ci­tos del sis­te­ma. Si fal­ta eso, es­ta­mos so­na­dos. En la Ar­gen­ti­na no es que no se pue­de ha­cer el ajus­te, es que ni si­quie­ra se pue­de ha­blar del ajus­te”.

“Ma­cri va por su re­elec­ción en 2019. Mien­tras ten­ga fi­nan­cia­mien­to ex­terno, em­pu­ja­rá el ajus­te ha­cia ade­lan­te”.

CHAR­LA. De Pa­blo y Fraga, mo­de­ra­dos por Reato, en el mi­cro­ci­ne de Per­fil, en el ba­rrio por­te­ño de Ba­rra­cas. Ca­si dos ho­ras re­fle­xio­nan­do so­bre lo que vie­ne en la Ar­gen­ti­na.

ASIS­TEN­CIA. Mu­cho in­te­rés en­tre los lec­to­res de FOR­TU­NA en un even­to que con­tó con el aus­pi­cio del Ban­co Pro­vin­cia.

CO­LA­BO­RA­CIóN. La barra de Nes­pres­so y ex­qui­si­te­ces de Con­fi­te­ría Isis pa­ra ma­ti­zar la es­pe­ra.

LA PRE­VIA. Asis­ten­tes y ex­po­si­to­res fue­ron re­ci­bi­dos en el co­me­dor de Per­fil. De Pa­blo, in­tere­sa­do en un au­to de la ex Ale­ma­nia co­mu­nis­ta; Fraga, re­vi­san­do una co­lum­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.