IN­CREÍ­BLE TEC­NO­LO­GÍA EN MO­VI­MIEN­TO

Los sis­te­mas de trans­por­te al­can­zan ca­da vez más ni­ve­les de efi­cien­cia y es­pec­ta­cu­la­ri­dad inima­gi­na­bles. Éstos son al­gu­nos de los que ya sur­can tie­rra, mar y ai­re.

GQ Latinoamerica - - MÁQUINAS - Por David Cal­vi­llo

BOEING 777X

El prin­ci­pal gas­to de cual­quier ae­ro­lí­nea es el com­bus­ti­ble, has­ta un % de sus in­gre­sos. Ade­más, mien­tras más vie­jo es el avión, re­quie­re de un man­te­ni­mien­to más cos­to­so, afec­tan­do los pre­cios de los bo­le­tos. Por esa ra­zón, la com­pa­ñía Boeing creó el ae­ro­plano co­mer­cial más efi­cien­te que exis­te, de­bi­do a su ex­clu­si­vo mo­tor GE„X de Ge­ne­ral Elec­tric, que con­su­me % me­nos com­bus­ti­ble, y a su di­se­ño, con un „‡% me­nos de tor­ni­llos que ha­ce más li­ge­ro su fu­se­la­je li­so y le da ˆ‰% de ma­yor efi­cien­cia por asien­to (me­nor des­gas­te por me­nor fric­ción). Tam­bién pro­du­ce un ‰„% me­nos emi­sio­nes de CO‰, lo que se po­dría­tra­du­cir en cien­tos de mi­llo­nes de dó­la­res de aho­rro al año pa­ra una flo­ta. Lo an­te­rior se lo­gra con la ayu­da de sus nue­vas alas de ma­te­ria­les com­pues­tos co­mo fi­bra de car­bono, li­te­ral­men­te hor­nea­das en el au­to­cla­ve más gran­de del mun­do, ade­más de ser­las pri­me­ras cu­ya pun­ta se plie­ga, una ca­rac­te­rís­ti­ca que per­mi­te te­ner la ma­yor en­ver­ga­du­ra de cual­quier avión co­mer­cial y, por lo tan­to, ma­yor sus­ten­ta­ción cuan­do la pun­ta es­tá ex­ten­di­da y me­jor efi­cien­cia de com­bus­ti­ble. En tie­rra, las alas se plie­gan y per­mi­ten que el avión uti­li­ce cual­quier ae­ro­puer­to con es­pa­cios pa­ra ae­ro­na­ves más pe­que­ñas. Las lu­ces LED de la ca­bi­na es­tán di­se­ña­das pa­ra me­jo­rar tu es­ta­do de áni­mo: evi­tan los to­nos azu­les pa­ra que pue­das dor­mir fá­cil­men­te y las ven­ta­nas eli­mi­nan las mo­les­tas per­sia­nas de plás­ti­co, uti­li­zan­do un sis­te­ma que las os­cu­re­ce elec­tró­ni­ca­men­te, blo­quean­do la luz y el ˆ‡‡% de los ra­yos ul­tra­vio­le­ta. La pre­su­ri­za­ción del avión igua­la la pre­sión al ni­vel de ˆ,—‡‡ me­tros, crean­do un en­torno más agra­da­ble en el que los pa­sa­je­ros ab­sor­be­rán un „% más de oxí­geno, y su sis­te­ma de fil­tra­ción de ai­re cuen­ta con ni­vel HEPA (High Ef­fi­ciency Par­ti­cu­la­te Air) que eli­mi­na el „„.„™% de par­tí­cu­las no­ci­vas y — % de ga­ses. Es­tas con­di­cio­nes dis­mi­nu­yen los do­lo­res de ca­be­za, ma­reos, náu­seas y fa­ti­ga du­ran­te el vue­lo. El ™™™x tam­bién usa una tec­no­lo­gía de su­pre­sión de rá­fa­ga, lla­ma­da Smoot­he­rri­de, que ami­no­ra el mo­vi­mien­to que pro­du­ce la tur­bu­len­cia has­ta en un „‡%, re­du­cien­do has­ta en ocho ve­ces el nú­me­ro de pa­sa­je­ros que su­fren ci­ne­to­sis (ma­reo por mo­vi­mien­to). Por otro la­do, el di­se­ño den­ta­do en los mo­to­res re­du­ce el ruido al des­pe­gar a — db (de­ci­be­les), en com­pa­ra­ción con mu­chos avio­nes que pue­den pro­du­cir has­ta ˆž‡db du­ran­te el as­cen­so, lo que pue­de lle­gar a las­ti­mar el oí­do a una dis­tan­cia de un ki­ló­me­tro o de­jar­te sor­do si es­tás muy cer­ca. Los con­tro­les e ins­tru­men­tos de los pi­lo­tos usan mu­chas pan­ta­llas tác­ti­les que pue­den con­fi­gu­rar­se se­gún las ne­ce­si­da­des de laae­ro­na­ve.

TES­LA MO­DEL S P100D

Los au­tos del fu­tu­ro al es­ti­lo Mi­no­rity Re­port ( ) o To­tal Re­call

( ) ya exis­ten: son eléc­tri­cos y au­tó­no­mos, y en­tre ellos so­bre­sa­le el Tes­la, que tie­ne dos mo­to­res eléc­tri­cos sú­per rá­pi­dos (ace­le­ran de a k/h en tan só­lo .‚ se­gun­dos). Su trac­ción elec­tró­ni­ca en to­das las rue­das y sus ba­te­rías en la par­te de aba­jo le dan un cen­tro de gra­ve­dad con ex­ce­len­te con­trol y una es­ta­bi­li­dad inigua­la­ble, in­clu­si­ve so­bre nie­ve. Eso, su­ma­do a su es­truc­tu­ra de me­tal re­for­za­do que to­le­ra in­creí­ble­men­te los im­pac­tos, lo con­vier­ten en uno de los au­tos más con­fia­bles que exis­ten. Pe­ro lo que le da ma­yor se­gu­ri­dad es su pi­lo­to au­to­má­ti­co (con­duc­ción au­tó­no­ma), que cuen­ta con ocho cá­ma­ras que al­can­zan has­ta Ž m de ran­go, otor­gán­do­le una vi­sión en­vol­ven­te de ‘’ °. Tie­ne, ade­más, sen­so­res ul­tra­só­ni­cos que le per­mi­ten la de­tec­ción de ob­je­tos só­li­dos y blan­dos, y un ra­dar fron­tal que pue­de per­ci­bir ob­je­tos sin im­por­tar las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas. To­da es­ta in­for­ma­ción es pro­ce­sa­da por su red neu­ro­nal, una compu­tado­ra a bor­do ” ve­ces más po­de­ro­sa que la de la ge­ne­ra­ción an­te­rior, con la in­for­ma­ción vi­sual, de so­nar y de ra­dar, ca­paz de pre­ve­nir un ac­ci­den­te, fre­nar, dar vuel­ta, ma­ne­jar en ca­rre­te­ras y en la ciu­dad, es­ta­cio­nar­se y has­ta ir por ti co­mo si fue­ra tu cho­fer. Li­te­ral­men­te, se ma­ne­ja so­lo, pe­ro mu­chas fun­cio­nes pue­den es­tar li­mi­ta­das por le­gis­la­cio­nes lo­ca­les, aun­que gra­cias a que tie­ne una red ”G, se pue­de ac­tua­li­zar me­jo­ran­do las fun­cio­nes y ha­cién­do­lo más efi­cien­te.

Aun­que si, de­fi­ni­ti­va­men­te, pre­fie­res con­du­cir, el Tes­la cuen­ta con fre­na­do au­to­má­ti­co de emer­gen­cia, ad­ver­ten­cia de cho­que fron­tal, avi­so de co­li­sión la­te­ral y sus lu­ces se pue­den mo­du­lar pa­ra te­ner una me­jor vi­si­bi­li­dad en las cur­vas. Tam­bién tie­ne mo­do de de­fen­sa con­tra ar­mas bio­ló­gi­cas por­que su sis­te­ma de fil­tra­ción del ai­re es­tá cer­ti­fi­ca­do a ni­vel HEPA (High Ef­fi­ciency Par­ti­cu­la­te Air), el cual eli­mi­na el . ‚% en gra­do mé­di­co la con­ta­mi­na­ción de las par­tí­cu­las bio­aler­gé­ni­cas, crean­do un bio­es­cu­do con pre­sión po­si­ti­va den­tro del ha­bi­tácu­lo pa­ra pro­te­ger a sus ocu­pan­tes. En su pan­ta­lla mul­ti­tác­til de ‚ pul­ga­das se des­ple­ga­rá to­da la in­for­ma­ción que ne­ce­si­tes, ade­más de po­der con­tro­lar des­de ahí las fun­cio­nes del vehícu­lo. Su ba­te­ría le da más de Ž ki­ló­me­tros de al­can­ce y se pue­de re­car­gar gra­tis en una ho­ra en cual­quier pun­to don­de exis­tan sú­per car­ga­do­res (Tes­la Su­per­char­ger). Co­mo si to­do lo an­te­rior no bas­ta­ra, con el sim­ple he­cho de fre­nar, se pue­de re­car­gar la ba­te­ría, ya que po­see fre­na­do re­ge­ne­ra­ti­vo.

El Boeing 777X con­su­me 5% me­nos com­bus­ti­ble y re­du­jo las emi­sio­nes de CO2 en un 29%, lo que lo con­vier­te en el ae­ro­plano más efi­cien­te que exis­te.

El Tes­la Mo­del S

P100D cuen­ta con dos mo­to­res eléc­tri­cos sú­per rá­pi­dos, que van de 0 a 100 km/hr en

2.7 se­gun­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.