UNA MI­RA­DA IN­TE­LI­GEN­TE

El ita­liano Gru­po Sa­fi­lo, fun­da­do en 1878, es el se­gun­do pro­duc­tor más im­por­tan­te de ga­fas so­la­res, of­tál­mi­cas y de­por­ti­vas del mun­do. Vi­si­ta­mos una de sus sie­te plan­tas, si­tua­da en Lon­ga­ro­ne, Ita­lia, pa­ra co­no­cer el pro­ce­so y le­ga­do que los ha acom­pa­ña­do

GQ Latinoamerica - - GAFASÚNICAS - Por Fer­nan­do Ca­rri­llo

Los orí­ge­nes de Sa­fi­lo se sos­tie­nen so­bre los ci­mien­tos de la his­to­ria de la pro­duc­ción de len­tes y mon­tu­ras, que ini­ció ha­ce más de un si­glo, cuan­do el com­ple­jo in­dus­trial más im­por­tan­te de es­te ra­mo se im­plan­tó en la re­gión ita­lia­na de Ca­do­re en 1878. Des­de en­ton­ces, la com­pa­ñía se es­pe­cia­li­zó en la pro­duc­ción de los me­jo­res pro­duc­tos di­ri­gi­dos a enal­te­cer la vi­sión, has­ta lo­grar con­ver­tir­se en la se­gun­da pro­duc­to­ra del seg­men­to más im­por­tan­te glo­bal­men­te con una im­por­tan­te ca­de­na de pro­duc­ción en sie­te plan­tas pro­pias y una dis­tri­bu­ción en los cin­co con­ti­nen­tes del glo­bo. Ade­más, la mar­ca cuen­ta con la­bo­ra­to­rios de di­se­ño en Pa­dua, Nue­va York, Hong Kong y Portland, di­ri­gi­dos por Vla­di­mi­ro Bal­din, director de di­se­ño de pro­duc­to.

La in­no­va­ción es uno de los prin­ci­pa­les va­lo­res que se en­cuen­tran en­crip­ta­dos en el ADN del gru­po y que sos­tie­nen a la fir­ma, por ello, ca­da una de las mar­cas de ga­fas que in­te­gran su por­ta­fo­lio son per­fec­ta­men­te es­tu­dia­das pa­ra tras­mi­tir el va­lor que en­cie­rra la ca­sa de mo­da que re­pre­sen­tan en con­jun­ción con el de Sa­fi­lo. La com­pa­ñía tie­ne cin­co mar­cas pro­pias (Ca­rre­ra, Po­la­roid, Smith, Sa­fi­lo y Oxy­do) y 25 li­cen­cias, den­tro de las cua­les po­de­mos en­con­trar a Dior, Fen­di, Boss, Boss Oran­ge, Cé­li­ne y Gi­venchy, en­tre otras.

Un pro­ce­so úni­co

La ca­de­na de pro­duc­ción de la fir­ma es­tá fo­ca­li­za­da en el desa­rro­llo del pro­duc­to, des­de los bo­ce­tos ini­cia­les, has­ta el pro­to­ti­po he­cho ma­nual­men­te, to­do a tra­vés de un im­pe­ca­ble pro­ce­so in­dus­trial que desem­bo­ca en una bien afi­na­da dis­tri­bu­ción glo­bal.

El pri­mer acer­ca­mien­to a los fu­tu­ros an­te­ojos ocu­rre en el de­par­ta­men­to de di­se­ño y crea­ción de pro­duc­tos, don­de se con­cep­tua­li­za la idea cen­tral, se lle­va a ca­bo el es­tu­dio de ten­den­cias y se idean bo­ce­tos en 360° de ca­da pie­za. Pos­te­rior­men­te, se ha­cen re­pre­sen­ta­cio­nes he­chas a mano, que mues­tran ca­da de­ta­lle del bo­ce­to ori­gi­nal, con ma­te­ria­les que se acer­quen lo más po­si­ble al pro­duc­to fi­nal. Una vez que se desa­rro­lló la fór­mu­la exac­ta de uso de ma­te­ria­les, prin­ci­pal­men­te ace­ta­to, plás­ti­co

“LAS GA­FAS TIE­NEN QUESERÚNICASY DI­FE­REN­TES, PUES ES UNA DE LAS PIE­ZAS CONMÁSESTILOQUE AL­GUIEN PUE­DE USAR. ESLAPRIMERACOSA QUE OB­SER­VAN”.

in­yec­ta­do y Op­til, se desa­rro­llan las mon­tu­ras, que son gal­va­ni­za­das y a las que, des­pués, se les apli­ca el co­lor me­dian­te el uso de di­ver­sas téc­ni­cas, las cua­les van des­de el apli­ca­do en se­rie, has­ta pro­ce­sos ar­te­sa­na­les don­de se pin­ta a mano ca­da pie­za. La úl­ti­ma eta­pa del pro­ce­so es el mon­ta­je, don­de se dan los to­ques fi­na­les y se ve­ri­fi­ca que ca­da par de ga­fas res­pe­te los es­tán­da­res de ca­li­dad que dis­tin­guen a la fir­ma.

La men­te de­trás de las ga­fas

Con­ver­sa­mos con Vla­di­mi­ro Bal­din, director de di­se­ño de pro­duc­to de Sa­fi­lo, acer­ca del pro­ce­so crea­ti­vo que en­vuel­ve el desa­rro­llo de ca­da mon­tu­ra, que per­mi­ta ser fir­ma­da por el se­llo de ca­li­dad de la em­pre­sa. Bal­din es­tá a car­go del desa­rro­llo y pro­ce­so crea­ti­vo de la em­pre­sa ba­sa­da en Pa­dua, Ita­lia.

“SERREALMENTE FLE­XI­BLES, HONESTOSY AU­TÉN­TI­COS EN LAFORMAEN QUEHACEMOS LAS CO­SAS, ES LA FI­LO­SO­FÍA DE NUES­TRA MAR­CA”.

¿Có­mo fue que sur­gió la idea de te­ner a to­do el equi­po

de Sa­fi­lo en un mis­mo lu­gar? Su­ce­dió ha­ce dos años. Que­ría­mos que to­do el equi­po crea­ti­vo es­tu­vie­ra jun­to y te­ner en un mis­mo lu­gar to­das las co­sas que nos ins­pi­ran. Su­per­vi­sa­mos ca­da de­ta­lle en el atelier (la fá­bri­ca), des­de la cons­truc­ción de pro­duc­tos, has­ta el em­pa­que de ca­da uno. Es par­te de nues­tro tra­ba­jo, ser real­men­te fle­xi­bles, ho­nes­tos y au­tén­ti­cos en la for­ma en que ha­ce­mos las co­sas; esa es la fi­lo­so­fía de nues­tra mar­ca.

¿Qué guía si­guen cuan­do ha­cen los pro­duc­tos de una

mar­ca? Por su­pues­to, te­ne­mos que res­pe­tar a la fir­ma y la di­rec­ción crea­ti­va que lle­ve, y ape­gar­nos a su es­té­ti­ca, pe­ro nos gus­ta lle­var los pro­duc­tos un po­co más allá. Por ejem­plo, Dior es una mar­ca que es­tá muy bien es­truc­tu­ra­da y sa­be­mos có­mo tra­ba­jar con ellos, pues tie­nen su pro­pio

equi­po de di­se­ño en­fo­ca­do en len­tes; pe­ro otras fir­mas que no tie­nen es­te equi­po en ac­ce­so­rios, nos dan al­gu­nos de­ta­lles y tra­ba­ja­mos con ba­se en ello.

¿Tie­nen al­gún equi­po es­pe­cia­li­za­do en el pro­nós­ti­co

de ten­den­cias pa­ra len­tes? Lo que ha­ce­mos es crear una ca­de­na. De la ma­cro-ten­den­cia, nos en­fo­ca­mos en la ten­den­cia es­ta­cio­nal y de ahí em­pe­za­mos el pro­ce­so crea­ti­vo. Así que te­ne­mos un equi­po de in­no­va­ción que es­tá di­vi­di­do en la in­no­va­ción pa­ra el con­su­mi­dor, la úl­ti­ma in­no­va­ción pa­ra pro­duc­tos y, lue­go, es­tá el área que nos di­ce cuán­do es bue­na idea lan­zar los pro­duc­tos, de­pen­dien­do de los re­cur­sos o lo que sea que el mer­ca­do bus­ca.

¿Qué con­si­de­ras que es lo más im­por­tan­te a la ho­ra de

di­se­ñar un par de len­tes? Las ga­fas tie­nen que ser úni­cas y di­fe­ren­tes, pues es una de las pie­zas con más es­ti­lo que al­guien pue­de usar. Es la pri­me­ra co­sa que la gen­te ob­ser­va cuan­do al­guien las es­tá por­tan­do.

¿Crees que la gen­te se acos­tum­bra a la idea de usar al­go muy di­fe­ren­te o tra­tas de dar­les un pe­que­ño em­pu­jón

pa­ra que lo use? In­ten­ta­mos adap­tar­nos a las ne­ce­si­da­des y de­man­das del mer­ca­do, pe­ro, al mis­mo tiem­po, tra­ta­mos de rom­per las re­glas y crear al­go di­fe­ren­te, aun­que, al fi­nal, tie­ne que ser usa­ble y úni­co. Tam­bién mu­chas de las mar­cas se ad­hie­ren a su ADN, pe­ro in­ten­ta­mos lle­var su es­té­ti­ca y es­ti­lo más allá pa­ra que ex­pe­ri­men­ten un po­co.

Ade­más de las fir­mas que ya tie­nen, ¿exis­te al­gún

pro­yec­to es­pe­cial de Sa­fi­lo? Ca­da año, ha­ce­mos dos co­la­bo­ra­cio­nes con di­se­ña­do­res; es­te año fue con Francis Bi­ton­ti, un di­se­ña­dor ita­lo-ame­ri­cano. Es muy bueno en la téc­ni­ca de la im­pre­sión en ŠD y es re­co­no­ci­do en esa co­mu­ni­dad. To­ma tiem­po crear es­ta red y en­con­trar a al­guien que en ver­dad desa­rro­lle muy bien el con­cep­to y que tras­pa­se los lí­mi­tes con la tec­no­lo­gía.

¿Qué mar­ca ha si­do la más di­fí­cil de plas­mar

en ga­fas? Una fir­ma que fue di­fí­cil de lle­var a los len­tes fue Ha­vaia­nas, ya que no es sen­ci­llo re­pre­sen­tar una san­da­lia en tu ca­ra. Lo que hi­ci­mos fue rea­li­zar una bús­que­da de ma­te­ria­les y ca­li­dad, pues no que­ría­mos que fue­ra li­te­ral­men­te una san­da­lia en el ros­tro de al­guien; más bien, to­ma­mos co­mo ins­pi­ra­ción la si­lue­ta de es­te cal­za­do y el es­pí­ri­tu de Bra­sil.

¿Có­mo lo­gran crear un ran­go tan am­plio de

len­tes pa­ra di­fe­ren­tes fir­mas? Em­pe­za­mos a bus­car en los ar­chi­vos de nues­tras fir­mas pa­ra en­con­trar ins­pi­ra­ción, e ir de re­gre­so a sus raí­ces, y es­tu­dia­mos su his­to­ria y la nues­tra pa­ra fu­sio­nar­las.

El ge­nio de las ga­fas Vla­di­mi­ro Bal­din, director de di­se­ño de pro­duc­to de Gru­po Sa­fi­lo.

Es­tán­da­res de ca­li­dad En Sa­fi­lo, se cui­da y re­vi­sa ca­da ma­te­rial y pro­ce­so de ela­bo­ra­ción.

Un tra­ba­jo cui­da­do­so Aba­jo, el pro­ce­so de bo­ce­ta­do, el cual da­rá co­mo re­sul­ta­do una mon­tu­ra es­pe­cial.

Ga­fas úni­cas

En el atelier de Sa­fi­lo, en Ita­lia, se su­per­vi­sa ca­da de­ta­lle del tra­ba­jo crea­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.