BE­LLA THOR­NE NA­CE UNA ES­TRE­LLA

GQ Latinoamerica - - BELLA THORNE - Mi­chael Schwartz Rea­li­za­ción Fer­nan­do Ca­rri­llo Tex­to Je­sús Al­ber­to Ger­mán

A lo lar­go de su tra­yec­to­ria, la gua­pa Be­lla Thor­ne nos ha de­mos­tra­do que es mu­cho más que una ca­ra bo­ni­ta. Con una tem­pra­na ca­rre­ra en te­le­vi­sión, la ac­triz oriun­da de Flo­ri­da, Es­ta­dos Uni­dos, con­si­guió hip­no­ti­zar al pú­bli­co ju­ve­nil, y hoy, a sus 20 años, se pre­pa­ra pa­ra co­men­zar una eta­pa de ma­du­rez gra­cias a una se­rie de pro­yec­tos, co­mo la nue­va cin­ta del jo­ven ge­nio Xa­vier Do­lan, The Death and Life of John F. Do­no­van, así co­mo la con­ti­nua­ción de su fa­ce­ta mu­si­cal en 2018.

El ci­neas­ta ca­na­dien­se Xa­vier Do­lan se ha es­ta­ble­ci­do co­mo uno de los “hi­jos con­sen­ti­dos” del Fes­ti­val de Can­nes. Tra­ba­jo que rea­li­za, tra­ba­jo que con­quis­ta a la crí­ti­ca. Es­to lo ha lle­va­do a ser con­si­de­ra­do co­mo uno de los jó­ve­nes ge­nios del pa­no­ra­ma fíl­mi­co glo­bal. Sus pro­yec­tos es­tán tan bien cons­trui­dos, que gran­des ac­to­res no han du­da­do en po­ner­se a sus ór­de­nes (Ma­rion Co­ti­llard, Léa Sey­doux y Vin­cent Cas­sel, por men­cio­nar al­gu­nos). Pa­ra su pró­xi­mo tí­tu­lo, The Death and Life of John F. Do­no­van, el ca­na­dien­se se dio a la ta­rea (con la exi­gen­cia que lo ca­rac­te­ri­za) de bus­car el re­par­to per­fec­to pa­ra desa­rro­llar su his­to­ria, con­si­guien­do fi­char en el cast a Na­ta­lie Port­man, Jes­si­ca Chas­tain y Kit Ha­ring­ton, así co­mo a uno de los ros­tros jó­ve­nes más pro­me­te­do­res de Holly­wood: Be­lla Thor­ne. Na­ci­da en Flo­ri­da, Es­ta­dos Uni­dos, el 8 de oc­tu­bre de 1997, a sus 20 años, Be­lla Thor­ne tie­ne una exi­to­sa ca­rre­ra en te­le­vi­sión que la lle­vó a ga­nar­se el ca­ri­ño del pú­bli­co ju­ve­nil. Su par­ti­ci­pa­ción en se­ries co­mo My Own Worst Enemy (2008), Big Lo­ve (2010) y Scream ( 2015) afian­zó su po­pu­la­ri­dad; mien­tras que, de ha­ce unos años ala fe­cha, la be­lla ac­triz ha apos­ta­do por pro­yec­tos de ma­yor ma­du­rez y com­ple­ji­dad. Re­cien­te­men­te, la vi­mos su­frien­do los em­ba­tes de una pre­sen­cia si­nies­tra en Amity­vi­lle: The Awa­ke­ning (2017) y co­mo la nue­va es­tre­lla ju­ve­nil del mo­men­to que de­be pa­gar el pre­cio de la fa­ma en la se­rie Fa­mous in Lo­ve (2017), pro­duc­cio­nes con las que la ac­triz ini­cia un pe­rio­do de me­ses de ar­duo tra­ba­jo que in­clu­yen los es­tre­nos de pe­lí­cu­las co­mo As­sas­si­na­tion Na­tion, Mid­night Sun y, por su­pues­to, The Death and Life of John F. Do­no­van. Eso sin con­tar su fa­ce­ta co­mo co-pro­duc­to­ra eje­cu­ti­va de Drink, Slay, Lo­ve y los pla­nes mu­si­ca­les que trae ba­jo el bra­zo. ¡Es­to ape­nas co­mien­za!

En to­da es­ta se­sión pa­ra GQ, te he­mos vis­to muy sen­sual... Pa­ra ti, ¿qué sig­ni­fi­ca ser sexy? Ser va­lien­te en tu pro­pia piel. Tra­tar de ha­cer to­do con se­gu­ri­dad.

¿ Qué re­cuer­das de la pri­me­ra pe­lí­cu­la en la que par­ti­ci­pas­te? Mmm… Me acuer­do que tu­ve que usar unos len­tes de con­tac­to com­ple­ta­men­te blan­cos y eso hi­zo que me tro­pe­za­ra con el te­cho de un hospital (ríe). De he­cho, to­da­vía ten­go la ci­ca­triz de esa caí­da. Ca­da vez que veo mi ro­di­lla, pien­so: “Es la mar­ca de una ex­pe­rien­cia sim­ple­men­te in­creí­ble”. ¿Hu­bo al­gún mo­men­to en par­ti­cu­lar que te lle­va­ra a to­mar la de­ci­sión de ser ac­triz? Siem­pre qui­se ser­lo, des­de pe­que­ña; pe­ro co­mo soy dis­lé­xi­ca, to­dos me de­cían que era un sue­ño prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble. Lo que no sa­bía en ese en­ton­ces es que gran can­ti­dad de ac­to­res su­fren el mis­mo pro­ble­ma. Hoy en día, ¿qué ac­to­res te ins­pi­ran? Me en­can­ta to­do lo que ha­ce Ch­ris­tian Ba­le. Me gus­ta que, ca­da vez que lo veo en una pe­lí­cu­la, es un Ch­ris­tian com­ple­ta­men­te nue­vo, al­guien que nun­ca an­tes ha­bía ob­ser­va­do. ¿Y ha­blan­do de ac­tri­ces...? Jes­si­ca Chas­tain no só­lo es ins­pi­ra­do­ra en la pan­ta­lla; ade­más, fue­ra de ella. Tra­ba­jar a su la­do me ha da­do una pers­pec­ti­va di­fe­ren­te de la in­dus­tria, de las re­la­cio­nes per­so­na­les y de có­mo esos dos as­pec­tos se re­la­cio­nan. ¡Meryl Streep tam­bién es una gran ins­pi­ra­ción, por su­pues­to! Has tra­ba­ja­do en di­fe­ren­tes gé­ne­ros: te­rror, co­me­dia, dra­ma... ¿Cuál pre­fie­res de to­dos ellos? El te­rror es mi gé­ne­ro fa­vo­ri­to pa­ra ver en el ci­ne… Aun­que, pen­sán­do­lo bien, lo que me gus­ta más es esa mez­cla de ho­rror y th­ri­ller. He vis­to cin­tas del gé­ne­ro des­de que era pe­que­ña; nun­ca fui de las ni­ñas que veían ca­ri­ca­tu­ras, a me­nos que fue­ra Co­ra­je, el pe­rro co­bar­de, que in­clu­so es un tan­to os­cu­ra. Uno de tus pró­xi­mos fil­mes es The Death and Life of John F. Do­no­van, que se es­tre­na a prin­ci­pios de 2018. ¿Qué nos pue­des com­par­tir acer­ca de es­te pro­yec­to? No sé qué tan­to pue­da de­cir­les so­bre la pe­lí­cu­la. Só­lo de­ben sa­ber que to­dos, des­de nues­tro ta­len­to­so director Xa­vier (Do­lan), has­ta los ac­to­res y el equi­po de pro­duc­ción, to­dos qui­si­mos ha­cer una cin­ta ar­tís­ti­ca. ¿Có­mo fue tra­ba­jar con Do­lan? Es al­guien que, de­fi­ni­ti­va­men­te, te de­ja sin pa­la­bras. Tie­ne mé­to­dos muy di­fe­ren­tes de di­rec­ción que apren­dí en el po­co tiem­po que tra­ba­ja­mos jun­tos. Pa­ra mí, es im­por­tan­te asi­mi­lar es­tas téc­ni­cas por­que es­pe­ro con­ver­tir­me en di­rec­to­ra al­gún día. ¿Con qué otros rea­li­za­do­res te gus­ta­ría tra­ba­jar en un fu­tu­ro? Con Da­rren Aro­nofsky. De he­cho, es­tu­ve muy cer­ca de co­la­bo­rar con él en un pro­yec­to. No pue­do es­pe­rar a ver su úl­ti­ma pe­lí­cu­la. To­do lo que ha­ce es in­creí­ble. Tam­bién me gus­ta­ría tra­ba­jar con Tim Mi­ller, el rea­li­za­dor de Dead­pool, pues creo que es un ver­da­de­ro ge­nio. Por su­pues­to, en la lis­ta tam­bién es­tá Ta­ran­tino por ob­vias ra­zo­nes; ca­da vez que me lo en­cuen­tro, es una per­so­na gen­til y gra­cio­sa; ade­más, me gus­ta que apues­ta por ha­cer ar­te en lu­gar de pro­yec­tos co­mer­cia­les. ¿Có­mo fue com­par­tir es­ce­na con Na­ta­lie Port­man y Jes­si­ca Chas­tain en The Death and Life of John F. Do­no­van? Des­afor­tu­na­da­men­te, no tu­ve opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar con Na­ta­lie por­que nues­tros lla­ma­dos no coin­ci­die­ron. Pe­ro lo que pue­do de­cir de Jes­si­ca es que es una prin­ce­sa, tie­ne una ener­gía muy fuer­te; ca­da vez que en­tra­ba a un lu­gar, sen­tía co­mo si me ele­va­ra. To­do lo que apo­ya y lo du­ro que tra­ba­ja por los de­re­chos de las mu­je­res la ha­ce una de las ac­tri­ces más inspiradoras que he co­no­ci­do. ¿Cuál es el me­jor con­se­jo que te han da­do en la vi­da? Jes­si­ca Chas­tain y Snoop Dog me die­ron el mis­mo: no de­jar que las per­so­nas te cam­bien, siem­pre ser tú y lu­char por te­ner los pies bien plan­ta­dos en la tie­rra. Es al­go en lo que pien­so cons­tan­te­men­te: qué es lo que las per­so­nas quie­ren de mí y lo que ne­ce­si­to dar­les pa­ra yo tam­bién ser fe­liz. Has­ta aho­ra, ¿cuál ha si­do tu pe­lí­cu­la fa­vo­ri­ta de 2017? Get Out. Me en­can­tó la mez­cla de te­rror y co­me­dia que ma­ne­jó. Tam­bién pue­do de­cir­te que Char­li­ze The­ron es­tu­vo fa­bu­lo­sa en

Ato­mic Blon­de. 2018 pa­re­ce ser un año im­por­tan­te pa­ra ti por to­dos tus pro­yec­tos... ¿Qué es lo que más te emo­cio­na de los me­ses que es­tán por lle­gar? ¡Ha­brá mu­cha mú­si­ca! Hay can­cio­nes que fi­nal­men­te lan­za­ré. In­clu­so, es­toy pen­san­do en ha­cer una gi­ra mu­si­cal. Por el la­do del ci­ne, en 2018, sal­drán al­gu­nas cin­tas don­de la gen­te po­drá ver mis ha­bi­li­da­des ac­to­ra­les. Es­toy muy con­ten­ta de que el pú­bli­co pue­da ob­ser­var­me in­ter­pre­tan­do dis­tin­tos per­so­na­jes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.