ADIÓS A LAS AR­MAS

GQ Latinoamerica - - VOCES - Por Lynn Hirsch­berg Fotos Tim Wal­ker

Da­niel Day-le­wis, el ac­tor más gran­de de nues­tra ge­ne­ra­ción, ha­bla so­bre la be­lle­za de desem­pe­ñar un ofi­cio, del ge­nio de Ba­len­cia­ga y de por qué la cin­ta se­rá la úl­ti­ma que in­ter­pre­te.

Ha­ce co­sa de dos años, co­mo par­te de su pro­ce­so de pre­pa­ra­ción pa­ra en­car­nar al mo­dis­to Rey­nolds Wood­cock en la más re­cien­te pe­lí­cu­la de Paul Tho­mas An­der­son, Phan­tomth­read, Da­niel Da­yLe­wis in­ten­tó re­di­se­ñar un ves­ti­do de Ba­len­cia­ga. En aquel en­ton­ces, no ima­gi­na­ba­que­wood­cock­se­ría el úl­ti­mo per­so­na­je que in­ter­pre­ta­ría. No te­nía ma­ne­ra de sa­ber que es­ta pe­lí­cu­la lo hun­di­ría en una de­pre­sión tan pro­fun­da, que aca­ba­ría por anun­ciar su in­ten­ción de re­ti­rar­se. Por el con­tra­rio, es­ta­ba im­pa­cien­te por asu­mir de lleno una nue­va iden­ti­dad ci­ne­ma­to­grá­fi­ca, co­mo sue­le ha­cer ca­da vez que tie­ne un nue­vo pro­yec­to. Pa­ra con­ver­tir­se en Wood­cock, Da­yLe­wis, quien ya ha cum­pli­do 60 años, se pu­so a es­tu­diar ar­chi­vos de des­fi­les de mo­da de los años 40 y 50, le­yó so­bre las vi­das de va­rios

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.