JU­VEN­TUD EN ÉX­TA­SIS (Y VIAGRA)

¿Por qué es­tán usan­do es­te me­di­ca­men­to quie­nes no pa­de­cen dis­fun­ción eréc­til?

GQ Latinoamerica - - PULSO - Por An­jo Na­va

Ja­más ima­gi­né que lle­ga­ría el día en el que com­par­ti­ría con el mun­do que he te­ni­do pro­ble­mas de erec­ción. Y no, no es en es­te es­pa­cio la pri­me­ra vez que lo ha­go. Ha­ce va­rias se­ma­nas, mi ami­ga Oli­via Agui­lar y yo em­pe­za­mos un pod­cast de se­xo, y du­ran­te el pri­mer epi­so­dio, la con­ver­sa­ción dio un gi­ro ines­pe­ra­do. Ha­cia el fi­nal de la gra­ba­ción y sin dar­me cuen­ta, re­co­no­cí que, a los  ­ años, mi desem­pe­ño se­xual dis­ta­ba mu­cho del que go­za­ba en mis años mo­zos. Ni mo­do, lo di­je. Ya no ha­bía vuel­ta atrás, así que pro­fun­di­cé en el te­ma. Re­la­té que si lle­va­ba a una mu­jer a mi ca­sa des­pués de una no­che de fies­ta, una te­rri­ble mez­cla de edad, al­cohol y can­san­cio me obli­ga­ban a es­pe­rar has­ta la ma­ña­na si­guien­te pa­ra re­cu­pe­rar el vi­gor ne­ce­sa­rio y así te­ner se­xo. Tam­bién na­rré cuál fue la so­lu­ción a mi pro­ble­ma: cuan­do se lo con­té a uno de mis me­jo­res ami­gos, me res­pon­dió: “Güey, te­ne­mos  ­. No pa­sa na­da. Só­lo ne­ce­si­tas un po­qui­to de Viagra”. Así que el día que pa­sé por una far­ma­cia, com­pré el me­di­ca­men­to y lo pu­se en uso cuan­to an­tes. Sa­lí con una chi­ca, nos aco­mo­da­mos una bo­rra­che­ra mo­nu­men­tal, fui­mos a mi ca­sa, en­tré a la re­cá­ma­ra, me to­mé me­dia pastilla y, en me­nos de me­dia ho­ra, ha­bía re­cu­pe­ra­do la po­ten­cia que te­nía a los ‘’. “Me voy a vol­ver adic­to a es­ta ma­dre”, pen­sé, y des­pués, tu­ve una de las me­jo­res no­ches en años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.