A CON­TRA­CA­RA

LAS BRU­TA­LES TRANS­FOR­MA­CIO­NES DE HARDY:

GQ Latinoamerica - - CINE -

BANE ( El ca­ba­lle­ro de la no­che as­cien­de, 2012) Un cam­bio fí­si­co tan im­pre­sio- nan­te só­lo fue po­si­ble al ga­nar 25 ki­los de múscu­lo, tre­ce de ellos en cue­llo, es­pal­da y bra- zos. Por cier­to, el adic­ti­vo es­te- roi­de que au­men­ta la fuer­za del ar­chi­ene­mi­go de Bat­man se lla­ma Venom.

AL CA­PO­NE ( Fon­zo, 2019)

Tras va­rias ca­pas de ma­qui- lla­je y pro­fun­das ci­ca­tri­ces en el la­do iz­quier­do de su ros­tro, Hardy lu­ci­rá otra vez irre­cono- ci­ble al re­crear los úl­ti­mos días del famoso gáns­ter que fue per­so­ni­fi­ca­do por Ro­bert De Ni­ro en Los In­to­ca­bles (1987).

JOHN FITZ­GE­RALD

( El re­na­ci­do, 2015)

Ba­jo las ór­de­nes de

Ale­jan­dro Gon­zá­lez Iñá­rri­tu, ob­tie­ne su pri­me­ra no­mi­na- ción al Os­car en la ca­te­go­ría de so­por­te gra­cias a una di­sec­ción sal­va­je­men­te vo­raz del com­por­ta­mien­to hu­mano en con­di­cio­nes ex­tre­mas.

MI­CHAEL PE­TER­SON / CHAR­LES BRONSON

( Bronson, 2008)

Pri­me­ra vez que se le re­co- no­ce co­mo un ac­tor de ca­rác­ter al sus­ti­tuir de úl­ti­mo mo­men­to a Ja­son Stat­ham y mo­di­fi­car su apa­rien­cia en tan só­lo cin­co se­ma­nas pa­ra con­ver­tir­se en “el hom­bre más pe­li­gro­so de Reino Uni­do”.

EAMES

( In­cep­tion, 2010)

A la ho­ra de ma­ni­pu­lar los sue­ños, el fal­si­fi­ca­dor es­tre­lla del equi­po pre­ser­va un es­ti­lo re­tro a prue­ba de erro­res. Nun­ca es­tor­ban los re­lo­jes

vin­ta­ge y las ca­mi­sas con cue­llo abier­to cuan­do se tra­ta de au­to­con­fian­za mas­cu­li­na. MAX ROCKATANSKY ( Mad Max: Fu­ria en el ca­mino, 2015) Seis me­ses de ro­da­je en hos- ti­les lo­ca­cio­nes de Aus­tra­lia y Áfri­ca fue­ron una prue­ba fe­roz de dis­ci­pli­na, ya que bue­na par­te de ese tiem­po su ca­ra es­tu­vo cu­bier­ta por una in­có­mo­da es­truc­tu­ra, al igual que en Dun­kirk.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.