Cam­bio de cár­cel

La Nacion - - EDITORIALES | CARTAS -

De­te­ni­dos que se en­con­tra­ban alo­ja­dos en la uni­dad pe­nal de Las Flo­res, de­bi­do a ha­ber in­te­gra­do fuer­zas ar­ma­das o po­li­cia­les, se en­con­tra­ban se­pa­ra­dos de la po­bla­ción pe­nal co­mún. En las úl­ti­mas 48 ho­ras ha­brían si­do tras­la­da­dos a la cár­cel mo­de­lo de Co­ron­da, alo­ja­dos jun­to a “pre­sos co­mu­nes”, cuan­do es ar­chi­co­no­ci­da la ani­mo­si­dad de los de­lin­cuen­tes co­mu­nes ha­cia los in­te­gran­tes de las fuer­zas uni­for­ma­das. Y es sa­bi­do tam­bién que un ele­va­do por­cen­ta­je de los lla­ma­dos de­lin­cuen­tes co­mu­nes son con­flic­ti­vos, adic­tos a sus­tan­cias prohi­bi­das y no les im­por­tar “ha­cer con­duc­ta” para lo­grar be­ne­fi­cios en su alo­ja­mien­to o con­de­na. El solo he­cho de alo­jar jun­tos a “ro­sa­ri­nos” y “san­ta­fe­ci­nos” es cal­do de cul­ti­vo para en­fren­ta­mien­tos de im­pre­vi­si­bles con­se­cuen­cias. Son pre­vi­si­bles la pro­vo­ca­ción y el hos­ti­ga­mien­to de los “pre­sos co­mu­nes” con­tra los pre­sos que per­te­ne­cie­ron a las fuer­zas uni­for­ma­das. Tras pro­du­cir­se el tras­la­do, es­tos de­te­ni­dos han que­da­do ile­gal y ar­bi­tra­ria­men­te in­co­mu­ni­ca­dos con sus fa­mi­lia­res, ya que en su nue­vo alo­ja­mien­to ca­re­cen de te­lé­fono para co­mu­ni­car­se con los su­yos, lo que ge­ne­ra zo­zo­bra en sus fa­mi­lia­res, que des­co­no­cen la real si­tua­ción de los de­te­ni­dos. Aten­to a todo ello, se­rá res­pon­sa­bi­li­dad pe­nal de todos los fun­cio­na­rios que ha­yan dis­pues­to, par­ti­ci­pa­do o con­sen­ti­do esta si­tua­ción y de sus con­se­cuen­cias. Or­lan­do Agus­tín Gau­na DNI 6.255.319

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.