Es­cri­bir otras pá­gi­nas

La Nacion - - EDITORIALES | CARTAS -

Qué di­fí­cil se ha­ce es­cu­char las palabras del pre­si­den­te Váz­quez sin reac­cio­nar por lo me­nos con per­ple­ji­dad ciu­da­da­na. Sus de­cla­ra­cio­nes son con­tra­dic­to­rias, for­za­das y de un te­nor po­lí­ti­co par­ti­da­rio ali­men­ta­do con el úni­co fin de dar “vuel­ta la pá­gi­na” a un ver­gon­zan­te pro­ce­so que in­vo­lu­cró a todo el Fren­te Am­plio. Una vez más, los gru­pos en­fren­ta­dos del par­ti­do de go­bierno lau­da­ron tran­si­to­ria­men­te sus di­fe­ren­cias en un diá­lo­go man­te­ni­do en­tre el pre­si­den­te y el ac­tual se­na­dor Mu­ji­ca. Una cri­sis po­lí­ti­ca que se quie­re ocul­tar, cen­tra­da en las des­via­cio­nes le­ga­les e in­con­duc­tas del se­ñor Sen­dic en su ges­tión como pre­si­den­te de An­cap, agre­ga­das a su ma­ni­fies­ta in­com­pe­ten­cia para ejer­cer el car­go de vi­ce­pre­si­den­te y pre­si­den­te del Se­na­do. Con el agra­van­te de que el es­cán­da­lo de un epi­so­dio se uti­li­za tam­bién para “ta­par” mu­chos otros co­no­ci­dos por todos y que se pre­fie­re di­si­mu­lar para pre­ser­var va­ria­das as­pi­ra­cio­nes elec­to­ra­les.

La co­rrup­ción es una man­cha de hu­me­dad que se ex­tien­de en to­da la ca­sa del Fren­te Am­plio. Es im­por­tan­te re­fle­xio­nar so­bre todos es­tos he­chos por­que si bien son his­tó­ri­cos no de­ben ser vis­tos desde una fo­to­gra­fía que re­sal­ta lo anec­dó­ti­co, sino desde la exis­ten­cia de una in­vi­si­ble re­la­ción de ele­men­tos que vie­nen del pa­sa­do, se ma­ni­fies­tan en todos los ám­bi­tos del Es­ta­do y que se de­fi­nen como lo que se ha da­do en lla­mar el ac­tual “es­ta­do de las cosas”.

El go­bierno es­tá en el “ban­qui­llo de los acu­sa­dos ”, pe­ro no es su­fi­cien­te re sal­tar sus res­pon­sa­bi­li­da­des. Las de­más fuer­zas po­lí­ti­cas de­ben plan­tear al­ter­na­ti­vas que no res­pon­dan só­lo a la de­silu­sión de la ciu­da­da­nía, sino que sean el pun­to de in­fle­xión para res­ca­tar para la de­mo­cra­cia, la efi­cien­cia y la trans­pa­ren­cia. Los dos ele­men­tos que el Fren­te Am­plio ha com­pro­me­ti­do y que pre­ten­de ca­mu­flar para man­te­ner el po­der como prin­ci­pal ob­je­ti­vo.

Es ho­ra de es­cri­bir otras pá­gi­nas y no de acep­tar su­mi­sa­men­te el mé­to­do po­lí­ti­co de dar vuel­ta todas aque­llas que la co­rrup­ción y la im­pro­vi­sa­ción han ve­ni­do es­cri­bien­do de ma­ne­ra ver­gon­zo­sa.

La opo­si­ción tie­ne esa obli­ga­ción y desafío.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.