El Go­bierno, di­vi­di­do fren­te al fu­tu­ro de Cris­ti­na Kirch­ner

Al­gu­nos pre­fie­ren ais­lar­la pa­ra ne­go­ciar con el PJ; otros creen que se­gui­rá vi­gen­te y el pe­ro­nis­mo, frag­men­ta­do

La Nacion - - POLÍTICA - Ma­riano Oba­rrio

Las dis­cu­sio­nes den­tro del go­bierno de Mau­ri­cio Ma­cri gi­ran aho­ra en torno al día des­pués de las elec­cio­nes del 22. El Pre­si­den­te con­vo­ca­rá a los go­ber­na­do­res a ne­go­ciar la agen­da fu­tu­ra. Pe­ro hay un de­ba­te in­terno no sal­da­do so­bre la es­tra­te­gia fren­te a la ex pre­si­den­ta Cris­ti­na Kirch­ner: al­gu­nos pro­nos­ti­can que se­gui­rá sien­do la prin­ci­pal opo­si­to­ra y man­ten­drá la di­vi­sión del pe­ro­nis­mo, y otros pre­fie­ren ver­la ais­la­da, pa­ra ne­go­ciar con un “pe­ro­nis­mo re­pu­bli­cano”.

Se­gún pu­do sa­ber la na­ción de fuentes ofi­cia­les, un ala re­pre­sen­ta­da por el je­fe de Ga­bi­ne­te, Mar­cos Pe­ña, y el ase­sor ecua­to­riano Jaime Du­rán Bar­ba sos­tie­ne que el can­di­da­to a se­na­dor de Cam­bie­mos, Es­te­ban Bull­rich, le ga­na­rá en la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res a la can­di­da­ta de Uni­dad Ciu­da­da­na, pe­ro só­lo por dos o tres pun­tos.

Ello man­ten­drá la vi­gen­cia de Cris­ti­na Kirch­ner en el pe­ro­nis­mo. Y así se man­ten­dría co­mo un obs­tácu­lo pa­ra la uni­fi­ca­ción y la re­or­ga­ni­za­ción del PJ. Cam­bie­mos se­gui­rá te­nien­do así apo­yo de sec­to­res que no quie­ren que ella vuel­va al po­der. In­clu­so, me­jo­ra­ría las chan­ces de Cam­bie­mos en las pre­si­den­cia­les de 2019.

Es­ta hi­pó­te­sis tie­ne vi­gen­cia só­lo si no se pro­fun­di­zan los pro­ble­mas ju­di­cia­les de la ex pre­si­den­ta. Si Cris­ti­na Kirch­ner fue­ra con­de­na­da o de­te­ni­da en al­gu­na cau­sa , cam­bia­ría el es­ce­na­rio.

Otro sec­tor del ofi­cia­lis­mo, en­ca­be­za­do por el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Dipu­tados, Emi­lio Mon­zó, al­gu­nos ra­di­ca­les, y la je­fa de la Coa­li­ción Cí­vi­ca, la dipu­tada Eli­sa Ca­rrió, con­si­de­ran que la me­jor al­ter­na­ti­va se­ría que la ex pre­si­den­ta pier­da cla­ra­men­te y que­de re­du­ci­da a una mí­ni­ma ex­pre­sión po­lí­ti­ca den­tro o fue­ra del pe­ro­nis­mo.

Sin in­fluen­cia de Cris­ti­na, el Go­bierno po­dría ne­go­ciar acuer­dos so­bre las re­for­mas tri­bu­ta­ria, la­bo­ral, pre­vi­sio­nal y fis­cal con el “pe­ro­nis­mo re­pu­bli­cano”, que re­co­no­cen en al­gu­nos go­ber­na­do­res del PJ y en el pre­si­den­te del Se­na­do, Mi­guel Án­gel Pi­chet­to, quien ya di­jo que Cris­ti­na Kirch­ner se fue del PJ y de­be for­mar otro blo­que.

To­da­vía no es­tá sal­da­da esa dis­cu­sión en el Go­bierno. Cer­ca de Mar­cos Pe­ña ase­gu­ra­ron a la nacion que el je­fe de Ga­bi­ne­te “no de­be te­ner opi­nión so­bre es­to, por­que es de­ma­sia­da es­pe­cu­la­ción y fal­ta mu­cho”. Sin em­bar­go, un alle­ga­do al Pre­si­den­te ase­gu­ró a la nacion que la po­si­bi­li­dad de que Cris­ti­na Kirch­ner man­ten­ga vi­gen­cia es con­ve­nien­te des­de el pun­to de vis­ta prag­má­ti­co. “Coin­ci­di­mos con Mar­cos y Jaime”, se­ña­ló.

Otro fun­cio­na­rio de la Ca­sa Ro­sa­da lo des­es­ti­mó: “No es­tá si­quie­ra plan­tea­da esa cues­tión, nos preo­cu­pa có­mo se­guir go­ber­nan­do; si lo ha­ce­mos bien, es lo mis­mo quién sea la opo­si­ción, por­que la gen­te nos va a eva­luar por lo que ha­ga­mos”.

En la Ca­sa Ro­sa­da con­fir­ma­ron que Mon­zó im­pul­sa la idea de ju­bi­lar po­lí­ti­ca­men­te a la ex pre­si­den­ta, aun­que acla­ra­ron que “no le cons­ta” la pos­tu­ra de Pe­ña. “No hay que te­ner mie­do a que se ar­me un pe­ro­nis­mo re­pu­bli­cano. Cris­ti­na de­be per­der cla­ra­men­te”, di­cen.

En sec­to­res de la UCR di­je­ron que no les preo­cu­pa el pa­pel de Cris­ti­na, sino for­ta­le­cer Cam­bie­mos, por­que “es in­ge­nuo pen­sar en un pe­ro­nis­mo re­pu­bli­cano” que no pon­ga tra­bas.

Por otra par­te, en Bal­car­ce 50 ad­mi­tie­ron que el je­fe del go­bierno por­te­ño, Ho­ra­cio Ro­drí­guez La­rre­ta, con­si­de­ra, co­mo Pe­ña, que “pue­de pa­sar que Es­te­ban Bull­rich ga­ne por 5 pun­tos, no por 10, y si Cris­ti­na si­gue con vi­da po­lí­ti­ca, le com­pli­ca­rá la re­or­ga­ni­za­ción al PJ, lo cual no es­tá mal de ca­ra a 2019. El pe­ro­nis­mo ten­drá tiem­po pa­ra reor­de­nar­se en el fu­tu­ro”. Opi­nan igual cer­ca de la go­ber­na­do­ra Ma­ría Eugenia Vidal. “Es im­po­si­ble que ga­ne­mos por más de 2 o 3 pun­tos. Es di­fí­cil de sa­ber si Cris­ti­na se­gui­rá vi­gen­te. Pe­ro per­so­nas co­mo ella no de­jan nun­ca la po­lí­ti­ca.”

Cer­ca de Ca­rrió ase­gu­ra­ron a la nacion, en tan­to, que ella “da por ter­mi­na­do el ci­clo de Cris­ti­na” y que por lo tan­to “el pe­ro­nis­mo inexo­ra­ble­men­te se va a unir, hay que te­ner una es­tra­te­gia pa­ra for­ta­le­cer Cam­bie­mos, y Cris­ti­na que­da­rá en una fac­ción po­lí­ti­ca” sin ma­yor re­le­van­cia. “Cris­ti­na ya fue. Pe­ro Ca­rrió es­tá en desacuer­do con su­mar pe­ro­nis­tas de­sen­can­ta­dos, in­ten­den­tes y go­ber­na­do­res, co­mo plan­tea Mon­zó, por­que des­vir­túa el men­sa­je de Cam­bie­mos ori­gi­nal”, di­cen cer­ca de la je­fa de la CC. La dipu­tada con­si­de­ra que Cris­ti­na “no se sos­tie­ne has­ta 2019, por­que va a per­der y el pe­ro­nis­mo se va a en­car­gar de ella”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.