Sa­cri­fi­cios

La Nacion - - EDITORIALES | CARTAS -

Nues­tro país, más allá de los pro­duc­tos del agro y de la ga­na­de­ría, no pue­de com­pe­tir en ca­si nin­gún ru­bro. To­dos coin­ci­den en que ello se de­be a lo caro que re­sul­ta pro­du­cir, fun­da­men­tal­men­te por los im­pues­tos y el cos­to la­bo­ral. To­dos tam­bién es­tán de acuer­do en que pa­ra desa­rro­llar­nos de­be­mos ad­qui­rir la com­pe­ti­ti­vi­dad in­dis­pen­sa­ble pa­ra lle­gar al mun­do con nues­tros pro­duc­tos. Ese de­sa­rro­llo ter­mi­na­ría con la po­bre­za. Aho­ra bien, a la ho­ra de abor­dar la so­lu­ción se em­pie­za po­nien­do de ma­ni­fies­to que na­die quie­re re­sig­nar na­da. Los go­ber­na­do­res, la CGT, los po­lí­ti­cos (in­clu­so los que tie­nen 80 ase­so­res), etc. Así no es po­si­ble. Cuan­do se es po­bre, se cui­da la pla­ta. Si no, di­ga­mos la ver­dad: no que­re­mos ha­cer nin­gún sa­cri­fi­cio pa­ra sa­lir de nues­tra tris­te de­ca­den­cia.

Er­nes­to H. Pe­ras­so

LE 7.731.904

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.