LA NACION

Ordenan el arres­to de un pi­lo­to

Es­te­ban Pic­ci­nin es­tá con­de­na­do a más de cin­co años de pri­sión

- Gus­ta­vo Ca­ra­ba­jal Crime · Este · Villa Sarmiento

Ro­mi­na Me­neg­hi­ni tu­vo que so­me­ter­se a 65 ci­ru­gías des­pués que su ex­pa­re­ja, el pi­lo­to de TC Es­te­ban Pic­ci­nin, le dis­pa­ró un es­co­pe­ta­zo el 15 de oc­tu­bre de 2013, en Vi­lla Sar­mien­to, par­ti­do de Mo­rón. Sie­te años des­pués de la san­grien­ta agresión, el Tri­bu­nal Oral en lo Cri­mi­nal N° 4 de Mo­rón or­de­nó la de­ten­ción del pi­lo­to de la ca­te­go­ría más po­pu­lar del au­to­mo­vi­lis­mo ar­gen­tino.

Pic­ci­nin que­dó de­te­ni­do con cus­to­dia po­li­cial en una ha­bi­ta­ción de una clí­ni­ca psi­quiá­tri­ca de Ra­mos Me­jía, de­bi­do a que el tri­bu­nal que lo con­de­nó a cin­co años y me­dio por el ata­que dis­pu­so que de­bía cum­plir la sen­ten­cia.

An­te la in­mi­nen­cia de la de­ten­ción, Pic­ci­nin con­vo­có a un psi­quia­tra a su casa de­bi­do a que ha­bría su­fri­do una cri­sis emo­cio­nal. El mé­di­co que lo re­vi­só re­co­men­dó su in­ter­na­ción en un es­ta­ble­ci­mien­to que pu­die­ra apli­car un tra­ta­mien­to pa­ra el “tras­torno lí­mi­te” que ha­bía su­fri­do el impu­tado. En las úl­ti­mas ho­ras, los jue­ces del tri­bu­nal oral or­de­na­ron a la po­li­cía que de­tu­vie­ran al pi­lo­to de Tu­ris­mo Ca­rre­te­ra y fue­ron a bus­car­lo a su casa. Allí, la ac­tual pa­re­ja del impu­tado les di­jo a los uni­for­ma­dos que Pic­ci­nin es­ta­ba in­ter­na­do en la clí­ni­ca psi­quiá­tri­ca. En­ton­ces, los magistrado­s re­sol­vie­ron que que­da­ra cus­to­dia­do por un po­li­cía pa­ra evi­tar una even­tual fu­ga.

El ata­que por el que fue con­de­na­do el pi­lo­to de TC ocu­rrió el 15 de oc­tu­bre de 2013, cuan­do Me­neg­hi­ni re­gre­só a la casa en la que vi­vía con Pic­ci­nin a bus­car sus cosas. Se­gún el re­la­to de la víc­ti­ma, Pic­ci­nin la ata­có en la co­che­ra. Le dis­pa­ró con una es­co­pe­ta ca­li­bre 16 de do­ble ca­ño. De­bi­do a la es­ca­sa dis­tan­cia en­tre el agre­sor y la víc­ti­ma, los per­di­go­nes no lle­ga­ron a ex­pan­dir su ra­dio al salir de la bo­ca del ca­ñón y que­da­ron con­cen­tra­dos en 17 cen­tí­me­tros. Ese fue el ta­ma­ño de la he­ri­da que su­frió Me­neg­hi­ni en el mus­lo iz­quier­do.

En no­viem­bre de 2014, el TOC N°4 de Mo­rón con­de­nó a cin­co años y me­dio de pri­sión a Pic­ci­nin por las le­sio­nes gra­ves que le cau­só a Me­neg­hi­ni. De­bi­do a que la sen­ten­cia no es­ta­ba fir­me por­que que­da­ban pendientes la pre­sen­ta­ción de re­cur­sos y la re­vi­sión del fa­llo, el pi­lo­to de TC no fue de­te­ni­do en ese mo­men­to.

Los magistrado­s no con­si­de­ra­ron que el he­cho se tra­tó de un in­ten­to de fe­mi­ci­dio, sino de un ca­so de le­sio­nes gra­ves.

Me­neg­hi­ni fue so­me­ti­da a 65 in­ter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas por los da­ños per­ma­nen­tes que le pro­vo­ca­ron los per­di­go­nes y las cons­tan­tes in­fec­cio­nes que su­frió. Es­te año de­bió ha­ber en­fren­ta­do la ope­ra­ción nú­me­ro 66, pe­ro la pan­de­mia por el Covid lo im­pi­dió. El pro­yec­til dio de lleno en el mus­lo iz­quier­do de Ro­mi­na y le pro­vo­có frac­tu­ra de fé­mur y una he­ri­da gra­ví­si­ma de 17 cen­tí­me­tros “que pu­so su vi­da en ries­go, con se­cue­la de de­bi­li­ta­mien­to per­ma­nen­te de miem­bro y fun­ción, re­pre­sen­ta­do por le­sio­nes vas­cu­la­res, nerviosas, ar­ti­cu­la­res y óseas”, de acuer­do con los in­for­mes mé­di­cos.

De­bi­do a que to­da­vía la Su­pre­ma Cor­te bo­nae­ren­se no ha­bía re­suel­to el re­cur­so pre­sen­ta­do por el abo­ga­do del impu­tado, el pi­lo­to de TC se­guía en li­ber­tad.

 ?? Ar­chi­vo ?? Ro­mi­na Me­neg­hi­ni tu­vo que so­me­ter­se a 65 ci­ru­gías tras re­ci­bir un dis­pa­ro de es­co­pe­ta
Ar­chi­vo Ro­mi­na Me­neg­hi­ni tu­vo que so­me­ter­se a 65 ci­ru­gías tras re­ci­bir un dis­pa­ro de es­co­pe­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina