LA NACION

La fra­se del día

En una car­ta abier­ta a los do­cen­tes, la mi­nis­tra de Edu­ca­ción por­te­ña vol­vió a re­fe­rir­se a la mi­li­tan­cia en las es­cue­las; re­cha­zo de los sin­di­ca­tos

- Ale­jan­dro Hor­vat Como

SO­LE­DAD ACU­ÑA “Hay di­ri­gen­tes que eli­gen adoc­tri­nar an­tes que en­se­ñar a pen­sar. Voy a man­te­ner­me fir­me: con los chi­cos, no”

Lue­go de los di­chos de la mi­nis­tra de Edu­ca­ción de la Ciu­dad, So­le­dad Acu­ña, res­pec­to del “adoc­tri­na­mien­to” en las au­las y a que los do­cen­tes eli­gen la ca­rre­ra lue­go de fra­ca­sar en otras, di­fun­dió una car­ta pa­ra am­pliar sus de­cla­ra­cio­nes. “Sé que me­re­cen y es­pe­ran una ex­pli­ca­ción so­bre la po­lé­mi­ca que se ge­ne­ró en los úl­ti­mos días, ya que en­tien­do que cau­só do­lor e in­co­mo­di­dad en mu­chos de us­te­des”, es­cri­bió. Y re­mar­có su po­si­ción: “Sa­be­mos que al­gu­nos di­ri­gen­tes abu­san de su rol do­cen­te y eli­gen adoc­tri­nar an­tes que en­se­ñar a pen­sar. Por si hi­cie­ra falta acla­rar­lo, voy a man­te­ner­me fir­me: con los chi­cos, no”.

Las de­cla­ra­cio­nes que ge­ne­ra­ron po­lé­mi­ca tu­vie­ron lu­gar el 9 pa­sa­do cuan­do la mi­nis­tra mantuvo una con­ver­sa­ción por Zoom con el dipu­tado na­cio­nal Fer­nan­do Igle­sias.

La fun­cio­na­ria sos­tu­vo, en la car­ta, que cree pro­fun­da­men­te en la ta­rea que rea­li­za­ron pa­ra ofre­cer una edu­ca­ción plu­ral, que pro­mue­va el pen­sa­mien­to crí­ti­co, el aná­li­sis y la dis­cu­sión in­for­ma­da. “Me cons­ta, y así lo he­mos con­ver­sa­do tan­tas ve­ces, que de­fen­de­mos el au­la co­mo

min. de edu­ca­ción por­te­ña

ese lu­gar pa­ra for­mar­se, apren­der y re­fle­xio­nar en un am­bien­te don­de se res­pe­ten to­das las ideas y creen­cias, sin mi­li­tan­cia par­ti­da­ria. De nin­gún par­ti­do”, en­fa­ti­zó la fun­cio­na­ria.

Acu­ña, en la con­ver­sa­ción que mantuvo por Zoom, se re­fi­rió al ba­jo ca­pi­tal cul­tu­ral de al­gu­nos do­cen­tes y que eso iba en de­tri­men­to del buen ni­vel edu­ca­ti­vo. “Co­mo sa­ben, la ca­pa­ci­ta­ción do­cen­te ha si­do y es nues­tra prio­ri­dad. Por eso, en los úl­ti­mos años in­cre­men­ta­mos la can­ti­dad de ho­ras de ca­pa­ci­ta­ción en ser­vi­cio pa­san­do de 20 a 100 ho­ras anua­les. A su vez, más de 20.000 de us­te­des par­ti­ci­pan ca­da año de ins­tan­cias de for­ma­ción si­tua­da. Va­mos a se­guir en la mis­ma di­rec­ción, apo­yan­do las me­jo­ras con­ti­nuas en la ca­rre­ra. Que­da un lar­go ca­mino por re­co­rrer en ma­te­ria de bre­chas y opor­tu­ni­da­des pa­ra los chi­cos. Pe­ro tam­bién en la cons­truc­ción de va­lor pa­ra la pro­fe­sión, pa­ra que ca­da vez más jó­ve­nes eli­jan con or­gu­llo la do­cen­cia”.

En ese sen­ti­do, ex­pu­so es­ta­dís­ti­cas que sur­gie­ron de en­cues­tas a do­cen­tes por­te­ños: “Hay da­tos de la reali­dad que eli­jo no ocul­tar y tra­ba­jar pa­ra trans­for­mar­los: se­gún la en­cues­ta a in­gre­san­tes al sis­te­ma de for­ma­ción do­cen­te en la ciu­dad de ma­yo de es­te año, so­lo el 14% lo ha­ce lue­go de ter­mi­nar sus es­tu­dios se­cun­da­rios, mien­tras que el 52% posee tra­yec­to­rias edu­ca­ti­vas pre­vias. Ca­si el 50% tra­ba­ja mien­tras es­tu­dia, y se tar­da en pro­me­dio 7 años pa­ra re­ci­bir­se. Da­tos si­mi­la­res sur­gen pa­ra el res­to del país”.

Si bien en 2018 se ha­bía ge­ne­ra­do una fuer­te tensión en­tre el go­bierno por­te­ño y los ins­ti­tu­tos de for­ma­ción do­cen­te a raíz de la crea­ción de la Uni­ver­si­dad de la Ciu­dad, Acu­ña sos­tie­ne en la car­ta que esos cen­tros son im­por­tan­tes en el tra­ba­jo y eva­lua­ción de los pro­ce­sos pa­ra me­jo­rar la for­ma­ción de los fu­tu­ros edu­ca­do­res. “La crea­ción de la Uni­ver­si­dad de la Ciu­dad y el tra­ba­jo de eva­lua­ción y pro­ce­sos de mejora con los Ins­ti­tu­tos de For­ma­ción Do­cen­te son par­te im­por­tan­te de esa de­ci­sión. Las ci­fras son di­fí­ci­les, in­có­mo­das, to­dos las co­no­ce­mos y las po­de­mos ver re­fle­ja­das en el día a día, en dis­tin­tas si­tua­cio­nes, más allá de los nú­me­ros. Son reali­da­des que con­ver­sa­mos ca­da vez que nos en­con­tra­mos y so­bre las que to­da­vía nos de­be­mos un pro­fun­do de­ba­te con to­dos los sectores”, agre­gó Acu­ña.

Por su par­te, Aman­da Mar­tín, se­cre­ta­ria gre­mial de Ademys, uno de los sin­di­ca­tos que nu­clean a los do­cen­tes por­te­ños, sos­tie­ne que la car­ta es una reac­ción tar­día, pe­ro que da cuen­ta del re­pu­dio que ge­ne­ra­ron sus di­chos. “Creo que con [Fer­nan­do] Igle­sias di­jo lo que pen­sa­ba so­bre los do­cen­tes. En la car­ta no se re­trac­ta, sino que tra­ta de ex­pli­car lo que di­jo. Me pa­re­ce que si­gue es­tan­do muy cues­tio­na­do el lu­gar de la mi­nis­tra en su car­go. En cuan­to al adoc­tri­na­mien­to, creo que fue im­pre­ci­sa. Los con­te­ni­dos que se dan en las au­las los ha­ce el Es­ta­do, no no­so­tros. Por su­pues­to, que no­so­tros te­ne­mos nues­tra for­ma­ción y nues­tra opi­nión, pe­ro no mo­di­fi­ca­mos los con­te­ni­dos. Con to­do es­to se in­ten­ta co­rrer el eje de la dis­cu­sión, que es có­mo va a so­lu­cio­nar los pro­ble­mas que pre­sen­ta la edu­ca­ción de los chi­cos”, se­ña­ló.

 ??  ?? so­le­dad acu­ña
so­le­dad acu­ña

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina