LA NACION

In­dig­na­ción en Bra­sil por el ase­si­na­to de un hom­bre ne­gro

Vi­deos de un su­per­mer­ca­do cap­ta­ron el mo­men­to en que dos guar­dias de se­gu­ri­dad blancos le dan una pa­li­za

- Crime · Incidents · Brazil · Brazil national football team · Carrefour Group · Porto · Rio Grande · Rio de Janeiro · Este · Sao Paulo · Rio de Janeiro · Twitter · Santiago de los Caballeros · Americas · America · Porto Alegre · João Alberto Lins de Barros

BRA­SI­LIA.– La muer­te an­te­ano­che de un hom­bre ne­gro tras re­ci­bir una pa­li­za a manos de agen­tes de se­gu­ri­dad blancos en un su­per­mer­ca­do del gru­po Ca­rre­four en Por­to Ale­gre desató una olea­da de in­dig­na­ción en Bra­sil, que ayer con­me­mo­ró el Día de la Con­cien­cia Ne­gra.

Un vi­deo gra­ba­do con un ce­lu­lar por un tes­ti­go y di­vul­ga­do por los me­dios y las re­des so­cia­les cap­ta el mo­men­to en que João Al­ber­to Silveira Frei­tas, de 40 años, es agre­di­do con múl­ti­ples pu­ñe­ta­zos por uno de los agen­tes mien­tras el otro lo man­te­nía in­mo­vi­li­za­do has­ta re­du­cir­lo. Se­gún re­la­tos de la pren­sa lo­cal, ba­sa­dos en tes­ti­mo­nios de la Bri­ga­da Mi­li­tar [Po­li­cía Mi­li­tar, un cuer­po que de­pen­de de la autoridad de ca­da es­ta­do] de Rio Gran­de do Sul, el hom­bre ha­bría ame­na­za­do a una tra­ba­ja­do­ra del su­per­mer­ca­do, quien ha­bría lla­ma­do a los agen­tes de se­gu­ri­dad y le pro­pi­na­ron la pa­li­za a la sa­li­da del cen­tro co­mer­cial. Los ser­vi­cios de emer­gen­cia in­ten­ta­ron re­ani­mar al hom­bre, que ter­mi­nó mu­rien­do en el lu­gar. Los dos agre­so­res fue­ron de­te­ni­dos. Uno de ellos es po­li­cía mi­li­tar en ré­gi­men tem­po­ral, y tra­ba­ja en ese su­per­mer­ca­do en su tiem­po li­bre.

En un co­mu­ni­ca­do, la fi­lial bra­si­le­ña del gru­po fran­cés Ca­rre­four la­men­tó la “brutal muer­te” de Silveira Frei­tas y ase­gu­ró que to­ma­rá las “me­di­das per­ti­nen­tes pa­ra res­pon­sa­bi­li­zar a los im­pli­ca­dos en es­te ca­so cri­mi­nal”. Ca­rre­four “rom­pe­rá el con­tra­to con la empresa que res­pon­de por los agen­tes de se­gu­ri­dad que co­me­tie­ron la agre­sión. El tra­ba­ja­dor que es­ta­ba a car­go del su­per­mer­ca­do en el mo­men­to del in­ci­den­te se­rá des­pe­di­do”.

En un co­mu­ni­ca­do, la Bri­ga­da Mi­li­tar afir­mó que “de­tu­vo a to­dos los im­pli­ca­dos, in­clui­do al PM [po­li­cía mi­li­tar] tem­po­ral, cu­ya con­duc­ta fue­ra de su ho­ra­rio de tra­ba­jo se­rá ana­li­za­da con to­dos los ri­go­res de la ley”.

Es­te he­cho trá­gi­co desató la in­dig­na­ción en las re­des so­cia­les des­de an­te­ano­che y sa­cu­dió ayer el Día de la Con­cien­cia Ne­gra en Bra­sil, don­de es fes­ti­vo en va­rios es­ta­dos y se ce­le­bran ac­tos reivin­di­ca­ti­vos en va­rias ciu­da­des, en­tre ellas, San Pa­blo y Río de Janeiro. “De 20 de no­viem­bre a 20 de no­viem­bre y to­dos los días, la es­truc­tu­ra ra­cis­ta de es­te país nos trae bru­ta­li­dad co­mo re­gla!”, es­cri­bió en Twit­ter el ac­ti­vis­ta so­cial Raull San­tia­go.

En Bra­sil, el úl­ti­mo país de Amé­ri­ca en abo­lir la es­cla­vi­tud, en 1888, más de la mi­tad de los 212 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes son ne­gros o mes­ti­zos. Los afro­des­cen­dien­tes su­fren ele­va­dos ín­di­ces de vio­len­cia po­li­cial y ca­lle­je­ra, po­bre­za y mar­gi­na­ción so­cial. Se­gún el “Atlas de Vio­len­cia”, pu­bli­ca­do en agos­to pa­sa­do, el nú­me­ro de ase­si­na­tos de ne­gros au­men­tó un 11,5% en­tre 2008 y 2018, mien­tras que en­tre los no ne­gros dis­mi­nu­yó un 12,9%.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina