Ove­ja de­jó mu­cha la­na pa­ra cor­tar

La Nueva Domingo - - PARA EMPEZAR -

De a po­co s e va di­lu­yen­do la lo­cu­ra me­diá­ti­ca que ge­ne­ra el mo­men­to de anemia fut­bo­lís­ti­ca de nues­tra Se­lec­ción, con aná­li­sis dis­pa­ra­ta­dos, lin­cha­mien­to de al­gu­nos "res­pon­sa­bles" de la ca­si de­ba­cle y la lu­pa im­pla­ca­ble so­bre Mes­si.

Se en­tien­de el ca­riz pa­sio­nal del fút­bol, su cir­co y con­torno que po­ten­cian to­do, in­clu­so el de­ba­te en el ca­fé. Uni­co por lo aca­lo­ra­do.

Pe­ro ha­bría que eva­luar el men­sa­je que nos de­ja otra ac­ti­vi­dad. Ale­ja­da, por for­tu­na, del “to­do va­le”, de triun­far "co­mo sea", de "só­lo sir­ve ga­nar". Y de la fal­ta de respeto. In­clu­so, a las tra­yec­to­rias.

Ese es el fút­bol que su­pi­mos con­ce­bir. La an­tí­te­sis de lo que nos en­tre­ga el bás­quet­bol. Pe­ro fun­da­men­tal­men­te nues­tra Se­lec­ción.

*** Ya sin la adre­na­li­na y cierta desa­zón por haber es­ta­do tan cer­ca de ob­te­ner el tí­tu­lo de la Ame­riCup an­te Es­ta­dos Uni­dos, el bahien­se Ser­gio Her­nán­dez, DT de la Se­lec­ción Ar­gen­ti­na, de­jó un cla­ro aná­li­sis so­bre lo ac­tua­do por su equi­po.

Lo in­tere­san­te fue que an­te el triun­fo o la de­rro­ta, nun­ca per­dió la pers­pec­ti­va de cuál es el ca­mino a adop­tar.

En­ton­ces Ove­ja, co­mo se lo apo­da, ape­ló a su ha­bi­tual pro­fun­di­dad de pen­sa­mien­to.

“Se ga­nó y se per­dió con una idea, que es lo que en de­fi­ni­ti­va de­fi­ne a los equi­pos”, des­li­zó el en­tre­na­dor sur­gi­do en Vi­lla Mi­tre.

Y aco­tó: "Cuan­do en­con­tras el ele­men­to que te po­ten­cia, que te ha­ce sen­tir po­de­ro­so y que se adap­ta a tu esen­cia, an­das por el sen­de­ro co­rrec­to. No­so­tros res­pe­ta­mos una idea más allá del ri­val y la ins­tan­cia. Eso me enor­gu­lle­ce".

*** El coach na­cio­nal no elu­dió ha­blar so­bre el pre­sen­te al­bi­ce­les­te, pe­ro fut­bo­le­ro.

“Me pre­gun­tan por la Se­lec­ción y yo di­go que pa­ra evi­tar an­sie­da­des y frus­tra­cio­nes a ni­vel psi­co­ló­gi­co hay que en­fo­car­se en el ren­di­mien­to y no en el re­sul­ta­do. Con una pa­la­bra má­gi­ca o pul­san­do un bo­tón no se re­vier­te una ma­la ra­cha o se ga­na, sino a par­tir de ju­gar bien”.

Pe­ro lo más sus­tan­cio­so lo de­jó pa­ra el cie­rre de la en­tre­vis­ta que le reali­zó TNT Sports.

"Ven­go de per­der una fi­nal y la gen­te no pa­ra de fe­li­ci­tar­me". ¿Por qué creen que en el fút­bol no pa­sa?".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.