“Hi­ce la pa­san­tía y aho­ra soy un em­plea­do de plan­ta per­ma­nen­te”

La Nueva Domingo - - EN PRIMER PLANO -

IIan Sa­la­man­ca tie­ne 21 años, es téc­ni­co in­for­má­ti­co egre­sa­do del Ins­ti­tu­to Téc­ni­co la Pie­dad, reali­zó una prác­ti­ca pro­fe­sio­na­li­zan­te en 2015 en es­te dia­rio y ac­tual­men­te con­ti­núa tra­baNue­va.” jan­do pa­ra “La

“Cuan­do sur­gió la po­si­bi­li­dad es­ta­ba muy con­ten­to, vi­ni­mos cua­tro alum­nos de La Pie­dad al dia­rio, pa­sa­mos la eta­pa de en­tre­vis­tas y ter­mi­né que­dan­do. La prác­ti­ca du­ró unos 5 me­ses y la res­pon­sa­bi­li­dad que te­nía era mí­ni­ma, más que na­da te­nía que ve­nir, cum­plir ho­ra­rio y ha­cer las ta­reas que me asig­na­ban mi je­fe o mis com­pa­ñe­ros. Cual­quier co­sa que no su­pie­ra ha­cer, me la ex­pli­ca­ban, por­que de la se­cun­da­ria no sa­lís sa­bien­do to­do”, con­tó Ian.

“Cuan­do ter­mi­nó la pa­san­tía, ter­mi­né el co­le­gio y em­pe­za­ron mis va­ca­cio­nes, pe­ro al po­co tiem­po me lla- ma­ron y me di­je­ron que me ne­ce­si­ta­ban pa­ra tra­ba­jar en el área de téc­ni­ca y sis­te­mas. Acep­té, me efec­ti­vi­za­ron y soy em­plea­do fi­jo, ha­cien­do las mis­mas fun­cio­nes que los de­más, aun­que to­da­vía en un gra­do ju­nior. Pa­ra­le­la­men­te si­go es­tu­dian­do Cien­cias de la Compu­tación en una uni­ver­si­dad a dis­tan­cia”, agre­gó.

“Pa­ra mí, la po­si­bi­li­dad de ha­cer una pa­san­tía es ex­ce- len­te. Por un la­do, en la es­cue­la na­die te pre­sio­na ni te ilu­sio­na con que que­des tra­ba­jan­do en la em­pre­sa a la que vas. Y por otro, aun si no hu­bie­ra que­da­do co­mo em­plea­do fi­jo, me habría en­can­ta­do ha­cer­la, por­que si el día de ma­ña­na que­rés bus­car tra­ba­jo, ya te­nés ex­pe­rien­cia la­bo­ral pa­ra tu cu­rrí­cu­lum”, con­clu­yó.

“Es la prác­ti­ca de lo que apren­den, de lo que tie­nen que sa­ber ha­cer se­gún el tí­tu­lo con el que egre­san. El mar­co es muy ri­gu­ro­so, se re­quie­ren con­ve­nios, pro­yec­tar las ac­ti­vi­da­des que rea­li­za­rán los alum­nos y ade­más los pro­fe­so­res de prác­ti­cas los acom­pa­ñan. En Bahía Blan­ca se tra­ba­ja con mu­chas empresas y or­ga­nis­mos, hay tan­tos alum­nos de ru­bros co­mo elec­tro­me­cá­ni­ca, in­for­má­ti­ca, au­to­mo­tor, maes­tro ma­yor de obras, quí­mi­ca, ad­mi­nis­tra­ción, et­cé­te­ra, que una so­la em­pre­sa no po­dría ab­sor­ber­los a to­dos”, agre­gó.

So­bre la la­bor que rea­li­zan los alum­nos de es­cue­las téc­ni­cas ha­ce tres años en la ciu­dad, Pe­tris acla­ró que los mis­mos “no tie­nen res­pon­sa­bi­li­dad, los res­pon­sa­bles son el pro­fe­sor, el coor­di­na­dor y el due­ño de la em­pre­sa que per­mi­te el in­gre­so de los alum­nos. Se tra­ba­ja en ta­lle­res, plan­tas, la­bo­ra­to­rios, ob­via­men­te es­tá to­do cu­bier­to por el se­gu­ro es­co­lar”.

"La po­si­bi­li­dad de una pa­san­tía es ex­ce­len­te", di­ce Ian.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.