“Ne­ce­si­ta­mos que los em­plea­dos es­tén me­jor”

César Tom­ma­si asu­mió el car­go de je­fe de Ga­bi­ne­te con el ob­je­ti­vo de ha­cer más efi­cien­te al mu­ni­ci­pio.

La Nueva Domingo - - LA CIUDAD - Ma­rio Mi­ner­vino mmi­ner­vino@la­nue­va.com

A sus 59 años, lue­go de tran­si­tar por la ac­ti­vi­dad pri­va­da y des­de ha­ce dos años li­ga­do al go­bierno de Cam­bie­mos en sus dis­tin­tos ni­ve­les, na­cio­nal, pro­vin­cial y mu­ni­ci­pal, César Tom­ma­si asu­mió el miér­co­les la je­fa­tu­ra de ga­bi­ne­te del mu­ni­ci­pio, car­go crea­do en 2012 y va­can­te des­de que asu­mió Héc­tor Gay.

A di­fe­ren­cia de sus an­te­ce­so­res, Tom­ma­si ex­pli­ca que su ta­rea no ten­drá un cos­ta­do po­lí­ti­co fuer­te, sino un ob­je­ti­vo muy es­pe­cí­fi­co: "Ha­cer efi­cien­te al mu­ni­ci­pio".

Pa­ra eso bus­ca­rá que tan­to los em­plea­dos co­mo los fun­cio­na­rios sal­gan de su "evi­den­te es­ta­do de opre­sión la­bo­ral" pa­ra agi­li­zar to­da la ma­qui­na­ria bu­ro­crá­ti­ca.

Con una li­cen­cia­tu­ra en Geo­lo­gía y un pos­gra­do en Pro­gra­ma de Desa­rro­llo Di­rec­ti­vo IAE, Tom­ma­si tam­bién par­ti­ci­pa­rá de las de­ci­sio­nes en la con­for­ma­ción del nue­vo ga­bi­ne­te, que se co­no­ce­rá a fi­nes de es­te mes o ini­cios de di­ciem­bre.

--¿Us­ted ya te­nía re­la­ción con Gay? ¿Có­mo lle­ga a es­te car­go?

--Sí, ha­ce dos años que ven­go tra­ba­jan­do en dis­tin­tas cues­tio­nes y has­ta pre­pa­ré un plan pa­ra desa­rro­llar en la Mu­ni­ci­pal­dad. Héc­tor pen­só que es­te es el mo­men­to pa­ra lle­var ade­lan­te al­gu­nas de esas ideas y me­jo­rar el fun­cio­na­mien­to ope­ra­ti­vo de la co­mu­na. --¿Cuál se­rá su fun­ción prin­ci­pal?

--Creo que es­ta es una épo­ca de dar. Ten­go una edad don­de no bus­co un car­go ni ha­cer ca­rre­ra po­lí­ti­ca. Mi tra­ba­jo es agre­gar va­lor a lo que te­ne­mos. Por eso la idea de ser "je­fe de ga­bi­ne­te" es un tan­to fal­sa: yo voy a co­la­bo­rar con las se­cre­ta­rías pa­ra li­be­rar al in­ten­den­te de

cier­tas cues­tio­nes y re­sol­ver de la me­jor ma­ne­ra los te­mas con­si­de­ra­dos prio­ri­ta­rios.

--Us­ted se­ña­ló que in­ten­ta­rá me­jo­rar la efi­cien­cia mu­ni­ci­pal. ¿Có­mo se lo­gra mo­di­fi­car una es­truc­tu­ra de tan­tos años?

--Mi­re, lo he he­cho en otras or­ga­ni­za­cio­nes. Es una cues­tión de mé­to­do. Hay que po­ner a las per­so­nas con la ex­pe­rien­cia ade­cua­da a ha­cer la ta­rea apro­pia­da pa­ra ca­da lu­gar. Es una ma­ne­ra de ha­cer sen­tir más ali­via­do al tra­ba­ja­dor, al que hoy per­ci­bo co­mo opri­mi­do. Bus­ca­re­mos ge­ne­rar un cli­ma la­bo­ral dis­ten­di­do, qui­tar ese es­ta­do de opre­sión y con­go­ja.

--¿Cree que el ám­bi­to pú­bi­co se pue­de em­pa­ren­tar con el pri­va­do?

--Sí, cla­ro. Ca­da ins­ti­tu­ción de­be te­ner cier­ta pro­duc­ti­vi­dad. Tam­po­co va a ser una exi­gen­cia: va­mos a in­cen­ti­var a que to­dos se su­men a es­te pro­yec­to, que ha­gan sus pro­pues­tas, que se in­tere­sen. Por su­pues­to que tam­bién ten­drán su re­co­no­ci­mien­to e in­cen­ti­vo. Pe­ro ne­ce­si­ta­mos que los em­plea­dos es­tén me­jor,tie­nen que ser fe­li­ces de ve­nir a tra­ba­jar y en­con­trar su lu­gar. --¿Có­mo se me­jo­ra el ca-

mino de ex­pe­dien­tes que a ve­ces re­co­rren has­ta 20 áreas an­tes de ser apro­ba­dos?

--Hay que ges­tio­nar el pro­ce­so, en­ten­der­lo y me­jo­rar­lo. Hoy ve­mos gen­te que vi­ve pa­ra fre­nar ex­pe­dien­tes, que en­tien­de que cuán­to más car­pe­tas tie­ne arri­ba de su es­cri­to­rio es por­que más tra­ba­ja. La idea es la opues­ta: un es­cri­to­rio va­cío es si­nó­ni­mo de es­tar ha­cien­do bien las co­sas. No­so­tros va­mos a po­ner un lí­mi­te de tiem­po pa­ra ca­da trá­mi­te y ca­da se­cre­ta­ría va a ana­li­zar có­mo me­jo­rar­lo. Una for­ma es que el pri-

me­ro de ca­da ca­de­na con­vo­que a los otros es­la­bo­nes que par­ti­ci­pan y avan­zar en pa­ra­le­lo. Va­mos a ir ba­jan­do los tiem­pos y ajus­tan­do has­ta lle­gar al ob­je­ti­vo.

--¿Es­ta co­rre­ción pue­de de­ri­var en que se plan­tee una re­duc­ción del per­so­nal mu­ni­ci­pal?

--No, no te­ne­mos pues­to el fo­co en esa cues­tión. Los tra­ba­ja­do­res tie­nen es­ta­bi­li­dad la­bo­ral, no es al­go que nos in­tere­se cam­biar. Lo que que­re­mos es je­rar­qui­zar a quien tra­ba­ja de ma­ne­ra res­pon­sa­ble, a quien se preo­cu­pa y en­tien­de es­ta pro­pues­ta.

El li­cen­cia­do Tom­ma­si fue ge­ren­te de Ope­ra­cio­nes en la fir­ma Pro­fer­til has­ta 2015 y lue­go tra­ba­jó en el Mi­nis­te­rio del In­te­rior, que con­du­ce Ro­ge­lio Fri­ge­rio.

“Ca­da ins­ti­tu­ción de­be te­ner cier­ta pro­duc­ti­vi­dad”, di­ce.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.