Una jo­ven de­nun­ció que fue vio­la­da y des­pués aban­do­na­da in­cons­cien­te

La víc­ti­ma sos­tu­vo que dos hom­bres ma­yo­res la in­ter­cep­ta­ron y la obli­ga­ron a su­bir a un vehícu­lo.

La Nueva Domingo - - SEGURIDAD. -

La po­li­cía in­ves­ti­ga un he­cho ocu­rri­do en las úl­ti­mas ho­ras, en el que una chi­ca de­nun­ció que fue vio­la­da por dos per­so­nas, quie­nes la in­ter­cep­ta­ron y ha­brían ador­me­ci­do con al­gún fár­ma­co, pa­ra fi­nal­men­te de­jar­la aban­do­na­da en un sec­tor del Par­que de Ma­yo.

Se­gún tras­cen­dió, el he­cho ha­bría ocu­rri­do el vier­nes pa­sa­do, al­re­de­dor de las 14.30, lue­go que la jo­ven, de 18 años de edad, sa­lie­ra de su tra­ba­jo ubi­ca­do en Ni­ca­ra­gua al 1100, y cuan­do se di­ri­gía ha­cia la pa­ra­da del co­lec­ti­vo que la tras­la­da­ría has­ta su vi­vien­da si­tua­da en el ba­rrio Mo­re­sino.

En esas cir­cuns­tan­cias, al lle­gar a la es­qui­na de Al­va­ra­do y Pe­rú, fue in­ter­cep­ta­da por los in­di­vi­duos.

“Ella di­jo que eran dos per­so­nas ma­yo­res, que no eran jó­ve­nes. Y la obli­ga­ron a se­guir ca­mi­nan­do”, co­men­tó una alle­ga­da a la víc­ti­ma, quien se ha­lla­ba en la ca­sa de la jo­ven y ase­gu­ró que la dam­ni­fi­ca­da “no co­men­tó que es­tu­vie­ran ar­ma­dos, só­lo que la lle­va­ron. ”.

La de­nun­cian­te, en se­de po­li­cial, ma­ni­fes­tó que su cap­to­res, en la in­ter­sec­ción de Pe­rú y Za­pio­la, la hi­cie­ron su­bir a un vehícu­lo y le ta­pa­ron la bo­ca con al­go que le pro­vo­có un es­ta­do de in­cons­cien­cia.

“Yo me en­te­ré de es­to por­que vino un po­li­cía a com­prar y, por te­lé­fono, le co­men­ta­ba al­gu­nos da­tos a un com­pa­ñe­ro, co­mo por ejem­plo el re­co­rri­do que ella ha­bía he­cho ca­mi­nan­do. De to­dos mo­dos, a esa ho­ra yo y un mu­cha­cho es­tá­ba­mos co­mien­do al­go acá afue­ra y no vi­mos na­da anor­mal; aun­que, la ver­dad, es­tá pa­san­do ca­da co­sa...”, di­jo un co­mer­cian­te del sec­tor.

“¿Fue en es­ta es­qui­na?”, pre­gun­tó una jo­ven que lo acom­pa­ña­ba en el ne­go­cio, an­tes de acla­rar que “si la chi­ca hu­bie­ra gri­ta­do, se ha­bría lla­ma­do a la po­li­cía”.

De­ta­lles

En su de­nun­cia, la jo­ven ma­ni­fes­tó que ho­ras más tar­de apa­re­ció en el Par­que de Ma­yo, sin po­der dar pre­ci­sio­nes so­bre el tra­yec­to re­co­rri­do de­bi­do al es­ta­do de in­cons­cien­cia ma­ni­fes­ta­do.

“Has­ta que fue in­ter­cep­ta­da es­tu­vo cha­tean­do con su ma­ri­do, que es­ta­ba en la uni­ver­si­dad”, di­jo la alle­ga­da.

Una vez que la jo­ven arri­bó a su vi­vien­da, en ese lu­gar fue en­tre­vis­ta­da por el je­fe de ca­lle de la sec­cio­nal Sex­ta y pos­te­rior­men­te tras­la­da a la co­mi­sa­ría de la Mu­jer y la Fa­mi­lia, don­de ra­di­có la de­nun­cia.

“Ella di­jo que al re­cu­pe­rar la con­cien­cia sin­tió do­lo­res en el cue­llo y los bra­zos. Y en la po­li­cía le hi­cie­ron las pe­ri­cias”, con­clu­yó.

SE­BAS­TIÁN COR­TÉS-LA NUE­VA.

Sec­tor don­de la jo­ven de­nun­ció ha­ber si­do obli­ga­da a su­bir un au­to­mó­vil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.