“Me arre­pien­to de no in­da­gar so­bre la gen­te”

Vol­vió al país la jo­ven que se ca­só con un af­gano mu­sul­mán en la In­dia. El ma­ri­do la vio­la­ba y gol­pea­ba y ella se re­fu­gió en el con­su­la­do de Del­hi.

La Nueva Domingo - - SOCIEDAD. -

Una mu­jer san­jua­ni­na de 31 años res­ca­ta­da por el Con­su­la­do Ar­gen­tino en la In­dia a don­de fue a ca­sar­se con un hom­bre que co­no­ció a tra­vés de una red so­cial pe­ro ter­mi­nó sien­do víc­ti­ma de vio­len­cia ex­tre­ma re­gre­só ayer sa­na y sal­va al Ae­ro­puer­to Do­min­go Faus­tino Sarmiento don­de se re­en­con­tró con su ma­dre.

La jo­ven vol­vió gra­cias a un operativo del Go­bierno de San Juan que se co­mu­ni­có con el Con­su­la­do Ar­gen­tino en In­dia tras un pe­di­do de au­xi­lio que hi­zo la ma­dre de Da­nie­la, de­ses­pe­ra­da por­que la jo­ven, bio­quí­mi­ca y oriun­da de Po­ci­to, es­ta­ba vi­vien­do una si­tua­ción de so­me­ti­mien­to por par­te de su ma­ri­do, un af­gano de re­li­gión mu­sul­ma­na que co­no­ció por in­ter­net y con quien se ca­só en la In­dia.

Lo­gra­ron res­ca­tar­la de la ca­sa don­de vi­vía con el su­je­to, que la vio­la­ba y gol­pea­ba, y es­tu­vo que­da­da dos días en la ca­sa del cón­sul en Del­hi pa­ra res­guar­dar­se de su ma­ri­do.

Acom­pa­ña­da por una de­le­ga­ción de la Se­cre­ta­ría de Re­la­cio­nes Ins­ti­tu­cio­na­les del Go­bierno de la Pro­vin­cia, a car­go de Ele­na Pe­lle­tier, Da­nie­la Es­pe­jo, de 31 años, se mos­tró aún con­mo­vi­da por la si­tua­ción que le to­có vi­vir y pro­nun­ció unas po­cas pa­la­bras en las que agra­de­ció a to­dos por su preo­cu­pa­ción.

“Fue un se­cues­tro”, ex­pre­só la bio­quí­mi­ca a los me­dios de pren­sa a la sa­li­da de la es­ta­ción ter­mi­nal, re­su­mien­do el cal­va­rio que le to­có vi­vir a mi­les de ki­ló­me­tros de dis­tan­cia.

“Me arre­pien­to de no in­da­gar más so­bre la gen­te”, agre­gó. La odi­sea de la san­jua­ni­na en la In­dia que pu­so en ries­go su vi­da que­dó en el pa­sa­do re­cien­te y ya se en­cuen­tra jun­to a los su­yos.

Agra­de­ci­mien­to

La bio­quí­mi­ca que se fue por amor a la In­dia arri­bó a la pro­vin­cia y, aun con­mo­vi­da por lo vi­vi­do, ha­bló al­gu­nas pa­la­bras con la pren­sa san­jua­ni­na que la es­pe­ra­ba en el Ae­ro­puer­to Do­min­go Faus­tino Sarmiento.

“Quie­ro agra­de­cer­le a la doc­to­ra Pe­lle­tier (se­cre­ta­ría de Re­la­cio­nes Ins­ti­tu­cio­na­les), al Go­ber­na­dor (Uñac), a la em­ba­ja­da (Ar­gen­ti­na en la In­dia), pe­ro aho­ra no pue­do ha­blar más”, di­jo Da­nie­la, ca­mino a la ca­mio­ne­ta que la es­pe­ra­ba pa­ra lle­var­la a su ca­sa.

El operativo de res­ca­te fue tan rá­pi­do co­mo iné­di­to, el de ma­yor des­plie­gue que reali­zó has­ta aho­ra el Mi­nis­te­rio de Go­bierno, que se hi­zo car­go de los pa­sa­jes pa­ra que pu­die­ra sa­lir rá­pi­do del le­jano país.

“Ella es­tá bien, pre­sen­ta le­sio­nes de la re­la­ción que tie­ne con es­te hom­bre y el da­ño psi­co­ló­gi­co tam­bién, es­ta­ba con ata­ques de pá­ni­co y en es­ta­do de shock.

WWW.DIARIODECUYO.COM.AR

Da­nie­la Es­pe­jo, al mo­men­to de lle­gar a la Ar­gen­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.