El im­por­tan­te rol de las em­pre­sas fa­mi­lia­res

Sil­via Ba­tis­ta, di­rec­to­ra de la se­de Re­gio­nal del Ins­ti­tu­to Ar­gen­tino de la Em­pre­sa Fa­mi­liar, hi­zo un aná­li­sis.

La Nueva Domingo - - LA CIUDAD - Pa­blo Andrés Al­va­rez pal­va­rez@la­nue­va.com

Con una for­ma in­no­va­do­ra pa­ra lle­var su men­sa­je, el Ins­ti­tu­to Ar­gen­tino de la Em­pre­sa Fa­mi­liar (IADEF) or­ga­ni­zó la se­ma­na pa­sa­da una ac­ti­vi­dad cul­tu­ral de­no­mi­na­da “La or­ques­ta y sus se­me­jan­zas con la em­pre­sa fa­mi­liar”.

Con 12 mú­si­cos en es­ce­na, di­ri­gi­dos por el pres­ti­gio­so maes­tro es­pa­ñol Jor­di Mo­ra, se de­mos­tró la im­por­tan­cia de los ro­les en el desa­rro­llo de un es­ti­lo em­pren­di­mien­to muy par­ti­cu­lar que pro­yec­ta su fu­tu­ro a lar­go pla­zo.

“El even­to se en­fo­ca en el pa­ra­le­lis­mo en­tre una em­pre­sa fa­mi­liar y una or­ques­ta. A tra­vés de la obra se desa­rro­llan va­rios as­pec­tos, co­mo los va­lo­res y la ar­mo­nía pa­ra con­se­guir el ob­je­ti­vo fi­nal, que es que to­do fun­cio­ne co­rrec­ta­men­te. Tam­bién ha­bla de los ro­les. Al­gu­nos que pa­re­cen sin im­por­tan­cia, pe­ro que en el con­jun­to de las co­sas son vi­ta­les”, re­su­mió la li­cen­cia­da Sil­via Ba­tis­ta, Di­rec­to­ra de la se­de Re­gio­nal del Ins­ti­tu­to Ar­gen­tino de la Em­pre­sa Fa­mi­liar, que fun­cio­na en nues­tra ciu­dad des­de 2013.

Fue la se­gun­da vez que el tra­ba­jo de Jor­di Mo­ra se pre­sen­tó en el país, a tra­vés de las ges­tio­nes de la li­cen­cia­da Na­ta­lia Ch­ris­ten­sen, Di­rec­to­ra de Ca­pa­ci­ta­ción de IADEF.

“Re­su­me per­fec­ta­men­te el pen­sa­mien­to glo­bal del Ins­ti­tu­to. De re­pen­te, cuan­do se ha­bla de em­pre­sa fa­mi­liar se lo re­la­cio­na con aque­llas py­mes pe­que­ñas que re­cién em­pie­zan y sin em­bar­go, en nues­tra ciu­dad, hay em­pre­sas fa­mi­lia­res con mu­chos años de tra­yec­to­ria y que han cre­ci­do ex­po­nen­cial­men­te”, es­gri­mió Ba­tis­ta.

Y agre­gó: “Pa­ra una em­pre­sa de fa­mi­lia, lo más im­por­tan­te no es el re­sul­ta­do eco­nó­mi­co-fi­nan­cie­ro, sino que lo tras­cen­den­tal ra­di­ca en la con­ti­nui­dad de la em­pre­sa a tra­vés de las ge­ne­ra- cio­nes. Y eso no es sen­ci­llo. Por eso son tan im­por­tan­tes di­fe­ren­ciar los ro­les, el tra­ba­jo en equi­po y, fun­da­men­tal­men­te, la co­mu­ni­ca­ción”.

Ba­tis­ta re­mar­có los obs­tácu­los que atra­vie­san es­te ti­po de com­pa­ñías cuan­do plan­tean su con­ti­nui­dad.

“El pri­mer pe­río­do, el que es­tá a car­go del fun­da­dor, no es el más im­por­tan­te, sino el si­guien­te, que es lo­grar el tras­pa­so ha­cia la si­guien­te fa­se pa­ra que la em­pre­sa si­ga fun­cio­nan­do y sea per- du­ra­ble”.

Se­gún se­ña­ló, hay un al­tí­si­mo por­cen­ta­je de em­pre­sas que no lo­gran su­pe­rar esa pri­me­ra eta­pa.

“A ni­vel mun­dial, las es­ta­dís­ti­cas in­di­can que de 100 em­pre­sas fa­mi­lia­res, me­nos del 30 por cien­to lo­gra con­ti­nuar en la se­gun­da ge­ne­ra­ción. Y el por­cen­ta­je si­gue ba­jan­do pa­ra la ter­ce­ra. En nues­tro país, las agrí­co­la ga­na­de­ras son las que su­pe­ran con ma­yor fa­ci­li­dad ese tran­ce. In­clu­so, hay va­rias que ya van por la quin­ta ge­ne­ra­ción. Pe­ro en otros paí­ses, hay em­pre­sas con has­ta 15 ge­ne­ra­cio­nes. Eso lle­va un tra­ba­jo ar­ti­cu­la­do”.

Por eso, el Ins­ti­tu­to Ar­gen­tino de la Em­pre­sa Fa­mi­liar tra­ba­ja pa­ra me­jo­rar es­tos ín­di­ces.

“Des­de mi ex­pe­rien­cia, creo que la di­fi­cul­tad de re­la­ción in­ter­ge­ne­ra­cio­nal y la des­pro­fe­sio­na­li­za­ción son las cau­sas de los fra­ca­sos pa­ra el tras­pa­so. Ge­ne­ral­men­te, lo que su­ce­de, es que una em­pre­sa es­tá muy iden­ti­fi­ca­da con su fun­da­dor y no lo­gra el tras­pa­so a ma­nos de otro, que lle­ga con otra mi­ra­da. Aquí, lo que fa­lla es la pre­vi­sión pa­ra ir tra­ba­jan­do en el cam­bio de man­do que, in­de­fec­ti­ble­men­te, va a su­ce­der”.

“Hay que sen­si­bi­li­zar a las per­so­nas pa­ra que se re­co­noz­can co­mo em­pre­sas fa­mi­lia­res y que tra­ba­jen con ese fin. El se­gun­do pa­so, es re­co­no­cer és­ta ca­rac­te­rís­ti­ca co­mo una ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va. A par­tir de allí, to­do re­sul­ta más sen­ci­llo”.

“En nues­tra ciu­dad, hay em­pre­sas fa­mi­lia­res con mu­chos años de tra­yec­to­ria y que han cre­ci­do ex­po­nen­cial­men­te”, se­ña­ló la li­cen­cia­da Ba­tis­ta.

El maes­tro Jor­di Mo­ra en ple­na fun­ción, mar­can­do el pa­ra­le­lis­mo en­tre or­ques­ta y EF.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.