Se ale­ja la po­si­bi­li­dad de nue­vos des­bor­des

A me­dia­dos de abril, tras las úl­ti­mas gran­des llu­vias, Pa­so de las Pie­dras al­can­zó la co­ta má­xi­ma de 165 me­tros, pro­vo­can­do la inun­da­ción de cam­pos cer­ca­nos.

La Nueva - - LA CIUDAD - Adrián Lu­cia­ni alu­cia­ni@la­nue­va.com Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

Las ca­si nu­las pre­ci­pi­ta­cio­nes re­gis­tra­das en los úl­ti­mos dos me­ses co­mien­zan a ale­jar el ries­go de des­bor­des en el di­que Pa­so de las Pie­dras, aun­que pe­se a la tre­gua otor­ga­da por la na­tu­ra­le­za no se evi­den­cian obras por par­te de la Di­rec­ción Pro­vin­cial de Hi­dráu­li­ca pa­ra lim­piar el cau­ce del río Sau­ce Gran­de y evi­tar nue­vas inun­da­cio­nes de cam­pos.

Des­de las úl­ti­mas gran­des llu­vias en la cuen­ca al­ta de di­cho cur­so de agua, a co­mien­zos de ma­yo, la co­ta del em­bal­se ha ido dis­mi­nu­yen­do pro­gre­si­va­men­te, has­ta en­con­trar­se aho­ra a 17 cen­tí­me­tros de su ni­vel de des­bor­de.

Si bien el com­por­ta­mien­to de la pre­sa es­tá su­je­to a las de­ci­sio­nes de la na­tu­ra­le­za, to­do ha­ce pre­ver que a más tar­dar a me­diano pla­zo, en la pró­xi­ma pri­ma­ve­ra, cuan­do co­mien­ce un nue­vo pe­río­do de pre­ci­pi­ta­cio­nes, el di­que co­men­za­rá a re­cu­pe­rar­se nue­va­men­te pa­ra lle­gar lleno al ve­rano.

Por aho­ra las aguas si­guen ba­jan­do y ge­ne­ran ali­vio en los pro­duc­to­res agro­pe­cua­rios asen­ta­dos en las cuen­cas me­dia e in­fe­rior del Sau­ce Gran­de, aguas aba­jo del di­que, pe­ro no hay obras ca­pa­ces de mo­ri­ge­rar el efec­to de nue­vas cre­ci­das.

A me­dia­dos de abril, gran­des pre­ci­pi­ta­cio­nes hi­cie­ron que Pa­so de las Pie­dras se lle­na­ra y des­bor­da­ra vol­can­do los ex­ce­den­tes ha­cia el río, cu­ya sa­li­da de cau­ce oca­sio­nó la inun­da­ción de cam­pos.

Aho­ra des­de la Au­to­ri­dad del Agua, or­ga­nis­mo que ad­mi­nis­tra el di­que, se man­tie­ne el aler­ta por ries­go de inun­da­ción, así co­mo la acer­ta­da decisión de pre­ser­var el re­cur­so hí­dri­co pa­ra ha­cer fren­te a even­tua­les pe­río­dos de se­quía.

Si bien de ma­ne­ra re­cu­rren­te se men­cio­na la po­si­bi­li­dad de pre­ve­nir y evi­tar las cre­ci­das del río me­dian­te la aper­tu­ra de las com­puer­tas de fon­do del di­que y dis­mi­nuir el ni­vel del em­bal­se pa­ra ha­cer fren­te al in­gre­so de abun­dan­tes cau­da­les, di­cha he­rra­mien­ta no re­sul­ta vá­li­da ni con­ve­nien­te por cuan­to el di­que no fue di­se­ña­do co­mo un re­gu­la­dor de cre­ci­das, sino co­mo fuen­te de apro­vi­sio­na­mien­to de agua pa­ra las lo­ca­li­da­des de Bahía Blan­ca y Pun­ta Al­ta.

Du­ran­te los años '80 y '90, por cues­tio­nes de se­gu­ri­dad y es­ta­bi­li­dad de la pre­sa (lue­go re­suel­tos), se es­ta­ble­ció que el di­que no po­día su­pe­rar la co­ta de 162 me­tros so­bre el ni­vel del mar, es de­cir, 3 me­tros por de­ba­jo de su ni- vel má­xi­mo ac­tual, al cual tre­pó a me­dia­dos de abril úl­ti­mo.

Pre­ci­sa­men­te es­ta mi­sión de fuen­te de abas­te­ci­mien­to co­rrió ries­gos a par­tir de 2009 por la ex­ten­sa se­quía y la ero­ga­ción de cau­da­les y la dis­po­si­ción del Co­mi­té de Cuen­ca del río Sau­ce Gran­de de man­te­ner una co­ta de re­gu­la­ción un me­tro me­nor a la má­xi­ma, pa­ra ab­sor­ber una cre­ci­da y dis­mi­nuir da­ños aguas aba­jo.

Has­ta la ha­bi­li­ta­ción del di­que, en 1972, el río cre­ci­do so­lía co­rrer rá­pi­da­men­te en di­rec­ción al mar, arra­san­do to­do a su pa­so, aun­que el agua es­cu­rría en un bre­ve lap­so y el to­rren­te se en­car­ga­ba de lim­piar na­tu­ral­men­te el cau­ce.

Con la cons­truc­ción de la pre­sa so­bre­vi­nie­ron 10 años don­de el cau­ce fue cor­ta­do pa­ra lle­nar el di­que y lue­go las cre­ci­das que ba­ja­ban de las sie­rras ter­mi­na­ban em­bal­sán­do­se.

To­do es­to hi­zo que el río en sus cuen­cas me­dia y ba­ja se em­ban­ca­ra y cu­brie­ra de ma­le­zas, lo que aho­ra, sin un ade­cua­do man­te­ni­mien­to por par­te de la Di­rec­ción de Hi­dráu­li­ca, im­pi­de el rá­pi­do es­cu­rri­mien­to de las aguas en di­rec­ción al mar.

ARCHIVO-LA NUE­VA.

La es­ca­sez de pre­ci­pi­ta­cio­nes,

una vez más, ge­ne­ró una dis­mi­nu­ción en la co­ta. De to­dos mo­dos, se en­cuen­tra a 164,83 me­tros so­bre el ni­vel del mar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.