Se ne­gó a de­cla­rar el impu­tado de un sal­va­je ata­que en Pun­ta Al­ta

Pedro So­ria no pres­tó con­for­mi­dad pa­ra la rea­li­za­ción del ac­to de in­da­ga­to­ria cuan­do el fis­cal Eduar­do Za­ra­tie­gui se pre­sen­tó en el Hos­pi­tal Mu­ni­ci­pal. Es­tá acu­sa­do de ten­ta­ti­va de ho­mi­ci­dio do­ble­men­te agra­va­do.

La Nueva - - SEGURIDAD -

Se ne­gó a de­cla­rar ayer el in­di­vi­duo de­te­ni­do por la bru­tal pa­li­za que su­frió una mu­jer en un con­fu­so epi­so­dio re­gis­tra­do el vier­nes de la se­ma­na pa­sa­da en Pun­ta Al­ta.

Se tra­ta de Pedro Ben­ja­mín So­ria (58), do­mi­ci­lia­do en ca­lle Pe­lle­gri­ni 1531, de aque­lla ciu­dad, quien es­tá impu­tado de los de­li­tos de ten­ta­ti­va de ho­mi­ci­dio do­ble­men­te agra­va­do, por ale­vo­sía y ten­ta­ti­va de fe­mi­ci­dio.

El hom­bre --cu­ya arres­to fue so­li­ci­ta­do por a la fis­cal Clau­dia Lo­ren­zo, de la UFIJ Nº 15, y or­de­na­da por el doc­tor Gui­ller­mo Gas­tón Mér­cu­ri, ti­tu­lar del Juz­ga­do de Ins­truc­ción Nº 2-- se pre­sen­tó al­re­de­dor de las 16.30 del jue­ves en la se­de de la De­le­ga­ción De­par­ta­men­tal de In­ves­ti­ga­cio­nes (DDI) lo­cal.

Dos ho­ras des­pués, pre­ci­sa­men­te a las 18.32, el su­je­to de­bió ser tras­la­da­do has­ta el Hos­pi­tal Mu­ni­ci­pal de­bi­do a una des­com­pen­sa­ción que pa­de­ció en la de­pen­den­cia.

El fis­cal Eduar­do Ho­ra­cio Za­ra­tie­gui, su­bro­gan­te de la UFIJ Nº 11, se tras­la­dó en la vís­pe­ra has­ta el ci­ta­do no­so­co­mio pa­ra dar cum­pli­mien­to a lo dispuesto por el ar­tícu­lo 308 del Có­di­go Pe­nal.

Pe­ro So­ria, ase­so­ra­do por el abo­ga­do Juan Ma­nuel Mar­tí­nez, se ne­gó a dar su con­for­mi­dad pa­ra la rea­li­za­ción del ac­to in­da­ga­to­rio.

“Si me­jo­ra su es­ta­do de sa­lud la pró­xi­ma se­ma­na de­cla­ra­rá”, di­jo el abo­ga­do.

Se su­po que el sos­pe­cho­so fue asis­ti­do en la guar­dia del cen­tro asis­ten­cial por un do­lor ab­do­mi­nal y a las 12 de ayer re­ci­bió el al­ta mé­di­ca. En ca­li­dad de de­te­ni­do fue alo­ja­do en el Hos­pi­tal Na­val de Puer­to Bel­grano.

En gra­ve es­ta­do

En tan­to, la víc­ti­ma del bru­tal ata­que, Ana­lía Brown (36), per­ma­ne­ce in­ter­na­da en el área de Cui­da­dos Crí­ti­cos del Hos­pi­tal Pen­na.

“La pa­cien­te si­gue in­ter­na­da acá en co­ma far­ma­co­ló­gi­co”, fue la es­cue­ta in­for- ma­ción brin­da­da en la vís­pe­ra des­de el no­so­co­mio.

Co­mo se in­for­mó en es­tas co­lum­nas, el epi­so­dio se pro­du­jo en­tre las 20 del vier­nes y las 2 del sá­ba­do, cuan­do la mu­jer fue ha­lla­da en la vi­vien­da de So­ria, in­cons­cien­te y gra­ve­men­te he­ri­da, al pun­to tal que le fue­ron apli­ca­dos po­co me­nos cien pun­tos de su­tu­ra.

“Tie­ne he­ri­das cor­tan­tes (pro­vo­ca­das) con un cu­chi­llo y una bo­te­lla ro­ta; la qui­sie­ron de­go­llar”, afir­mó en su mo­men­to la ma­dre de la víc­ti­ma, Ir­ma Mi­ran­da, quien ase­gu­ró que su hi­ja “tie­ne unas dos­cien­tas cor­ta­du­ras en su cuer­po y se­ten­ta en la ca­ra”.

La mu­jer ex­pli­có que “na­die sa­be qué pa­só esa no­che. Es­te mal­di­to malna­ci­do di­ce que mi hi­ja le qui­so ro­bar, pe­ro la sa­ca­ron muer­ta de ese lu­gar y la re­vi­vie­ron en el hos­pi­tal”.

La fis­ca­lía tie­ne un pla­zo de quin­ce días pa­ra so­li­ci­tar la pri­sión pre­ven­ti­va del mi­li­tar re­ti­ra­do Pedro So­ria. Co­men­tá es­ta cró­ni­ca en la­nue­va.com

EM­MA­NUEL BRIANE-LA NUE­VA.

Pedro So­ria es

tras­la­da­do al Hos­pi­tal Mu­ni­ci­pal, po­co des­pués de des­com­pen­sar­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.