“Por el gru­po y su gen­te, me da lás­ti­ma de­jar Ti­ro”

La Nueva - - DEPORTES -

Ti­ro Fe­de­ral. "Por el gru­po y su gen­te, por los que tra­ba­jan y por los que alien­tan, me da lás­ti­ma aban­do­nar en es­te mo­men­to. Ti­ro es una fa­mi­lia, con di­ri­gen­tes que tra­tan de que te sien­tas en el me­jor lu­gar del mun­do", di­jo Juan. Y sí..." ¿Lle­ga­ba a Pri­me­ra ju­gan­do en Ti­ro? Sí, lo pen­sa­ba, pe­ro los tiem­pos iban a ser otros. Es­ta po­si­bi­li­dad de ir a Ita­lia sa­lió muy rá­pi­do y, por suer­te, to­dos en­ten­die­ron que era lo me­jor pa­ra mi fu­tu­ro". Jo­sé Mau­ri. "Un crack. Con 19 años fir­mó con­tra­to por cua­tro. Se adap­tó ra­pi­dí­si­mo al fút­bol de allá. In­clu­so tie­ne la do­ble ciu­da­da­nía, por­que ju­gó tres par­ti­dos en el sub 17 de Ita­lia". ¿Y el con­tra­to?. "An­tes de que Olim­po des­cien­da, en 2012, yo ha­bía fir­ma­do con­tra­to has­ta ju­nio de 2015. La­men­ta­ble­men­te el equi­po per­dió la ca­te­go­ría, pe­ro yo se­guí en­tre­nan­do por­que te­nía con­tra­to. No me de­ja­ban ju­gar en la Li­ga, me acla­ra­ban que me te­nía que cui­dar, pe­ro un mes y me­dio des­pués de ha­ber­se ce­rra­do el li­bro de pa­ses del tor­neo si­guien­te (en Pri­me­ra), me in­for­man que que­da­ba li­bre. Lo que su­ce­dió fue que ese con­tra­to que yo ha­bía fir­ma­do an­tes del des­cen­so nun­ca lo pre­sen­ta­ron en AFA, pa­ra no pa­gar­me, y así re­no­var el plan­tel con la lle­ga­da de 21 re­fuer­zos. Al­gún ne­go­cio hu­bo, por­que cor­ta­ron a los pi­bes pa­ra re­em­pla­zar­los con ju­ga­do­res nue­vos que tu­vie­ron po­ca o na­da de par­ti­ci­pa­ción en el equi­po que des­pués as­cen­dió". Sin ren­cor. "Dag­na que­ría que me que­de, y Pe­raz­zo no sé, por­que cuan­do ha­bla­ba de mi pon­de­ra­ba mis con­di­cio­nes. Lo que nun­ca su­pe es por­que el pre­si­den­te nun­ca se im­pu­so. Es más, el día que me echa­ron, Pe­raz­zo no me lo vino a de­cir, el que dio la ca­ra fue el ´Pá­ja­ro' Her­nán­dez (en ese en­ton­ces DT de la Re­ser­va), cuan­do yo en­tre­na­ba con los pro­fe­sio­na­les. Pe­ro no le guar­do ren­cor a na­die, ni si­quie­ra a Mau, quien es­tan­do en su ofi­ci­na, nun­ca me qui­so aten­der. En­tre el 30 de ju­nio y el 15 de agos­to de aquel año fui diez ve­ces al club y nun­ca me aten­dió. Es más, aho­ra ni si­quie­ra me sa­lu­da".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Argentina

© PressReader. All rights reserved.